20/4/19

Reseña #148: ¿Hay alguien ahí fuera?



Reseña

-


¿Hay alguien ahí fuera?


 ¡Hola, hola, hola!

 ¡Vacaciones! Por fin un descansito – sí, todo muy relativo –. Decidme, ¿habéis empezado también las vacaciones o estáis disfrutando de los últimos días? Si es que esto de que en cada sitio empiecen un día es un lío.

 Hoy os quería enseñar la última sorpresita que he tenido y es que tiene mucho que ver con la entrada de hoy. Omaira, de la que os he hablado (escrito) un montón de veces, administradora de Entre la lectura y el cine; y yo decidimos hacer una Lectura Conjunta de ¿Hay alguien ahí fuera? sin saber que, ¡sorpresa, sorpresa!, era una cuarta parte de saga. Ajá, nos merecemos un premio. En fin, el caso es que uno de mis personajes favoritos fue Rachel, que había sido protagonista de la tercera entrega de saga y… Mirad lo que me encontré en el buzón el sábado pasado (en realidad tuve que ir a Correos, pero eso no viene al caso).


 Desde aquí, un millón de gracias. Si es que estas cositas le alegran a una la vida. Obviamente, ahora quiero leer la saga en orden. ¡Ah! Para las curiosas y curiosos, evidentemente la respuesta es sí. Me refiero a si nos tragamos algún spoiler por haber empezado por una cuarta parte. Nos enteramos de qué iba a ser de las protagonistas anteriores y, claro, eso es una putada. Pero bueno, debo decir que más allá de eso no tuvimos mayores problemas con el libro. Os dejo la reseña de Omaira aquí, por si queréis echarle un ojo. Y ahora... ¡dentro reseña!


Ficha técnica


Título: (La familia Walsh 4) ¿Hay alguien ahí fuera? 
Autora: Marian Keyes 
Traductora: Aurora Fernández de Villavicencio 
Editorial: Debolsillo 
Número de páginas: 576 
ISBN: 9788483465264 
Preció libro físico: 9,45€ (Tapa blanda) 
Precio libro electrónico: 5,69


Sinopsis

 Divertida, ácida e inteligente, una nueva entrega de la gran conocedora del alma femenina y sus tribulaciones. Ana es la responsable de prensa de una prestigiosa marca de cosméticos, pero tras sufrir un accidente en el que muere su esposo y ella resulta gravemente herida, decide dejarlo todo y volver a casa de sus padres en Dublín. El reencuentro con su increíble familia, el contacto con el mundo del espiritismo y la descripción del ambiente publicitario neoyorquino configuran las líneas maestras de esta agridulce comedia que, a pesar de abordar un tema tan duro como la muerte de un ser querido, está cargada de vitalidad, humor y personajes inolvidables.


Mi opinión

 Anna no está en su mejor momento. Convaleciente en Irlanda después de un suceso del que no sabemos nada más que las consecuencias, ha tenido que dejar su trabajo en Nueva York una temporada. Y es que nuestra protagonista tiene la cara bastante tocada y todo el cuerpo hecho polvo. Ajá, nuestra chica ha vuelto a casa de sus padres, donde también vive Helen, su hermana pequeña, que es algo así como un maldito terremoto con patas.

 Las chicas Walsh son cinco. En orden: Claire, Maggie, Rachel, Anna y Helen; y debo decir que mis favoritas han sido Rachel y Helen. Si bien es cierto que nuestras tres primeras hermanas tienen ya la vida resuelta, es un hecho innegable que Rachel, la única que vive también en Nueva York, va a tener que hacerse cargo, aunque sea en la distancia, de nuestra Anna. ¿Y eso por qué? Pues porque Anna es una cabezota… y quiere volver a casa. A fin de cuentas, su marido tiene que estar allí… ¿verdad?

 Primera toma de contacto con la autora. En realidad, había oído/leído un poco de todo. No me hubiera animado con este libro de no ser porqué era una época de mierda – muy de mierda, en realidad – y quería un libro que me hiciera pensar en otras cosas. Tengo que seros sincera: lo mejor del libro ha sido ir comentándolo día a día, porque a ratos Anna tiene un guantazo. Un guantazo muy grande.

 Evidentemente, a Anna le ha pasado algo gordo. Nadie se queda así de hecho polvo porque le han robado una Coca-Cola de la nevera. Nosotras teníamos teorías bastante diferentes y, aunque estoy orgullosa de haber acertado una vez en mi vida; hay que decir a favor de Marian Keyes que sabe mantener la intriga. En la primera mitad del libro. ¿La otra es mala? No, no es mala. Es innecesariamente larga, pero no es mala.

 El marido de Anna se llama Aidan. Un misterio, eso es para nosotras y nosotros ese hombre. Las preguntas se acumulan y es que, después de lo que ha pasado, ¿dónde diablos está? ¿Por qué no ha llamado todavía a Anna? Y un largo etcétera en el que la autora nos dará pinceladas del pasado de ambos para devolvernos a la realidad de Anna.

 Sin entrar en detalles, tengo que confesaros algo: me han gustado más las tramas secundarias que las principales. Los correos electrónicos de la madre de las chicas Walsh y Helen me ha parecido maravillosos. Esas dos forman un tándem que no tiene despercidio y, la verdad, me muero de ganas por saber qué le depara el futuro a nuestra chica detective. También me han encantado Jaqui y Joey. Sí, sí, esos dos daban para un libro, palabrita.

 Eso es lo triste. Cuando tiene más fuerza una subtrama que la trama en sí misma es que algo no encaja. Ojo, no digo que el libro no me haya gustado. Me ha gustado y me ha tenido muy entretenida; pero Anna no ha sido, para nada, la protagonista maravillosa que yo esperaba.



 Y ahora, bienvenidas y bienvenidos a la Zona Spoiler


 Me hubiese gustado una novela en la que se hable del duelo de otra forma. Me explico. Es innegable que cada persona vive el duelo de una manera y que no hay formas correctas de hacer frente a una pérdida, al menos no durante las primeras semanas. Romperse, negarlo, llorar hasta la extenuación, preguntarse qué va a ser de ti… son cosas normales. Y lo hubiese aceptado si no fuese porque Anna decide tomar medidas desesperadas. Sí, sí, me refiero a que la chica decide que Aidan no puede haberse “ido” sin más y busca ayuda de médiums. Charlatanas, si queréis mi opinión, aunque ella está obcecada en que todo irá mejor cuando “pueda hablar con su marido”.

 Hay puntos de humor muy buenos. Ver a Anna hacer el cabra una y otra vez es divertido, sí. Verla humillarse ya no tanto. Y es que no acepta los hechos. Ni los hechos ni las consecuencias. Si a eso le añadimos que su grupo de personas que hacen sesiones de espiritismo con una especie de gurú que, la verdad, lo único que hace es decirles lo que quieren escuchar… me pongo escéptica. Muy escéptica, de hecho.

 Os contaba más arriba que me gustaron más Rachel, Jaqui y Helen. Es cierto. Si bien la primera no tiene demasiado protagonismo – el libro anterior es el suyo -, las otras dos fueron un soplo de aire fresco. Al menos relativo. Quiero decir, si me paro a pensarlo, mi mayor problema con la autora no ha sido la protagonista, ha sido la rapidez con la que pasan las cosas. El asumir que una cosa debe ser así y saltar al punto siguiente saltándose algo importante que sí, es intermedio, pero si no está desluce el resto de la trama. Jaqui y Joey han sido eso: algo que se da por supuesto, que no se detalla y que, joder, daba para mucho.

 Anna tomó decisiones muy cuestionables. Lo que hizo con el amigo de Rachel me pareció innecesario y rastrero, pero su relación con Mitch no me la creí. Sin más. Relación que a efectos prácticos no existe, porque ni siquiera se muestran interesados sexualmente el uno por la otra. Es una relación forzada, casi obligada. Dos viudos que se encuentran y deciden que se entienden, teniendo las citas más raras que podáis echaros a la cara. Miento, la cita más rara, y también la más divertida de leer, fue la de Anna con un tío que tenía un puto fetichismo con las barras de pan. Tan atroz como suena.

 El final no está mal. Puede que un poco idílico para lo que realmente ha sido el resto del libro, pero divertido a fin de cuentas. Una vez más, no por Anna, sino por Jaqui y Joey. Lo que sí que me ha gustado ha sido el epílogo. Tengo debilidad por las novelas que nos cuentan qué pasó después y ésta es una de ellas.


 ¿Hay alguien ahí fuera? tal vez no sea la mejor novela de la saga, pero es ideal para pasar un buen rato. Con un elenco de secundarios que hace las delicias de la lectura, Marian Keyes nos habla de cosas bastante más serias de lo que parece a simple vista.

Nota: 3/5

6 comentarios:

  1. hola belleza! coincidimos contigo porque no lo hemos leido y confiamos ciento por ciento en tu opinion, abrazosbuhos!

    ResponderEliminar
  2. ¿Me recuerdas? Soy esa que de vez en cuando venía por aquí a soltarte rollos, soy esa que te adora, que adora leerte y que es muy mala seguidora porque no tiene tiempo alguno para vivir en tu blog tal y como le gustaría si no fuera una mujer adulta con miles de obligaciones :) jajajajaja.

    Las vacaciones para mí no son realmente vacaciones porque sigo trabajando. Es más, ya no es que trabaje, es que una de mis compañeras del curro se va de vacaciones y para cubrir sus horas curro más de lo habitual -que no es poco-. Una ya no puede ser más desgraciada, de verdad jajajaja. Si no acabo en un hospital después de esto es que puedo sobrevivir a cualquier cosa jajajaja.

    Muy fan de leer la saga en el orden que os salga del coño, di que sí JAJAJAJA. Jo Dublín… que sitio más preciosa, qué gente más bonita… ¿Tiene algo que ver que yo haya nacido en Dublín? No en absoluto… Pues claro que sí, ¿a quién quiero engañar? JAJAJA.

    Ahora mismo no tengo tiempo ni para cagar tranquila, por lo que no creo que lea esta historia (o el resto de la saga en orden, para no llevarme spoilers jajajaja). De todas formas, me he saltado la zona spoiler porque sí que creo que podría llegar a disfrutar de esta historia en un futuro no muy lejano cuando mi vida este algo más estructurada.

    De todas formas, con sus más y sus menos, me alegro de que te haya hecho pasar un buen rato esta historia :)

    Te como entera, chica guapa.

    ResponderEliminar
  3. Hola guapa!!

    Pues de eso se trata la lectura, de pasar un buen rato, de despejarnos en los malos momentos...y a veces hacen falta lecturas así, que te saquen una sonrisa y entretengan. Yo siempre tiro de opciones así cuando estoy pasando por un mal momento...

    De Keyes no he leído nada, de hecho tenía uno de sus libros y lo regalé hace poco...pero bueno, siempre puedo acudir rauda y veloz a la biblio y probar con alguna de sus historias. La solución es rápida y efectiva jajjaja

    Me quedo con tu opinión final y me reservo a la autora para momentos en los que necesite algo así, fresco. Aunque quizás empezaría por el primero de la saga jajaja

    Besitos y buena semana

    ResponderEliminar
  4. Buenaas!
    Pues siempre he visto sus libros en las librerías peor nunca me han llamado mucho la atención >.< Creo que algún día tendré que darle una oportunidad ^^
    Gracias por la reseña <3

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola Carme! :D

    Ay, qué ganas tenía yo también de las vacaciones :) Y mira que tampoco tengo nada que hacer con mi vida ahora mismo, pero esos momentos son como para dejar a un lado todas las preocupaciones y dedicarme 100% a lo que a mí me apetezca :)
    Bueno, bueno, conque este es el famoso libro que leísteis sin saber nada de los anteriores XD Oye, pues aunque te hayas spoileado algunas cosas, lo mismo te pica la curiosidad por saber cómo pasó todo con las otras hermanas ^^
    Me resulta muy curioso que las tramas secundarias sean mejores que la principal ^^" Me da la sensación que pierde un poco de gracia, ¿no? Y más por lo que cuentas de que la relación amorosa no te ha terminado de encajar y que la prota tampoco es que sea brillante :S Bueno, a ver si el resto de libros mejora ^^
    No he leído nada de la autora, pero sí que es muy sonada (lo típico de ir a una librería y verte mil quinientos libros de esta señora y de Nora Roberts xD) y de momento no me llama mucho la atención. Al menos, no ha sido una total decepción para ti y eso ya es algo :D

    ¡Un besazo enorme, guapísima! :D
    Espero que estés pasando muy buena semana ^^

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola, Carme! Recuerdo haber visto la foto cuando publicaste esta entrada, pero sé que se me pasó decirte que era genial ^^ Me gustan mucho las postales que se ven y espero que el libro sea tan bueno como tú esperas :) Y de nada jajaj Me alegra haber colaborado un poco para que puedas leer el resto de la saga en orden xD Nos merecemos un premio, claro que sí, nos lanzamos tranquilamente a por el cuarto y si no es por Goodreads ni nos enteramos jajajaj Cuando leas los demás, estaré atenta a tu opinión :) Aunque sé que ahora vas a estar, o mejor dicho... "estaremos"... ocupadas con otra saga xD
    Poco puedo decir de este libro porque lo comentamos bastante en su momento y ya sabes que coincidimos bastante en opinión.
    Para mí también lo mejor fue ir comentándolo contigo, especialmente en la segunda mitad, ya que si lo hubiera leído sola, creo que me habría aburrido y lo habría ido dejando un poco de lado... Y sí, sí, tú acertaste de pleno, yo iba en plan siniestra imaginándome cosas muy turbias jajjaj
    El problema principal con Anna fue que la autora tardó mucho en meternos de lleno en lo que fue su relación con Aidan, así que por eso nos costó más conectar con sus sentimientos... aunque hacía cosas muy difíciles de justificar, como su famosa excusa para evitar lo del trabajo...
    Lo de Jacqui y Joey fue raro, era como si fuera algo que venía de atrás y ya tuviéramos que entender cosas, pero en verdad parecía comenzar aquí. Definitivamente, se merecían un libro. Las otras subtramas sabes que a mí me exasperaron, pero veo genial que a ti te entusiasmaran tanto :D
    Estoy deseando empezar nuestra siguiente LC y tengo otra en mente para el futuro, pero primero toca lo que toca... familia Weasley, Harry Potter, Hermione... allá vamos :D
    ¡Saludos y me voy a por otra entrada! ;-)

    ResponderEliminar

¡Hola! Por aquí tenéis los motivos por los cuales decidí usar la moderación de comentarios:

(1) Evitar spam.

(2) Llevar un control de los comentarios que entran. Esto es un espacio para que haya buen rollo. Comentarios ofensivos o respuestas hirientes a personas que hayan comentado previamente no serán publicadas.

Aclarado esto, sólo me queda dar las gracias porque hayáis dado una oportunidad al blog. ¿Qué, comentáis? ^^