11/1/20

Reseña #170: Claus y Lucas



Reseña

-


Claus y Lucas


 ¡Hola, hola, hola!

 ¡Y otra semana que se nos va! ¿Cómo van los propósitos de año nuevo? ¿De momento se cumplen? Espero que sí. Yo estoy en ello. De momento estoy leyendo con calma. Y eso mola. Así que no me quejo. Como tampoco me puedo quejar de traeros la reseña de un libro que ha hecho que el 2020-lector no pueda empezar mejor. ¿Qué, vamos a ello? ¡Dentro reseña!


Ficha técnica

Título: Trilogía de los gemelos 1 a 3Claus y Lucas
Autora: Agota Kristof
Traductoras: Ana Herrera y Roser Berdagué
Editorial: Libros del asteroide
Número de páginas: 304
ISBN: 9788417007744
Precio libro físico: 23,70€ (Tapa blanda – trilogía completa)
Precio libro electrónico: 13,29€ (Versión Kindle para la trilogía completa)


Sinopsis

 En un país en guerra ocupado por un ejército extranjero, dos hermanos, Claus y Lucas, han sido abandonados por su familia y puestos al cuidado de su abuela, a la que sus vecinos llaman la Bruja. La barbarie del convulso mundo en el que viven les lleva a emular la crueldad que ven en él. De una inteligencia superior, serán capaces de utilizar cualquier recurso para sobrevivir, pero una vez asegurada su supervivencia intentarán poner remedio a muchas de las dramáticas situaciones que les rodean. Los distintos caminos que terminan eligiendo al final de la guerra marcarán sus vidas para siempre.

 Formado por las novelas El gran cuaderno, La prueba y La tercera mentira, el tríptico Claus y Lucas es un retrato poliédrico de la complejidad humana, un libro extraordinario sobre los horrores de la guerra y los totalitarismos.

 Basado en las vivencias infantiles de su autora, una exiliada húngara que lo escribió en francés, este libro que se publicó por primera vez a finales de los años ochenta es un auténtico clásico moderno.



Opinión

 Claus y Lucas tienen que quedarse a vivir con su abuela. Es una solución temporal. Ha empezado la guerra y ya nadie está seguro, segura, en la ciudad. Una ciudad sin nombre, por cierto; ya que la autora mantiene en el anonimato – pese a que podamos suponer por dónde van los tiros – el contexto. Así que se quedan con la abuela, la misma que no los ha visto hasta ahora; la misma que, maldita suerte, odia a su hija. Pero no puede negarse a acoger a los niños. Esos a los que, con la boca llena de veneno, llama “hijos de perra”, “inútiles”, etc.

 Claus y Lucas son gemelos. Dos niños idénticos, iguales en extremo. Dos niños que tienen que acostumbrarse a una mujer, “una vieja”, como ellos la llaman; que no les quiere. Porque la abuela es una castigadora, una mujer que sólo les deja comer si trabajan. Una que ni siquiera tiene una cama para ellos. Se ha hablado mucho, de avaros y avaras, ¿cierto? Esta gente que prefiere no tener ni un mendrugo de pan que llevarse a la boca mientras pueda mirar con ojos codiciosos, casi salivando, jodidos montones de monedas. Eso es la abuela de los chicos. Y precisamente por eso, necesitan un plan de acción.

 No os quiero contar nada más, porque esta novela es una jodida maravilla. Una tan sumamente impresionante, tan brillante, que no puedo más que aplaudir a Agota Kristof por el trabajo que ha hecho. Y es que Claus y Lucas no es una novela al uso – y sí, sé que la edición recopila la trilogía entera, pero voy a seguir hablando de la novela como una sola unidad, porque para mí ha sido así y, oídme, ¿quién dice cómo debemos sentir lo que leemos? –. Con una prosa directa, rozando en lo soez, en lo obsceno; Kristof nos dibuja una realidad de pesadilla, salpicada de pobreza, guerra, pederastia y maltrato. Una novela que cabrea, y mucho; porque todo lo que pasa es sencillamente atroz.

 La abuela es conocida en el pueblo como “la loca”, “la bruja” y demás lindeces que, bueno, más de una vez merece. Porque es una persona horrible, las cosas claras; y, pese a todo, Claus y Lucas deben lidiar con esa doble moralidad: el hecho de saber que deberían quererla y el reconocer para sí mismos que no pueden hacerlo. La llaman “la loca”, os decía, también se dice que fue ella quién asesinó a su marido. Así que en el pueblo repudian a nuestros pequeños protagonistas. Pero no pasa nada. No, nada. Porque ellos… ellos tienen un plan.

 Esto sería, a groso modo, las primeras páginas de la novela. Ajá, el principio. Y hasta ahí puedo leer. Creedme, os estoy haciendo un favor. Contar más es tan injusto como innecesario. Pese a todo, no puedo pasar a la zona spoiler sin deciros que… bueno, que la autora tiene una manera muy peculiar de narrar. Directa, os he dicho. También hay un punto mordaz y muy cruel, en su obra. Porque, aunque no sabes qué narices está pasando, te hueles que algo está cociéndose… y vaya, si se está cociendo.

 Tiempos de guerra. La frontera cerrada. Nadie puede salir. Nadie puede entrar. Claus y Lucas, encerrados en ese ambiente asfixiante, preparan el contraataque. Porque nadie más va reírse de ellos. Se van a hacer respetar y quién cometa el error de olvidar que ellos se bastan y se sobran para hacerle frente a todo… bueno, tal vez tenga algún que otro problema del que, a lo mejor, no puede hacerse cargo.


 Y ahora, bienvenidas y bienvenidos a la ZONA SPOILER



 Supe que la autora se estaba descojonando de nosotras y nosotros como lectoras y lectores, cuando empecé a fijarme en las cosas que pasaban. No tanto en leerlas sin más, si no el hecho de pensar hasta qué punto tenía sentido todo lo que pasaba. Y es que había cosas extrañas, como esos castigos que se imponían a sí mismos, esa manera de masticar una y otra vez la soledad. Porque hay mucha soledad, entre las páginas de Claus y Lucas. Tanta que, cuando un personaje dice que hay libros muy tristes y vidas más tristes que los libros más tristes; no pude más que asentir con la cabeza pensando, “joder, qué razón tiene”.

 Una locura. Una completa y absoluta locura. Una brillante, por cierto; en la que Agota nos da pequeñas pinceladas de una vida que tienen pequeños vacíos de información. Porque sin decir nada, nos dice mucho. Y es que la vida de Lucas, la vida de Claus… y luego la verdad, esa cruda, dura, cruel; hacen del libro una maldita sesión de pesadilla que, pese a todo, tiene un punto de dulzura que subyace a toda la ponzoña con la que viene aderezada. ¿Dulzura? Sí, dulzura. Porque Lucas, en el fondo, sólo quiere encontrar a su hermano. Quiere encontrarse con él de cara. Quiere, joder, decirle que sí, que es él, que sigue aquí, que puede contar con él, que el viaje se ha acabado porque por fin están juntos. ¿Pero y su hermano? ¿Puede él realmente aceptar eso… y pueden encontrarse?

 Si me preguntáis qué parte me gustó más, sin duda me quedo con la segunda. Una historia salpicada, esta vez sí, de pequeños momentos emocionales. Porque la primera carece totalmente de ellos y es que se centra en una objetividad – al menos aparente – tan opresiva que no puedes más que boquear en busca del oxígeno del que la maldita historia, la jodida historia más triste que he leído en mucho tiempo, te priva. Así que sí, la segunda es, a mi juicio, la mejor.

 El final es brutal. La autora consigue dejarnos con un palmo de narices y es que, aunque me olía qué iba a pasar, no puedo más que aplaudir la forma cómo durante toda la novela juega con nuestras ideas, diciéndonos primero que sí, luego que no, para seguir con ese “tal vez” en el que, al final, nuestra cabeza es un hervidero de pensamientos incoherentes. Chapó, Kristof, por una novela tan brillante.

 Supongo que no está de más aclarar algo. La novela no es para todo el mundo. Me explico. Hay escenas realmente asquerosas, escenas que hacían que arrugara la nariz del asco y me preguntara, muy seriamente, qué narices hacía yo leyendo algo así. Pero vale la pena. El dolor, el desgarro que provoca la novela; sólo lo convierte en algo que rompe esquemas. Porque la autora no escatima en crueldades, mucho menos en bofetones de realidad que hacen que nos preguntemos de qué sirven realmente las guerras. Matar por matar. Matar por un pedazo de tierra. Matar por ideales que, en el fondo, no existen. Matar, por el mero hecho de matar. Y todo lo que implica. Porque hay muchísimo machismo, homofobia, misoginia y racismo; detrás de todo esto. Crueldad. Odio. Todo eso nos enseña Agota Kristof. Y sólo por eso, por ver la verdad sin ambages… el dolor de leerlo, vale la pena.


Claus y Lucas es una de esas novelas que, una vez acabadas, se quedan contigo. Dura, cruel, obscena a veces, soez otras; dibuja una realidad atroz. Una en la que seremos partícipes de hasta dónde estamos dispuestos, dispuestas, a llegar cuando todo parece venirse abajo.

Nota: 5/5

19 comentarios:

  1. Hola, guapa.
    ¿Qué puedo decir? Que la propuesta que nos traes me encanta y que queda apuntadísima, aunque el montón de pendientes no para de crecer. Es una autora además de la que no leído nada, pero que me llama la atención, así que no necesito más excusas para leerla.
    Enhorabuena por esa reseña tan currada.
    Un besote!

    ResponderEliminar
  2. Ya la portada es dura, así que el contenido interior también lo será. Por ahora no es una novela que leeré próximamente, Carme, pues como a ti también te pasará tenemos el tiempo justo para ir leyendo la lista que tenemos pendientes. Pero te agradezco que cada vez que me asomo por tu rinconcito me encuentre con lecturas muy interesantes, además que las disfrutes tanto me alegra muchísimo.
    Te mando, como siempre, un enorme abrazo y un beso fortísimo.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! ^^
    Yo aun sigo con la resaca navideña, e intentando acostumbrarme a la rutina de nuevo xD
    Se nota que te ha gustado mucho el libro, porque lo pones por las nubes. Me suelen gustar este tipo de historias, pero ahora mismo no me apetece una lectura que me lo haga pasar mal. Prefiero algo más optimista. Lo leeré seguro con el tiempo, pero de momento tendrá que esperar.
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola Carme!!

    Pues mi semana movidita, acabo de volver a la República Checa y vaya viajecito... jajaaj pero bueno, ahora ya toca volver un poco a la rutina y estudiar el examen que me queda xD ¡podría ser mucho peor! Tu que tal todo? :) Que tal los exámenes?

    No conocía este libro ni me sonaba de nada. De hecho, así de primeras ha sido como... bueno, pues a ver que es esto. Pero joder, después de leer tu reseña me dejas impactada y con muchísima curiosidad. Veo que te ha ENCANTADO. QUE ES UNA MARAVILLA. Joe, con esa descripción la verdad es que no puedo pasarlo por alto, no se puede uno resistir jajajaj
    Eso sí... telita con la historia. De verdad que tiene pinta de ser uno de esos libros que como lo cojas en un mal momento o en un momento así un poquito más de bajona, te hunden en la miseria. Porque vamos: guerra, miseria, una abuela que trata fatal a los dos nietos... demasiada tristeza, de verdad. Que mira que me encantan los libros duros pero tengo que cogerlos en el momento adecuado jajaja cuando tenga fuerzas para ello xD
    Pero bueno, lo dicho, estupenda la reseña como siempre y una recomendación más que me llevo anotada gracias a ti jajajaja si es que no puede ser, la lista de pendientes no hace más que subir jajaja

    ¡muchos besos y nos seguimos leyendo!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola, Carme!,
    No conocía esta novela, pero no me extraña que sea una maravilla. Los libros de "Libros del Asteroide" son geniales y sus historias suelen ser muy especiales ^^. Vamos que, como bien dices, son auténticas joyas.
    No me extraña que esta historia te haya maravillado. Además, por lo que cuentas, es de esas que te calan en el alma y en el corazón y tiene toda la pinta de ser muy fácil empatizar con la situación de los personajes.
    Vamos, que me lo llevo apuntadito a ver si me lo puedo leer ;). Jejejejeje.
    Desde luego, es super difícil resistirse a las obras que reseñas. Si es que son todas... *.*.
    En fin, Carme, espero que hayas empezado muy bien el año y que estés teniendo un fin de semana fantabuloso. Jejejejeje.
    Un besito de tinta y hasta muy pronto, ¡guapa! :D

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola, Carme! No tenía ni idea de la existencia de esta novela, ¡así que gracias por descubrírmela! Veo que es una obra dura, pero lo meto en mi lista de pendientes porque tiene pinta de ser una de esas trilogías que acaban siendo un referente de la literatura de su país.

    Espero que hayas pasado un finde estupendo, guapísima 😊 ¡Mil besos!

    ResponderEliminar
  7. Hola ^^

    Ufff tengo que reconocer que nunca leo este tipo de libro porque uso la lectura de escape y si me pongo con algo duro me da un chungo jeje no lo descarto algún día, pero de momento solo cosas alegres o muy ficticias, que no me plantee yo las penurias de la gente, que así no recuerdo las mías xD

    ResponderEliminar
  8. Hola, tal y como describes a la novela en tu reseña no se si será muy de mi estilo, es cierto que de vez en cuando me gusta leer cosas diferentes y este podría ser un buen libro para experimentar ese tipo de cambio, así que la anotaré para cuando quiera variar en mis lecturas.
    Besos desde Promesas de Amor, nos leemos.

    ResponderEliminar
  9. Gracias por el descubrimiento aunque no sé si es una novela para mi porque parece una lectura dura y un poco fuerte.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola Carme! :D

    Yo: quiero leer con más tranquilidad.
    También yo: *a 14 de enero y ya llevo tres libros leídos y otros dos en curso + una montaña a leer (aunque sea por encima) por cuestiones laborales* xD

    JAJAJA me alegro de que tú sí que hayas empezado a leer con calma :) Yo estoy esperando a ver si me hago con la rutina y me quito varias tareas pendientes que tengo por ahí dando vueltas para relajarme ^^ Pero bueno, por lo pronto tengo que ponerme al día con el blog y mantenerlo así porque si no me da un parraque XD

    Pasamos ya a tu reseña, que hoy estoy yo muy charlatana y en 9 minutos tengo que seguir currando xD
    Mira, me hierve la sangre personas así que solo se preocupan por el dinero, y más a costa de los niños como es el caso de la abuela. Lo que no esperaba era lo de la pederastia. ¿En serio, Carme? Uf, yo leería el libro con el corazón encogido todo el rato porque no me explico cómo puede haber gente que haga cosas así. Te diría que sí, que solo es un libro, pero que estas cosas pasan de verdad, jolín, y no mola nada. A ese tipo de personas sí que los metía yo en un campo de minas a correr, a ver qué pasa.
    No me extraña que digas que la novela no sea para todo el mundo, Carme. Pero me alegro mucho de que la hayas disfrutado ^^ No todos los días lee una libros que partan los esquemas y se quede contigo mucho después de haberlos leído. En realidad, quiero leer más libros así, aunque cuesta, no te voy a engañar, y más sabiendo que no vamos a encontrar cosas bonitas ^^" Sí, así soy yo, a mí dame cosas bonitas que me alegre el día, JAJAJA.

    Espero que hayas tenido buena entrada de año, Carme :)
    ¡Un besazo enorme!

    ResponderEliminar
  11. Hola, Carme!
    Feliz año!!
    Me encantó tu reseña. Este libro me maravilló, y me alegra saber que te gustó tanto.
    Un beso grande, feliz semana.

    ResponderEliminar
  12. Me gusta leer libros con historia, guerras al fondo, entonces lo tengo apuntado :)

    ResponderEliminar
  13. Hola!Tus reseñas son tan vividas e impactantes que no puedo menos que desear conocerlo a fondo ya!!!

    ResponderEliminar
  14. Hola Carme!! Desconocía por completo este libro, me dejas con mucha curiosidad por el mismo. Si se cruza en mi camino seguro que le doy una oportunidad, pues se nota que lo has disfrutado mucho. ¡Genial reseña y gracias por el descubrimiento! Besos!!

    ResponderEliminar
  15. ¡Carmen!
    No puedo creer la preciosidad de libro que has traído al blog. Hace tiempo leí una novela de este tipo que se llama "El precio del a vida" también es sumamente cruel y sumamente ruda, pero sin duda te deja lecciones muy interesantes y reflexiones sobre la vida.

    Estas novelas lo que me provocan aparte del carrusel de emociones es a apreciar mi vida, decir "soy una de las pocas afortunadas de vivir de forma tranquila" y eso que vivo en un lugar muy peligroso, pero gracias al destino, no he vivido esa crueldad.

    Me encanta la forma como te has expresado en la reseña. Vamos, que puedo sentir tu emoción hasta aquí, eres una genia de las palabras.
    Sin duda es algo que leeré en cuanto me lo cruce por el camino.
    Estoy muy feliz de haber encontrado este libro y de leer esta preciosidad de comentario. Nuevamente te felicito.
    Y sobre todo te admiro.
    ¡Hasta la próxima lectura!

    ResponderEliminar
  16. La historia es muy buena. El caso es que, conforme te iba leyendo, iba diciendo... "Esto ya lo he visto antes, en una película, me suena muchísimo". Hasta que he recordado el título de la película: "El gran cuaderno". Acabo de comprobar que es la adaptación. No sabía que fuera una trilogía. En fin, ya solo te falta verla y compararla con el libro. ^^

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  17. Ai por favor, qué buena pinta que tiene!!!!!
    Me lo apunto!!! Lo de que esté conformado por tres novelas me gusta aún más, no sé por qué, me parece muy original... siempre XD
    Me encantan los libros así, de personajes "maltratados" y ambientes complicados... ¿Quiere eso decir que soy una chunga? Jajajja
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  18. Me he saltado la zona spoiler porque me ha encantado lo que has escrito (y además de la editorial Libros del asteroide que suele ser sinónimo de buen gusto) y huele a película en breves, jaja. ¡Nos leemos! :)

    ResponderEliminar
  19. ¡Hola, Carme! Sí, aquí está la desaparecida número 1 de tu blog xD Hoy tengo ganas de estar en Blogger y he decidido ponerme al día con las reseñas de este año de tu blog... ¿Lo conseguiré? Ya veremos...
    Tu 2020 empezó muy bien en lo referente a tus lecturas y este libro es el ejemplo más claro :D Los últimos que has terminado no te han molado tanto, pero espero que tus nuevas lecturas consigan enamorarte :D
    Viendo lo que mencionas, la abuela de los niños los coge casi que como mano de obra y para tener a alguien con quien soltar su veneno. Que no se diga la ciudad creo que posiblemente será porque tal vez la autora quería que no te centraras en analizar x guerra en concreto, puede que quisiera dar a entender que en medio de cualquier conflicto, sea donde sea, se pueden dar historias así.
    No sé por qué, pero me ha venido a la mente un libro que tal vez te gustaría: "La palabra más hermosa" de Margaret Mazzantini. Yo lo leí hace años y también te hacía ver qué atrocidades se pueden llegar a cometer en un conflicto...
    No sé cómo te las arreglas, pero la mayoría de veces que hablas de finales de libros, solo por eso los leería... Lo de que no sea para todo el mundo, pues es una buena advertencia, ya que hay gente a la que le disgusta leer determinadas cosas y es respetable. A mí si no es salvajismo gratuito y sin sentido, no me importa.
    La edición digital vale una auténtica pasta, vale que engloba la trilogía completa, pero tampoco son tantas páginas -.- En todo caso, no te voy a decir que es la típica historia que me muero de ganas de leer, pero no la descartaría. Hace ya un par de meses que no piso la biblioteca, pero intentaré recordar mirar éste y otros libros que seguramente mencionarás y acabarán llamándome la atención (por cierto, todavía tengo pendiente encontrar un momento para ir a buscar "Del color de la leche").
    Como siempre, una reseña genial y, más que la historia en sí, lo que me ha llamado la atención es lo mucho que parece que logra impactar a nivel emocional.
    ¡Saludos y me voy a por otra entrada! ;-)

    ResponderEliminar

¡Hola! Por aquí tenéis los motivos por los cuales decidí usar la moderación de comentarios:

(1) Evitar spam.

(2) Llevar un control de los comentarios que entran. Esto es un espacio para que haya buen rollo. Comentarios ofensivos o respuestas hirientes a personas que hayan comentado previamente no serán publicadas.

Aclarado esto, sólo me queda dar las gracias porque hayáis dado una oportunidad al blog. ¿Qué, comentáis? ^^