18/2/17

RESEÑA #77: SEDUCCIÓN


RESEÑA #77: SEDUCCIÓN

¡Hola, hola, hola!

 Y se nos va otra semana. Otra semana en la que… ¡sigo cumpliendo! (Aplausos). Sí, sí. Parece que me lo estoy tomando en serio, ¿eh? Pero bueno, no me enrollo más, que lo que os comento hoy tiene tela… y no de l buena, precisamente.

¡Dentro reseña!

Ficha técnica


Título: (Mi hombre 1) Seducción
Autora: Jodi Ellen Malpas
Editorial: Editorial Planeta
Número de páginas: 576
ISBN: 9788408135708
Precio: 6,95€

Sinopsis

Tres... Sé que él no me conviene.
Dos... Mi instinto me grita que salga corriendo.
Uno... Pero si sigue mirándome así...
¿Qué haré cuando llegue a cero?

Indomable, controlador, autoritario, implacable, dulce, provocador...
Es peligroso.
Es enigmático.
Es absolutamente adictivo.
Es mi hombre.

Mi opinión

 Mucha gente dice que soy bruta hablando, que digo lo primero que se me pasa por la cabeza y que los filtros me los salto con demasiada frecuencia. En circunstancias normales, podría decirse que esto no es precisamente bueno pero, si nos acogemos a los hechos que se exponen en este libro, me da a mí que a la protagonista le faltan unos buenos kiwis, ya sabéis de qué hablo.
 Siento verdadera lástima y es que después de 2017 años de historia, todavía nos encontramos con libros en los que se nos habla de una chica que no puede vivir sin un hombre. Un pene, para ser más exactos, porque este tío tiene de caballeroso lo mismo que yo de monja. ¡Menudo energúmeno!
 Antes de que os echéis unas risas a costa de mi mal humor – incluso antes de que algunas y algunos de vosotras y vosotros queráis lapidarme por mi opinión –, os diré que la novela empieza en un punto, digamos, difícil. Hace muy poco que Ava O’Shea ha dejado a su novio, Matt, de mutuo acuerdo. El tío le ponía cada dos por tres los cuernos y se interesaba por ella tanto como por los tratados de física cuántica. Así que nuestra querida y dulce Ava se va a vivir con Kate, una chica que sí tiene los ovarios bien puestos. Debo decir que agradecí que hubiera un personaje femenino con el aplomo necesario en la historia, mi lado feminista se sintió verdaderamente aliviado cuando se dio cuenta de que, pese a que la relación en sí es lamentable, había un toque de sentido común en el libro, un atisbo de que aún hay esperanza.
 Volviendo a la trama, que es lo que nos ocupa, se nos presenta un verdadero reto. Ava es decoradora de interiores de lujo moderno. Una chica de sólo veintiséis años muy consagrada ya en su campo de trabajo. ¡Cuál será su sorpresa al saber que el señor de La Mansión ha contratado sus servicios para decorar la ampliación de su hotel! Permitidme que aquí me meta un dedo en cada ojo y dé gracias por haberme quedado ciega. ¡A qué buena hora la pobre desgraciada se sube en el coche y va al maldito hotel!
 Como no puede ser de otra manera, nuestra Ava se entera de que “El señor” no es un viejo barrigudo y con tendencias lascivas. No, por supuesto que no. El señor, Jesse Ward, es un impresionante hombre de edad desconocida que está de <<toma pan y moja>>. Sí, sí, un diez en lo que a físico se refiere. Permitidme ponerme un poco borde diciendo que todo el diez se va a la porra en cuanto el muy desgraciado abre la boquita. Un cero como persona. Eso es el grandísimo Jesse Ward. ¡Anda y que se vaya muy lejos!
 Sobra decir que estoy cabreada. Cabreada de verdad, chicas y chicos, porque no me parece ni medio normal lo que se nos muestra entre las páginas de esta novela de corte erótico. Os puedo asegurar que a mí el muy desgraciado de Ward tendría que atarme en una mazmorra para que no le sacara los ojos. ¡¿Pero qué se ha creído, el muy cretino?! Os llamo a todas. Sí, a todas, para que me digáis si veis si quiera un poquito normal que una persona ANULE vuestra voluntad. Mi especial énfasis en la palabra “anular” tendría que dar una pista de cuán macabra es la mente de Ward. Y me ciño a los hechos, que conste. Sabía que iba a encontrarme a un protagonista controlador, obsesivo y celoso. Lo que no sabía era que estaba leyendo sobre un hombre que raya en el neuroticismo. Os expondré algunos ejemplos, para que vayáis haciendo buenas migas con el campeón. ¿Quién puede defender que un tío te elija la ropa? ¿Y qué te diga que <<no vas a irte nunca>>? ¿Qué eres suya? ¿Qué te corte un vestido sólo porque considera que es demasiado atrevido? ¿Qué no te deje decir palabrotas pero que él diga todas las que le salgan de los kiwis? ¿Qué te diga que vas a hacer lo que él diga y así todo irá como la seda? ¿Qué te llame medio millón de veces y te grite porque no le coges el teléfono? ¿Qué manipule tu móvil cada vez que quiere? ¿Qué decida que te vas a su casa sí sí o sí? ¿Qué te diga que ropa interior ponerte? ¡Qué se vaya a la mismísima mierda, eso es lo que le digo yo a una persona así! ¡Sólo faltaba! ¡¡TENEMOS DERECHOS, LECHE!!
 En fin. Lo dicho, que estoy muy enfadada. Enfadada de verdad. No me gusta. Sencillamente me parece asquerosamente tóxico. Pasé de todo cuando se empezó a tachar After de este mismo término, incluso cuando se puso en tela de juicio el libro Maravilloso desastre. Pero esta vez no me callo. No me da la gana. Nadie, repito, nadie merece que le digan lo que tiene que hacer. NADIE. Porque somos libres. Todas y todos. Nadie es la esclava de nadie al igual que nadie es el esclavo de nadie y quién defienda esta basura, lo siento, pero tiene un problema.
 Comentaba hace poco con una amiga que me he vuelto más crítica, más directa. Y es cierto. Supongo que la exposición en blogger me ha servido para quitarme la vergüenza, algo que agradezco, y es que esta vez voy a hacer una excepción. No voy a hacer la ya conocida “zona spoiler”, ni siquiera hablaré mucho más sobre la trama. Sólo quiero que os preguntéis algo conmigo: ¿os gustaría que vuestra mejor amiga se viera en la situación de estar con un tío que se la folla hasta la extenuación pero que, a nivel emocional, es poco más que una cucaracha insensible? Un tío que llega y comba la puerta de la cocina de un puñetazo, que os rompe una copa porque está enfadado por algo que carece de sentido, un tío que, en esencia, no es más que un monstruo peligroso para el resto y para sí mismo. Un tío al que le daba yo una patada dónde duele. No sé vosotras, chicas; ni vosotros, chicos; pero a mí no me haría ninguna gracia tener que ver cómo mi amiga no puede ni siquiera salir de fiesta conmigo porque el tío al que se supone que sólo se tira aparece de la nada y se la lleva cual hombre de cromañón. No, no y no.
 Las campañas de concienciación parecen caer en saco roto, porque este libro es un grito a la sumisión. Un grito a la sumisión absoluta, y no por preferencias sexuales, precisamente. Un grito a la esclavitud. Y es que esto no es moco de pavo. La protagonista, a lo largo del libro, se reconoce a sí misma como “una esclava de los deseos de Jesse”. ¡Ojo, que la cosa tiene narices! ¡¡Qué le cercenen lo suyo y se la metan por el culo!!
 Lo que más me molesta del libro es que, realmente, la protagonista sabe a lo largo de todo el condenado libro que nada de lo que pasa es normal. Sabe que está mal sentirse tan sometida, saberse tan vulnerable, tan manipulable. Alguna vez he dicho que me gusta la visceralidad a la que podemos vernos sometidas y sometidos todas y todos en una situación “x”, pero no me gusta la bipolaridad de la que hace alarde nuestro amigo Ward. Me importan bien poco sus traumas, así como los motivos que él crea tener para comportarse como un neurótico controlador. Una persona que te llama medio millón de veces, que hace cuentas atrás para que te sometas… no te quiere. Y eso es lo que me parece triste. Sí, triste, porque no concibo que ese hombre de apariencia fuerte y desbaratadora se sienta indefenso cuando sabe que pueden abandonarlo. Porque ese es el comportamiento de un maltratador, amigas y amigos. El comportamiento de un desequilibrado, de alguien que está demasiado podrido por dentro. El comportamiento de alguien que merece morir solo.
 No diré nada más, sólo que todo es previsible y el secreto tan secreto no es para nada sorprendente, ni siquiera “alucinante”. Es un secreto mal guardado, un secreto que todo el mundo sabe menos Ava, porque la chica está abducida por un cerdo.
 Si tengo que salvar algo del libro – quiero ser justa –, sería el hecho de que a lo largo de la novela se nota como la autora, Jodi Ellen Malpas, mejora su escritura. Pasa de una simplicidad más que evidente a una pluma más, digamos, exquisita; una pluma que no tolera el “es así y punto”. Una prosa ágil, sin duda. Una pena, porque la prosa de esta autora da para un muy buen libro. Un muy buen libro que, sin duda, no he encontrado.

 Con todo, Seducción, es una primera parte bien escrita, sí, pero que raya en lo absurdo. Con un protagonista masculino al que le hacen falta dos buenos guantazos y una protagonista femenina que no tiene ni idea de lo que hace con su vida. Un libro que no recomiendo. Un libro que, para mí, podría no estar ni publicado.


Nota: 2/5

20 comentarios:

  1. ¡Hola guapa! Como leí dos trilogías de la autora me estaba costando saber a cuál de ellas pertenecía este libro pero al leer lo que has puesto sobre el episodio del vestido ya lo he recordado y sí, me parece una auténtica vergüenza eso que sucede ahí y en otros momentos. Censuro todo eso por completo pero si dejo eso a un lado, el libro me ha parecido más o menos entretenido. Un besote :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! ^^

      Me alegro de que estemos de acuerdo :) La verdad es que yo leyendo este libro me enfadé bastante (estoy segura de que se ha notado xD), más que nada por lo que tú dices: es una vergüenza. Su comportamiento es para darle de guantazos hasta que se le pasen las tonterías.
      La verdad es que la autora, a medida que la novela avanza, va mejorando cada vez más su prosa y sí, sin duda eso es todo un acierto :)
      ¡Un besazo muy grande y que pases un maravilloso domingo, Marya! ^^

      Eliminar
  2. Hola!
    Al ver el nombre pensé "Oh mierda ya me voy a tener que añadir otro libro a la lista" pero después de tu reseña creo que lo voy a dejar pasar, porque a pesar de leer libros de este estilo creo que nunca he leído algo tanto al extremo como comentas. Has dicho algo sobre After y Maravilloso desastre, en el primero libro creo que si es un poco enfermizo porque el personaje del chico es como es, pero luego comencé a entenderlo y me di cuenta de que lo que quería hacer ver la escritora es que la gente puede cambiar y el protagonista cambiaba se daba cuenta de que básicamente era gilipollas y se volvía una persona normal y en maravilloso desastre la gente lo critico mucho pero llámame panfila pero yo no le vi lo enfermizo, si es un chico que se enamora con demasiada intensidad y se le va un poco de las manos pero también hay que entenderlo eso nos puede pasar a cualquiera solo que en los libros siempre ponen así a los hombres tachando a los protagonistas de los libros de celosos, creídos y controladores y eso es algo que me cabrea, porque una mujer puede ser así también, pero siempre prefieren ponernos a nosotras de las victimas.
    Pero bueno es algo con lo que hay que vivir y siempre no se puede leer libros buenos jaja Espero que tu lectura actual (revelación) sea mejor *guiño guiño* jajaja
    pd: respecto a tu comentario en mi blog, no, tranquila, no me gustan absolutamente nada las portadas de Clanedar Girl, esa clase de estampados me parecen bastante horteras jaja
    Un beso y espero que pases buena semana :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! ^^

      Qué va, todo lo contrario. Yo me esperaba la típica historia de este género, con esos puntos que hacen que me lleve las manos a la cabeza y piense "reacciona, criatura". Pero nada más lejos de la verdad. Estoy convencida de que leyendo el libro hasta escupía fuego jajajajaja
      Respecto a "Maravilloso desastre" estoy de acuerdo contigo. A mí, de hecho, me gustó mucho. Quiero decir, no me pareció el libro del año, pero me hizo pasar muy buen rato y pude entender muchas de las acciones tanto de él (si no recuerdo mal, se llamaba Travis) como de ella.
      Sobre "After"... yo pensé lo mismo. Esperaba encontrarme, al final de la saga, la gran patada en el culo a Hardin. Sintiéndolo mucho, yo no puedo justificar ni una de sus acciones. Me pareció un cerdo egoísta desde el minuto cero, a parte de un mentiroso. No sé si te lo he dicho alguna vez, pero yo valoro muchísimo a las personas sinceras. Las que me mienten en la cara... pues como que me dan un poco de asco, hablando mal y pronto.
      Sobre los celos... Uf, Victoria. Yo no los soporto. Quiero decir, si yo me fío de "x" persona, ¿por qué tengo que aguantar que ese "x" no se fíe de mí? ¡Es injusto, maldita sea! Tienes mucha razón en que no son sólo los hombres, también las mujeres podemos ser muy celosas (aunque yo no me incluya en dicho saco).
      ¡Un besazo muy grande y que pases un maravilloso fin de semana, Victoria! ^^

      PD: ¡Menos mal! jajajajajajaja Realmente, son terribles xD Eso sí, me muero de curiosidad por saber qué se esconde entre esas páginas. Con lo bien que los pones, no puedo esperar a leerlos :D

      Eliminar
  3. ¡Hola, Carme! Nada más ver el comienzo de esta entrada me imaginé que era uno de esos libros que te habían enfurecido y en los que muestras tanta exhaltación que casi te puedo oír gritando xD
    Jjjajja, lo que me he reído con lo de que nos encontremos con una chica que no puede vivir sin un "pe.." Respecto a lo de caerte encima por criticar el libro, aunque fuera uno que yo amara, sabes que no lo haría, sino que me limitaría a intentar defenderlo, aunque por lo que veo, yo nunca podría amar este libro...
    Lo que mencionas del ex-novio de Ava.. yo jamás entenderé que alguien mantenga una relación con una persona que le pone los cuernos y encima, no es que sigas porque no lo sabes, sino que te dedicas a perdonar. Si tu novio solo piensa en querer acostarse con otras ¿¿¿cómo se puede ser tan tonta de perdonarle???
    Lo de que el protagonista sea de esos que te quitan el aliento ¿se podría esperar otra cosa? Nunca son atractivos y ya está, sino que parece que te tienes que desmayar con tanta belleza (no es que vea esto como algo malo, pero se agradecería que no fueran tan exagerados a veces)
    Lo de "no vas a irte nunca", si es en plan romántico y sin tintes psicóticos, sino como medio cómico, yo no lo vería mal. Si es en plan controlador, pues sí que lo veo mal.
    Lo de elegir la ropa.. si no le gusta como eres por ti misma, ¿para qué quiere estar contigo? En una relación supongo que es normal querer cambiar pequeños detalles del otro, pero cosas mínimas, no querer imponerle que se convierta en otra persona. A ver, para que no pienses que estoy llamando a la sumisión, con pequeños detalles me refiero a que te moleste que el otro deje los calcetines tirados o cosas así de tontas.
    Los otros libros que mencionas no los he leído, así que no puedo opinar.
    Que dos personas mantengan una relación solo sexual yo no lo vería mal si no fuera porque aquí, por lo que cuentas, el tío parece que tiene comportamientos de neurótico y controlador que asustan.
    Me vas a odiar pero... me leería el libro si estuviera en la biblioteca solo para ver hasta que punto me caería mal. Eso sí, me sorprende el 2/5, pensé que sería un 1/5 y ese punto sería solo por la mejoría en la escritura de la autora.
    ¿Tú has leído otros libros de la autora? Por esta entrada entiendo que no, pero en la biblioteca de mi ciudad hay otro de ella y no sé si cogerlo :-/ (de verdad, necesito comprobar si las relaciones que plantea son tan malas).
    ¡Saludos y me ha encantado tu reseña porque, como siempre, te expresas de un modo muy directo! ;-) ¡Feliz semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! ^^

      jajajajajajaja Pues sí, acertaste de lleno. Pero es que tiene tela, la cosa. Por el amor de Dios, sólo me faltó abrir la ventana y lanzar el libro. Horrible, de verdad.
      Es que es verdad. La protagonista se desvive por un pene, porque, Omaira, ese tío no es más que alguien que, al parecer, sólo vale para un revolcón. A nivel de persona es un 0 absoluto. Sobre lo que comentas... sí, ya sé que tú serías respetuosa en todo momento. He de decir, también, que me resulta imposible pensar en que alguien pueda defender un libro así. Quiero decir, no es justificable nada de lo que hace este hombre. Absolutamente nada.
      El tema de los cuernos lo hemos debatido en otras ocasiones. Ya sabes lo que opino yo al respecto (está claro que hay algo que funciona muy mal en mi cabeza xD), pero sí he de decir que si la base de una relación "sana" es la confianza, una traición así está muy fea. Quiero decir, yo, de querer una relación normal y corriente, una de las que yo siempre digo que son "sin más", tampoco le perdonaría. A mi entender, lo que le sucedía a la protagonista era que le resultaba más cómodo fingir que no se daba cuenta, para no salir de su zona de confort. Algo cobarde, si quieres mi opinión, pero nada comparado con todo lo que pasa después... No da pie con bola, la pobre.
      Pues yo ese comentario no lo tolero ni "en broma". No soporto las órdenes y el hecho de que alguien quiera imponerse sobre otro alguien... es repugnante. En el libro cuando él dice eso, lo hace con, como tú has dicho, tintes psicóticos. Era una orden, no un comentario romántico.
      ¡Tranquila! No he pensando en ningún momento que defendieses la sumisión. Entiendo lo que comentas de las pequeñas cosas y, de hecho, comparto tu opinión. Sin embargo, como tú misma has dicho, si no te gusta la forma de ser de la otra persona carece de sentido que estés con ella. Por ejemplo, ¿qué hay de malo en que él, pongamos por caso, le guste ir siempre en chándal y a ti requetearreglada; o al revés? Cada uno es como es, y eso está muy bien.
      Pues sí, eso es precisamente lo que pasa. De hecho, la relación no es sólo sexual en ningún momento. Él se comporta como un histérico desde el minuto cero. Y yo lo siento mucho, pero no hay nadie lo suficientemente espectacular como para captar la atención de todo el maldito universo, así que no puedo comprender cómo alguien puede ser celoso, te lo digo en serio xD
      De hecho, le di el 2 y no el 1 porque, como comento, vi esperanza tanto en su amiga (no me acuerdo ya del nombre) como en la prosa de la autora. Lo malo es que la historia fue un completo desastre.
      Contestando a tu pregunta... no, no he leído nada más suyo. Ni pienso hacerlo. No sé si al final te habrás decidido a darle una oportunidad a ese otro título que hay en la biblioteca de tu ciudad. En cualquier caso, si al final lo haces, estaré encantada de comprobar si la mujer tiene por norma hacer personajes tan aborrecibles.
      ¡Un besazo muy grande y que pases un maravilloso fin de semana, Omaira! ^^

      Eliminar
  4. Yo con las eróticas... meh. No me llevo muy bien tampoco. xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! ^^

      jajajajaja Con esta casi mejor que no te animes, en serio, porque vaya pedazo de horror me encontré yo ^^"
      ¡Un besazo muy grande y que pases un maravilloso fin de semana, Noa! ^^

      Eliminar
  5. Ole ole!!! (Aquí metería aplausos y a la gitana del whatsApp...de todo un poco) Oye a mí me encantan este tipo de reseñas claras, argumentadas y sin filtro! Dices lo que te parece de forma totalmente sincera y yo encantada de leerte...me he reído mucho contigo!

    Yo dejé de leer este estilo de libros porque los últimos que leí iban en la misma línea, no me gusta esas historias que nos meten como románticas o eróticas y lo que son es machistas, relaciones tóxicas que no querría ni para mi peor enemigo. No gracias, no me interesa.

    Otra cosa que me enfada mucho es que ellos pueden ser unos auténticos cab....azos pero son unos dioses del Olimpo ¿Qué pasa que siempre tienen que ser más estupendos que ellas? Al final la mujer siempre queda en un plano más inferior. Y comienza otra vez la misma historia de siempre.
    Eso ya ni hablamos de el control que siempre tienen que ejercer en la vida de ellas...creo que hay que evolucionar y dejar de publicar historias que al final normalizan algo que no es ni normal, ni sano.

    Besitos guapa, una reseña genial ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! ^^

      jajajajajajaja ¡Gracias! :D Me alegro de que te haya gustado la reseña :D La verdad es que necesitaba desahogarme xD Era todo demasiado fuerte xD
      Chapó a todas tus palabras. El problema es precisamente ese. Es como si nos quisieran meter en la mollera que el hecho de que ellos puedan ser celosos, iracundos e irascibles tuviera justificación y... ¡No me sale de las narices! ¡Sólo faltaba! Lo bueno es que aún hay autoras que tiran a la basura estos tópicos, y eso está muy bien :)
      Además es eso. Yo si tuviera una amiga que me cuenta que está metida en una relación tan asquerosa... me pondría enferma. Sería en plan: "déjalo YA". Pero cada día. Una de dos, o al final entraba en razón o me daba un guantazo xD
      Otra vez más, toda la razón. No es tanto el hecho de que ellos sean guapos o no, sino el hecho de que parece que nadie les haga sombra. ¿El precio a pagar por ser un 10 a nivel físico es ser un 0 como persona? Me da a mí que eso no funciona así.
      A mí lo que más me repatea siempre es que ella son las débiles. Joder (taco, qué mal hablada soy xD), ¿es qué siempre tienen que salvarnos? ¿Es qué no podemos hacer nada? ¿Por qué siempre lloran ellas? ¿Por qué son siempre hípersensibles ellas? No es justo. Pero ni para ellos ni para nosotras. Valores asquerosos, eso nos transmiten.
      ¡Gracias por el comentario, Cris! Siempre es un placer poder debatir contigo :D
      ¡Un besazo muy grande y que pases un maravilloso fin de semana, guapísima! ^^

      Eliminar
  6. No lo he leído y tampoco es mi estilo, luego he visto la reseña y veo que hago bien dejándolo pasar xD

    Un abrazooooo =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! ^^

      Sin duda, lo mejor que harás será no molestarte en leerlo, sí sí jajajaja
      ¡Un besazo muy grande y que pases un maravilloso fin de semana, Leyna! ^^

      Eliminar
  7. I've never hear about this book... thanks for sharing !
    Great blog! I'm following you, follow back? *
    http://omundodajesse.blogspot.pt

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hello! ^^

      Thank you! :) I'm following you too :D
      Kisses, Jéssica! ^^

      Eliminar
  8. hola! tan querida, pasional y visceral, como siempre! que bella persona eres con el corazon a flor de piel, y de boca! je.je! nos gustas, mujer! un placer llevarte al muro! con sangre en las venas!!saludosbuhos carcajeantes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! ^^

      De verdad: siempre conseguís sacarme los colores :') ¡Mil millones de gracias, de verdad! :')
      Sin duda, lo más importante es tener sangre en las venas ;D
      ¡Un besazo muy pero que muy grande y que paséis un maravilloso fin de semana, chicas! ^^

      Eliminar
  9. Hola :)
    La verdad es que de la autora sabía nada y con este libro la verdad es que no me engancho a probar pero no es como que tenga mala pinta así que, ¿quién sabe? En una de esas se me pega, ¿no? xD
    Gracias por la reseña, xx

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! ^^

      jajajaja Si al final lo lees, me gustará mucho poder comentarlo contigo. Personalmente, sin embargo, no te lo recomiendo. Quiero decir, está claro que cada un@ lee lo que quiere, pero este libro a mí me puso histérica xD
      ¡Gracias a ti por pasarte! :D
      ¡Un besazo muy grande y que pases un buenísimo fin de semana, Libi! ^^

      Eliminar
  10. Vaya, vaya, te has desahogado bien, ¿eh? Me alegra que hayas compartido tu opinión con nosotros.
    Mira tu por donde, que no soy nada de este género, pero en determinado punto de la novela incluso me he planteado leerlo:
    "la protagonista sabe a lo largo de todo el condenado libro que nada de lo que pasa es normal. Sabe que está mal sentirse tan sometida, saberse tan vulnerable, tan manipulable."
    Porque me parece interesante que la protagonista se dé cuenta de lo tóxica que es su relación, porque me gusta que en la literatura se reflejen hombres como el protagonista, porque existen. Lo que no soporto es que se idealice una relación así y que se muestre como algo bueno.
    En fin, creo que al final, lo que me ha sorprendido más es que le hayas puesto dos puntos :P

    Un saludo,
    Laura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! ^^

      jajajajajajaja Sí. Necesitaba quedarme a gusto xD
      Pues mira, ahora que comentas eso... Yo me puse enferma. Quiero decir, a mí no me han educado para dejarme vapulear por nadie. ¡Sólo faltaba! El hecho de que ella se diera cuenta sólo conseguía que me envarase más. Por el amor de Dios, Laura, eso era tan tóxico que hasta me daba asco. No es ni medio normal que, como tú dices, ella idealice semejante basura. Porque, sintiéndolo mucho, su relación era eso: basura.
      Tienes razón en que esos hombres existen, desgraciadamente, sin embargo me remito una vez más a los hechos. Lo que está muy mal no es sólo que la relación se represente en términos que pretendan ser románticos, sino que la protagonista no muestre la faceta luchadora que hace falta en una situación así. Una patada en el culo, eso le tendría que haber dado, al muy desgraciado.
      ¡Vaya! Ya eres la segunda que me dice eso ;D
      ¡Un besazo muy grande y que pases un maravilloso fin de semana, Laura! ^^

      Eliminar

El blog cuenta con la moderación de comentarios por dos motivos:

1 - No perderme ninguno de vuestros comentarios y así poder llevar cierto control.

2 - Evitar spam.

¡Muchas gracias por dejaros caer por aquí y dejar vuestra opinión! ^^