25/1/20

Retazo - Decadencia




RETAZO


-

Decadencia


 ¡Hola, hola, hola!


 SÁBADO. Y tarde. Benditos fines de semana, joder, la falta que le hacen a una. Contadme, ¿cómo ha sido vuestra semana? La mía una mezcla de lo más… curiosa. Si tuviera que quedarme con algo bueno, seguramente sería esas noches que huelen a nostalgia. Esas en las que desempolvas una película vieja, una que te hace pensar en tu infancia. Y todo está bien.

 ¡CAMBIOS! He estado dándole vueltas y, bueno, hay secciones en el blog que hace mil años – venga, corazón, no seas exagerada – que no uso/hago. Así que… se van. Sí, sí, hay alguna que otra que va a desaparecer. No notaréis la diferencia, tranquilas, tranquilos.

 ¡MÁS CAMBIOS! Quiero empezar a darles un poquito de protagonismo a entradas en las que he estado pensando. Por no reseñar siempre, que parece que no sepa hacer nada más y, en fin, al final una se aburre. Así que sí, espero que los cambios que se avecinan os gusten.

 Hoy toca retazo. Ajá, aquí una servidora se convierte hoy en blanco de críticas. Ya sabéis que quiero opiniones sinceras. Si os parece un truño, lo decís. Nadie va a odiar a nadie por ser sincera, sincero. O, al menos, yo no. ¡Pero no me enrollo más! ¡Dentro retazo!


Imagen extraída de: ovusly.tumblr.com/


Decadencia

 Era la decadencia de una ciudad todavía dormida.

 Olía a hojas secas y lluvia.

 Mojada. Calada de frío. Y corriendo. Corriendo por un poco de luz, calor y pies secos.

 Era la decadencia de una calle desierta.

 Postigos echados, olor a humo. Viciado, tan denso que se mezclaba con las volutas de aire que se me escapaban de los labios.

 Era la explosión de luz. Lejos, tan lejos que parecía que no fuese a llegar nunca.

 Llovía a plomo. Llovía a puta quemarropa. Llovía tanto que ya no se veía nada. Una suerte de niebla congelada que hacía que cada bocanada de oxígeno helara hasta el punto de quemar.

 Me caí. Ni siquiera sé cuándo, dónde o por qué. El golpe, un chapoteo salpicado de dolor y ese líquido viscoso que anuncia que sí, que es sangre; fue sólo un parpadeo. Un estallido de dolor en medio de un vacío inmenso.

 Todavía podía escucharlo. El ácido salpicado de azúcar.

 Me levanté con los oídos taponados, una suerte de pitido estridente que aplacaba los truenos; y corrí. Tropezando una y otra vez. Hasta que sólo quedaron las lágrimas, la lluvia y la sangre.

 “No te vayas”. Corre. Corre. Corre. “No te vayas”. Joder, corre.

 Parpadeos. Luces. Sombras.

 Y dolor.

 Y palabras. Tus palabras. Afiladas como putos cuchillos. Sangrando por ellas, sangrando con ellas.

 Gangrena. La jodida gangrena que se lo tragaba todo. Y de fondo, la mentira, el susurro, el “no te vayas” al que le sigue la decadencia.

 La decadencia de una ciudad en llamas.

 La decadencia de una puta calle en ruinas.

 Y nuestros escombros. Las cenizas, el polvo. La sangre y las lágrimas.

 Corre. Joder, corre, ¡corre!

 Me levanté, cada latigazo de dolor mordiéndome la piel, abriendo las heridas.

 No había fuerza, ya no. Pero estaba de pie.

 Caminar. Caminar bajo ese cielo en ruinas. Y llegar.

 A casa. Mi casa.

 Con sangre y lágrimas. Pero en casa.

 Una casa llena de polvo y recuerdos. La misma en la que, joder, todo iba bien.

 Por el silencio.

 El silencio en el que te escuchas, en el que te dices que sí, que esta vez lo has hecho bien.

 El mismo silencio que consigue que cada lágrima haya valido la pena.

 Era la decadencia de una ciudad todavía dormida.

 Era la decadencia… pero no la de mis ruinas.


14 comentarios:

  1. Lo primero de todo, tu texto me ha encantado. Tiebe ese aire nostálgico de los días de lluvia y de frío. Creo que llega al corazón.
    Cambia el blog lo que quieras, pero sigue con las reseñas, por Dios. Me gustan mucho tus reseñas y los libros que escoges.
    Un beso fuerte y que tengas un finde genial.

    ResponderEliminar
  2. Bendito fin de semana, Carme. Yo también los necesito como agua de mayo.
    Respecto al blog, te entiendo mucho pues hasta que yo dí con lo que realmente quería estuve dando vueltas y cambiando mil y una vez. Pero eso está bien pues significa que evolucionamos. Pero no dejes de reseñar pues creo que es la esencia de lo que hacemos, nuestra identidad.
    Y respecto a escribir, sigue así. Me ha encantado. Muy atmosférico ¿no?
    Pues te mando un besazo enorme. Muach!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola, Carme!,
    Me ha encantado este retazo que has compartido con tod@s nosotr@s ^^.
    Tienes una forma de escribir muy intimista y muy de sentimientos, y eso es algo que me encanta :D.
    En cuanto al blog, las reformas que hagas en el mismo bien estarán ;). Al final, tú mejor que nadie sabe lo que quiere hacer, porque este rinconcito es nuestro y lo importante es disfrutar con él y sentirse bien con lo que un@ está haciendo ;)
    Y bueno, bueno, me alegro de que hayas tenido una semana curiosa ;). La verdad es que la mía ha sido demasiado intensa y he acabado muerta, así que este finde toca descansar.
    Un besito de tinta enorme y hasta muy pronto :D

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola guapísima!

    Ea, ya no eres tú la única que tiene que ponerse al día xD Ay, Carme, qué de cosas hay por hacer y qué poco tiempo :( Echaba de menos pasarme por los blogs, así que espero sacar algún que otro ratito, aunque si te soy sincera últimamente me da también bastante pereza porque acabo cansadísima XD

    Ohh, da pena decirle adiós a algunas secciones, pero bueno, si ya no te apetecía hacerlas o nunca encuentras el momento, tampoco es plan de forzarlas. Eso sí, me dejas con los dientes muy largos :D Tengo mucha curiosidad por saber qué nuevas cosillas nos traes ^^ Voy a leer tu retazo, que ya sabes que me encantan *-*

    OHH CARME QUÉ BONITO. Si algún día publicas un libro, dímelo que te lo compro. ¿Qué te digo que no te haya dicho nada? Me encanta cómo escribes, Carme :) Tus retazos son muy intensos, cargados de matices y muy evocadores. Si es que no le sobra ni un espacio, mujer *-* Estás hecha toda una artistaza :D
    Me ha encantado la imagen que creas con la decadencia de las ruinas, tanto exteriores como interiores, y que al final de esa calle esté el hogar. Al menos, para mí mi casa siempre ha sido mi refugio y, jo, ahora me ha entrado la nostalgia y echo de menos mi casa :'(

    Lo único que puedo añadir es que no dejes de escribir nunca, Carme ^^ ¡Lo haces fenomenal!
    Pues nada, chica, ánimo con todos esos cambios :)

    ¡Un besazo enorme, guapísima!

    ResponderEliminar
  5. Aiii me ha encantado. La descripción de los días de frío, lo que sucede, los sentimientos que emanan de ella... y eso mezcla de lenguaje más literario y otro más coloquial que rompe con el otro y le da más fuerza al texto,
    Lo único, para mi gusto, es que tres "put@" en un texto tan breve son demasiado repetitivos xD Creo que una vez ya te dije que las repeticiones me obsesionan un poco, así que es algo 100% personal.
    Una pasada de texto, en serio. Poesía en prosa.

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola! Me parece fenomenal que vayas a actualizar el blog y a introducir alguna que otra cosita nueva. ¡Bienvenidos sean los cambios! Para empezar, la foto me encanta, así que ya tienes un punto ganado conmigo. Joder, menudo agobio leyéndote. Me gustaría tener un poco más de contexto para saber más de la historia, pero ese fragmento está espectacular, no sé, me has dejado sin palabras (y mira que es difícil, casi siempre le encuentro la puntilla a todo). ¡Un besito y hasta la próxima entrada! Mo-

    ResponderEliminar
  7. Hola, me ha encantado el relato, tiene un algo que no puedo explicar, se cuela profundamente y no puedes dejar de apreciar la belleza de las palabras, totalmente genial, sigue así y tráenos más de ellos.
    Besos desde Promesas de Amor, nos leemos.

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola, Carme!
    Antes de comentarte el retazo quisiera decirte que tengo mucha curiosidad por esas entradas que nuevas que comentas. ¡Ganazas de ver todos esos cambios!
    Sobre tu retazo debo decir que siempre me enganchas mucho con ellos. He visto que una persona lo comentaba como nostálgico y estoy totalmente de acuerdo en el uso de ese adjetivo para hablar de tus escritos. También te digo una cosa, ¡siempre me quedo con ganas de conseguir más info!
    Gracias por compartirlos, eso me parece muy valiente.
    Te mando un beso enorme y ¡espero leerte pronto!
    Te deseo una gran semana :D.

    ResponderEliminar
  9. Hola ^^

    Bueno empiezo por el principio, no entiendo el motivo de que los findes no tengas más día, en plan... trabajar 3 y el resto fin de semana xD
    Con los cambios, lo que te parezca mejor, yo también he ido eliminando secciones y metiendo nuevas según me apetecía jeje
    Y respecto del texto, me ha gustado, no suelo leer los textos de la gente porque no me va leer así, pero ya sabes lo que suelo leer yo así que de poca ayuda te puedo ser jajaja salvo decirte que me gusta como escribes y si lo viese en una novela de mi estilo seguro que me encantaría.

    ResponderEliminar
  10. Hola Carme!! Un retazo que me ha encantado de principio a fin, no conocía esta vena tuya de escritora y me has dejado muy gratamente sorprendida. ¡Gran texto! Besos!!

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola! ¿Cómo va todo? ¡Espero que excelente!
    En primer lugar, me encantó la forma como escribes. Creo que una de las cosas que más admiro de los autores es la forma en cómo, a través de frases cortas y simples logran comunicar cosas tan fuertes, tan claras y tan emotivas. Creo que eres maravillosa en este aspecto. Por favor continúa con ello.

    En segundo lugar, mis noches no ha olido tanto a nostalgia, pero si huelen a esperanza empañado de incertidumbre y emoción. Es algo muy complicado de explicar, es como sentir que lo que quieres está a punto de llegar pero no sabes en que estado. Estoy emocionada y aturdida.

    ¡Que no te preocupen las secciones abandonadas! Creo que muchas personas hemos pasado por eso. Sin duda, es una muestra de como vas evolucionando. Como diría Marie Kondo, hay que dejar lo viejo para que entre lo nuevo.

    ¡En verdad eres muy talentosa y adoré ver esta faceta tuya! Me dan más y más ganas de ser tu amiga por siempre jamás cada que leo algo nuevo de ti.
    ¡Nos vemos a la próxima!

    ResponderEliminar
  12. Aunque sigue estando tan bien escrito como siempre, esta vez me faltaba contexto en el que ambientar el texto, pese a que los sentimientos quedan muy bien reflejados.

    Un saludo,
    Laura.

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola, Carme! Los sábados son la gloria bendita y los domingos también, aunque estos últimos tengan un toque agridulce porque son la antesala del lunes xD
    Ya iré viendo cómo recuperas secciones, aunque ya te digo que tus reseñas nunca son aburridas :D
    Sobre el retazo:
    De los que has compartido hasta ahora, creo que éste es el que más me cuesta clasificar. Me refiero a que la mayoría de los anteriores estaban enfocados en relaciones en decadencia o en aquellas en las que ya estaban rotas pero seguía quedando algo, algo no precisamente alegre, pero algo que seguía conectando a los personajes de los que hablabas. En este caso, durante la primera mitad del retazo, la decadencia de la que hablas me hace pensar en una huida, pero no en una huida de una relación familiar o sentimental, más bien lo que me transmite es que la protagonista huye de un ataque. No sé, a mí me ha hecho pensar en una escena de un thriller por cómo se resalta las ganas que esa persona tiene de alejarse y lo mucho que se destaca el tema de la sangre.
    En la segunda mitad, sí que pienso más en un dolor emocional y en las ganas de llegar a casa, ese lugar que para muchas personas es el refugio ante cualquier tipo de situación complicada. Es innegable que a veces tenemos un día horrible y el simple hecho de cruzar la puerta de nuestra vivienda nos hace sentir mejor, ya nos sentimos protegidos y sabemos que podemos respirar con tranquilidad.
    Pero al mismo tiempo, en tu retazo también parece que ese sitio puede representar recuerdos tristes, algo que tiene lógica.
    A nivel de sentimientos, es perfecto, como siempre, pero sí que lo ampliaría un poco para conocer mejor lo que atormenta tanto al personaje protagonista.
    Espero que sigas compartiendo por aquí estos retazos, siempre son interesantes porque nunca tienen el mismo escenario ni parecen ir orientados en el mismo sentido :D
    ¡Saludos y sigo comentando en la siguiente entrada! ;-)

    ResponderEliminar

¡Hola! Por aquí tenéis los motivos por los cuales decidí usar la moderación de comentarios:

(1) Evitar spam.

(2) Llevar un control de los comentarios que entran. Esto es un espacio para que haya buen rollo. Comentarios ofensivos o respuestas hirientes a personas que hayan comentado previamente no serán publicadas.

Aclarado esto, sólo me queda dar las gracias porque hayáis dado una oportunidad al blog. ¿Qué, comentáis? ^^