11/8/18

Reseña #125: Fuimos canciones



Reseña #125: Fuimos canciones


 ¡Hola, hola, hola!

 ¿Cómo ha sido vuestra semana? ¿Habéis disfrutado de unas buenas vacaciones o estáis a punto de cogerlas? Yo estoy que me muero de calor. ¡Menos mal que estos dos últimos días el tiempo nos ha dado un respiro! Pero no estamos aquí para hablar de (escribir sobre) las inclemencias del tiempo. ¿Qué, empezamos con Fuimos canciones? ¡Dentro reseña!


Ficha técnica


Título: (Canciones y recuerdos 1) Fuimos canciones
Autora: Elísabet Benavent
Editorial: SUMA
Número de páginas: 544
ISBN: 9788491291596
Preció libro físico: 16,90€
Precio formato electrónico: 9,49€ 

Sinopsis

 Macarena, Jimena y Adriana están a un paso de descubrir que preoucuparse de lo que los demás opinan puede malograr cualquier sueño. Fuimos canciones es la novela de tres amigas con una historia impactante que provocará la carcajada en las lectoras, tres historias distintas, originales al más puro estilo Benavent.

 ¿Qué sucede cuando ignoramos la opiniones de los otros y empezamos a amar libres de culpa, sin remordimientos?

Mi opinión

 Es casi un clásico. Coger un libro de Elísabet Benavent un día cualquiera. Si llueve, mejor. Mejor, porque sonríes. Sonríes, porque cada palabra te transporta a ese Madrid cargado de sueños, de calles preciosas y días de primavera. Una ambientación ideal, con el polen flotando, la gente sin saber qué leches ponerse – a veces la primavera es una verdadera cabrona – y ese aire casi viciado que nos sobrevuela meses antes de dar paso al calor sofocante. Así empieza Fuimos canciones. Tres amigas que se toman unas cañas después de un día más. Uno de mierda para nuestra pobre Macarena, y es que, como asistenta de una influencer harto famosa – Pipa, alias Monstruo Desalmado -, no tiene un minuto para ella.

 Como no puede ser de otro modo, nuestras tres chicas tienen mucho que contarnos. No, no sólo del amor. Ellas tienen una relación preciosa, basada en la confianza ciega y la honestidad. Honestidad que no acepta tabúes – al menos no al principio, pero de eso no puedo hablaros ahora –. Honestidad que a mí me encanta. ¿Qué mejor manera de empezar un libro que denunciando la pornografía como algo estancado, algo que está mal llevado? Porque esa conversación vale oro. Yo me reí mucho. Palabrita.

 Nuestras chicas, os contaba. Macarena, Jimena y Adriana. Antes de deciros (escribiros sobre) cómo son, os adelanto una cosa: me han encantado. Las tres. Macarena, que es la protagonista indiscutible, tiene la paciencia de una santa. Una mujer que trabaja más de lo que le toca, que acepta con resignación su trabajo y que, desgraciadamente, está colgada de un gilipollas. Un tío que sólo la quiere para follar, hablando claro y mal; y siempre y cuando a él le venga bien. La ceguera emocional, que da mucho asco. Adriana, por su parte, no tiene ganas de echar polvos. Ojo, que ella los disfruta pero… sin más. Y tal vez ese sea un buen motivo para replantearse qué pasa en su matrimonio, por qué quiere a su marido pero no consigue que su libido le suplique que se desfogue. Me dejo la que más gracia me ha hecho para el final. Jimena. La madre que la parió. Me moría. Os lo digo de verdad: esa chica está como un cencerro. Pero es genial. Siniestra a ratos, sí; un poco, digamos, “especial”… pero tiene un corazón de oro.

 El caso es que Macarena salió muy escaldada de una relación. Una de esas que hacen que tú des hasta la higadilla y que el otro se limite a alimentar su ego. Una que hace que tú creas que haces todo eso, más bien, porque nos gusta mucho cometer el error de creernos mártires. No sé si será la hora o lo mucho que me ha tocado la patata este libro, pero os diré una cosa: en las relaciones rara vez se sale airosa. Quiero decir, ¿a quién no le ha pasado que salga de una relación con el resquemor de la vergüenza, las ganas de venganza y esa sonrisa cínica que en realidad oculta lágrimas? ¿Quién no ha creído que ha tenido derecho a sentirse ultrajada? Porque yo sí. Y cómo me gustaba imaginarme que le pisaba las putas pelotas. Todo esto viene al caso, no creáis. Macarena está furiosa, aún después de tres años, con Leo Sáez. El amor de su vida, o al menos eso creyó ella; el hombre que pisoteó su corazón. El que se fue. Y ahora está en Madrid.

 Mi experiencia con La magia de ser Sofía – libro del que podéis leer la reseña haciendo clic aquí – fue, cuánto menos, nefasta. Una decepción tan bestia que aún me enfado cuando me acuerdo. Por eso me daba un pánico atroz enfrentarme a esta nueva bilogía. Tanto que, aunque me puse loca de contenta – pero tal cual, palabrita – cuando este libro cayó en mis manos, me costó lo mío empezarlo. Pues oídme (leedme), Elísabet Benavent lo ha bordado con este libro. Una maravilla. Una jodida maravilla.

 Vamos a complicar las cosas. Vamos a poner a tres personas, que no hacen ni una buena, delante de ideas dementes. Sí, ¿por qué no? Vamos a hacernos un tatuaje, sólo porque somos unas amigas de la hostia. Vamos a preparar un trío a nuestro marido, a ver si eso nos reanima. Vamos a saludar a una amiga… y vamos a ver de cara a nuestro ex, sentado delante de ella.

 ¿No os convenzo? ¿Aún hay gente reticente? ¿Y si nos reímos? ¿Y si nos reímos mucho y muy fuerte? Mirad, yo tuve unas semanas de mierda. De puta mierda. Semanas asquerosas que avanzaban muy despacio y que, joder, sólo pensaba en que acabara mayo. Pero con este libro me olvidé de todo. De absolutamente todo. Mi única preocupación, mientras tuve Fuimos canciones entre las manos, era saber qué locura iba a hacer Jimena – os lo juro: esta chica a mí me tenía muy preocupada -, ver cómo iba a contactar Adriana con una chica para proponerle un trío y saber, ¡por Dios, SABER!, qué narices iba a hacer Macarena con su ex pululando por la ciudad que ella considera su casa.

 No, no es un libro moñas. No, no es un libro de “oh, te quiero más que a mi vida y bla-bla-bla”. Esa mierda enlatada tan chachi en la que nos juran la luna y nos dan un mojón, no es Fuimos canciones. Es la historia, sin pretensiones, de tres chicas que quieren ser felices. Porque todo el mundo se lo merece y porque, joder, hay que pelear muy duro para aceptarse a una misma. Si no que se lo digan a nuestras tres chicas.

 ¡Un adelanto y ya me callo! El libro está lleno de canciones. Canciones preciosas, canciones que arrancan carcajadas y canciones que hacen que quieras irte de fiesta a quemar la noche. Porque sí, no todo es ser responsable, vivir acatando las normas y tener ese trabajo, ese informe, ese pedido… listo para el día siguiente. Ser un desastre tendría que ser un derecho. O si no, que se lo digan a Jimena.



 Y ahora, bienvenidas y bienvenidos a la Zona Spoiler



 Estoy triste. Sí, eso lo resume bien. Acabé el libro llorando, por eso de que tengo un problema de empatía cuando algo me gusta mucho. Vamos, que lloré casi tanto como lloré por Derek, en Anatomía de Grey – y creo que en mi vida había llorado tanto viendo la tele. Sí, me puse muy Drama Queen. La vida –. El caso es que… no me lo puedo creer. Quiero decir, ¿así de mal?, ¿las tres? Really?

 Samuel es un amor. Julia es un amor. Leo es un gilipollas… la mayor parte del tiempo. Me explico y os prometo que voy a ir en orden, para no hacer leña del árbol caído. Samuel. Nuestro fisioterapeuta silencioso. Ay, por favor, yo me he enamorado. ¿Se puede ser más encantador? No sólo tiene la paciencia de un santo con la cruzada casi satánica de Jimena – yo quiero mucho a mis amigas, pero si una me dice que ha pedido hora en un fisio sólo porque lo ha visto haciéndonos un tatuaje y me jura y perjura que es amor… le pido cita con un psicólogo –, es una persona consecuente. Y eso me gusta. Me gusta mucho. Estoy harta de esos personajes – y personas también, qué coño – que se escudan en las excusas. Excusas para todo. Excusas hasta para no limpiarse el culo después de soltar cuatro mojones por el ojete, qué narices. Samuel no. Él habla claro desde el principio. Y Jimena también. No os voy a mentir: me duele mucho lo que hace Jimena. Me duele, porque no entiendo cómo algo tan simple puede suponer un problema. No, no os puedo decir “qué”, sería un spoiler demasiado grande.

 Julia… no se merece lo que le pasa. Veréis, Elísabet Benavent en esta novela toca el tema de la sexualidad – algo que a mí me encanta, porque no todo se basa en si eres heterosexual, bisexual u homosexual –, y lo hace bien. Al menos casi todo, pero de eso hablamos un poquito más tarde, y sólo os lo daré como apunte. A lo que iba. Adriana es lesbiana y no lo sabe. Pensar en ella misma haciéndolo con una mujer hace que tenga muchas ganas de echar un polvo, pero pensar en su marido desnudo la deja poco más que indiferente. El trío le sirve para darse cuenta de que algo pasa, pero no sabe darle nombre. Julia, al principio, tampoco; aunque ella es mucho más valiente y coge el toro por los cuernos. Es muy triste que alguien se escude en un matrimonio que está destinado al fracaso, basado en poco más que el cariño – todo esto por parte de Adriana, qué conste – para sostenerse. Eso sí, lo comprendo. Aceptar la sexualidad que una misma, uno mismo, tiene… cuesta. Cuesta mucho. Y hay montones de fases por las que pasar antes de poder mirarse y decir: “joder, yo voy a ser feliz y que le den a todo por el culo”.

 La sexualidad. ¿Habéis oído el término “pansexual”? ¿No? Bien, una persona con sexualidad pansexual se puede enamorar de un hombre o una mujer, de forma totalmente indistinta, sin atender a su sexualidad. Con esto me refiero a que puede enamorarse porque le guste como persona. A un personaje le pasa. Y se dice que es “omnisexual o pansexual”. No es lo mismo y os juro que me duele en el alma haber encontrado este fallo. Una persona omnisexual es aquella que puede sentir atracción hacia hombres o mujeres, pero tiene inclinación hacia uno de ambos. ¿Todo claro? Sigamos.

 Me dejo el plato fuerte para el final. Leo es un gilipollas. Leo no es un gilipollas. Macarena es una cabrona. Macarena no es una cabrona. Pensad en esto: hay dos personas, dos personas muy fuertes y muy cabezotas que se encuentran de pequeñas y se enamoran. Locamente. Con tantas ganas que arrasan con todo. Se quieren cuando son adolescentes y todo se vive con tanta intensidad que hasta duele. Se quieren cuando son algo más mayores y están aprendiendo a tocarse, a saber qué les gusta y qué no. Se quieren cuando empiezan a sentar la cabeza… y como son dos personas que corren sin descanso en la misma dirección, se cansan. Se cansan, porque todo duele, porque todo quema y todo parece salta por los aires. El amor dura menos que la ira, los celos, los remordimientos y la suspicacia. Entonces uno se va. Y la otra se convierte en la mártir.

 Ni Leo es un cabrón ni Macarena una cabrona. Son dos personas dolidas, que quieren hacerse daño porque no han sobrevivido a lo suyo. Son dos personas que se buscan en otros rostros, deseando, en un silencio velado encontrar a alguien que haga que todo su mundo cambie. Pero es imposible si están en la misma ciudad y se hacen la vida imposible. Ojo, porque me he reído, y mucho, con las putadas que se hacen. Putadas que hicieron que se me abrieran los ojos y llorara de la risa. Pero todo tiene un final.

 Pensad en algo. ¿Alguna vez os habéis acostado con alguien a quién jurasteis no volver a ver nunca? ¿Sí? Pensad en la vergüenza que se pasa después, en las ganas que tienes de largarte. Pensad en lo mucho que te esfuerzas por cerrar los ojos y olvidarte de todo. Pensad en eso. Daos cuenta de que es imposible. “No pienses en un elefante rosa”, nos dice Macarena, y yo no puedo más que darle la razón. No me gusta la hipocresía, lo he dicho (escrito) cientos de veces. Os cuento esto porque Macarena no lo es. Ella quiere acostarse con Leo. Ella quiere no querer hacerlo. Pero no puede. Y a él le pasa lo mismo.

 El perdón. Qué difícil, joder, es eso de perdonar; y qué poco lo hacemos. Me incluyo, ojo, que a mí eso de devolver las putadas me gusta. Me gusta mucho. Aquí les peta en la cara. Y se lo merecen, al menos hasta que te das cuenta de que es injusto que dos personas que se quieren tanto, lo hagan tan mal. No soy tonta, sé que en el segundo libro todo acabará divinamente y tendré que decir cosas como “era previsible” o “no tenía que haber sido así, de haber sido realista”. Pero no estoy aquí para hablar de futuros hipotéticos. ¿Queréis saber qué pienso? Que Julia y Samuel tendrían que mandar a la mismísima mierda a Adriana y a Jimena. Porque son unas cobardes, dos personas que huyen despavoridas por oír un puñado de verdades. Y esto lo digo (escribo) con el corazón en un puño, porque en el fondo quiero que todo acabe bien.

 Me despido por ahora. Lo hago porque, si sigo escribiendo os soltaré tantos spoilers que querréis matarme. Pero os lo pido una última vez: dad una oportunidad a estas tres chicas. Son tres amores.


Con todo, Fuimos canciones es un libro precioso, cargado de palabras dulces, sonrisas y carcajadas. Un libro lleno de canciones, con tres protagonistas que se las pasan muy putas. Tres chicas que luchan con uñas y dientes, incluso contra ellas mismas. De lo mejor que he leído de la autora, y eso ya es decir.

Nota: 5/5


Citas


(…)

Los detalles. En los detalles espera agazapada siempre la verdad.

(…)


(…)

-Todos tenemos derecho a enamorarnos de quién no debemos una vez en la vida – le aclaré –. Y derecho a aprender de ello en silencio.

(…)


(…)

-¡¡Qué emoción!! - Escuchamos decir a Jimena, que se adentraba sin permiso de nadie en el pasillo que llevaba hasta las cabinas.
-Retén a esa loca – me pidió Adriana.
-Retenla tú, que a mí me da ardor – respondí.
-A mí no me hace ni puto caso – se quejó –. Es una tarea para Maca, la mujer que susurraba a las dementes.

(…)


(…)

-Si bebes un poco de agua entre copa y copa se supone que tienes menos resaca.
-Como esta noche Jimena y yo terminemos como un maldito koala y tú sobria, te rajo y te relleno con tampones – amenazó en voz baja Adriana, mientras sonreía como una sádica.

(…)


(…)

-Un paseo en globo.
-¡¡¡Uhhh!!! - Agitó sus manitas –. ¡¡Qué emocionante, joder!! ¿Tienes un valium a mano? Creo que estoy teniendo palpitaciones.
-Eres idiota – me reí.

(…)


(…)

Si alguien piensa que la literatura le es ajena, le diré que alguien escribió ya en un alguna parte la respuesta a alguna de sus preguntas. Preocupación social, Dios, amor y naturaleza humana: he aquí los cuatro temas principales tratados a lo largo de los siglos en los libros. Y de esto hemos venido a hablar: de la reivindicación, de la creencia o el adoctrinamiento, del amor, la pasión, el pecado y el cuerpo… y todos, todos somos literatura.

(…)


(…)

-Te diría que ha sido un placer, Samuel, pero… no sé hasta qué punto no estaría mintiendo.
Las comisuras de los labios de Samuel se arquearon y se desordenó el pelo.
-La primera sesión es normal. Estabas dura como una piedra. Deberías modificar tu postura delante del ordenador.
-Me tragaré un palo a ver si mejoro – contestó ella, mohína.

(…)


(…)

El despertador es una marranada. Un invento diabólico. Y ya está.

(…)


(…)

-¿Sí? ¿Y qué hago? ¿Compro por Amazon una botella de cloroformo y lo arrastro por toda Chueca hasta sentarlo en algun garito que me guste? ¡Por Dios! ¡Qué mide como tres metros! […]

(…)


(…)

-¿En serio? Pero ¿cuándo perdiste la fe en la humanidad, Jimena?
-Cuando pillé a mis padres jodiendo. Nadie se recupera de eso.

(…)


(…)

-Anoche estaba tan cabreada que pensé en pagar a alguien para que…
-¿Para que lo matara? ¡¡Macarena, por Dios!! – gritó Jimena.
-¡No! Que lo matara no, joder. Un par de piernas rotas hubiera bastado.

(…)


(…)

Dicen que en las bromas, burlas y enfados, hay más verdad que en las confesiones.

(…)


(…)

-Entonces… ¿es tu novio? – preguntó Leo, que sabía perfectamente la alergia que un tío (como él) puede sufrir ante la respuesta.
-Es mi amigo de polvos mágicos – respondí a media voz.
Coque me miró sorprendido.
-La Cuqui se ha tragado un camionero hoy – carraspeó –. Somos amigos. Íntimos.
-Ah, amigos íntimos. Qué bien que hayas superado tu obsesión por el compromiso. Me alegro mucho por ti.
Me vi a mí misma levantándome, cogiendo la botella de vino de la cubitera por el cuello, estampándola contra la mesa y clavándole el casco resultante en el corazón.
-Tuve un novio de mierda que me quitó las ganas de seguir buscando nada que me atara. Es mejor volar libre. ¿No era eso lo que decías tú?

(…)


(…)

Si hubiera sabido dónde vivía, le hubiera prendido fuego a una bolsa de caca frente a su puerta antes de llamar al timbre, pero no era una opción, así que tuve que devanarme los sesos. Después de desechar la posibilidad de mandarle una caja de heces (¿sabías qué existe una empresa a la que puedes contratarle ese servicio por Internet?), cedí a un clásico de los nuevos tiempos: hater digital.
[…]
<<Se rellena los calzoncillos con calcetines de deporte>>, <<Me pegó ladillas>>, <<Conozco a este tipo…, le mola que le hagan caca en el pecho>>.

(…)


(…)

Miércoles. Los lunes son muy putos, permíteme decírtelo, por si no has notado, pero los miércoles están infravalorados. Ríete de los lunes si tienes que enfrentarte a un miércoles peleón. Los malos miércoles son amigos de los despertadores, de la comida calentada dentro de un tupper de plástico al que es imposible quitarle del todo las manchas de tomate frito. Se llevan bien con la migraña, los sobacos malolientes en el metro y con las canciones como <<Tractor amarillo>>. Los miércoles insípidos, sin plan después del trabajo, sin nada que ver en la tele, sin amigos en casa, sin mancebo… no son buenos. Son el mal. Y si has mandado a tomar por el culo a tu amante, del que es posible (solo posible) que empezaras a estar un poco enamorada…, peor.

(…)


(…)

Con una familia se nace y otra se hace. Pero mamá es mamá y a veces es lo único que necesitas. La palabra de mamá, la dureza de su sinceridad y la calidez de su mimo. Eso me hacía falta.

(…)


21 comentarios:

  1. Hola!!
    Ains... como me alegra ver que has disfrutado de este libro. Lo leí hace unos meses y me encantó es más, será una de mis mejores lecturas de este año. El segundo también lo leí y aunque me sobró alguna página también es genial. Espero que también lo disfrutes.
    Besitos, guapa :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, guapa! ^^

      ¡Gracias! :D La verdad es que es una maravilla ^^ ¡Anda! ¿Así que una de las mejores lecturas del año? ¡Eso es genial! :)
      Sobre el segundo... creo que coincidimos. A mí más que sobrarme lo que me pasó fue que todo me pareció muy precipitado. Eso sí, el epílogo no me gustó nada de nada >.< Pero fue una buena lectura en general :)
      ¡Un besazo muy pero que muy grande y que pases un maravilloso fin de semana, Fanny! ^^

      Eliminar
  2. Todos hablan maravillas de esta biología (?) la verdad yo nunca he leído a la autora pero me han entrado unas ganas de darle una oportunidad :3 me alegra que hayas disfrutado el libro :)

    Muchos saludos desde y nos estamos leyendo 💜

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, guapa! ^^

      ¡Pero qué alegría verte (leerte) por aquí, Annie! :D ¿Qué tal todo, guapísima? ^^
      Sí, la verdad es que todo el mundo la pone por las nubes y, bueno, a mí personalmente me ha pirrado jajajajajaja ¿Así que no has leído nada de la autora? Hum, pues yo creo que esta bilogía está muy guay para probar a ver si te gusta cómo escribe :) Si al final te animas, con este o cualquier otro libro de la autora, lo comentamos sin falta, sí, sí ^^
      ¡Un besazo muy pero que muy grande y que pases un maravilloso fin de semana, Annie! ^^

      Eliminar
  3. Holaaaa guapisimaaa
    Es la primer reseña que me leo de estos libros tan populares por las redes que me deja tan curiosa. En serio, no lo digo solo por decir. La autora ya esta en mi punto de mira ya que cada cosa que leo de ella me la ponen por las nubes SIN EXAGERAR. Esta claramente no ha sido la excepción. El libro me llama la atención sobre todo por lo que comentas de la protagonista y los personajes tan divertidos con los que nos encontramos. Presiento que terminare super enamorada de la historia.
    Que massss... ah si, no se, como has empezado hablando de Madrid y lo maravillosa que es, me han dado ganas de decir que siempre he querido viajar para alla. España me suena preciosaa, y ganas de viajar no me faltan. Aunque temo que falta mucho para que el sueño se me cumpla :/. En fin, supongo que eso no importa. Volviendo al libro, a ver si lo consigo aca en mi rancho porque no lo he visto en librerias :(
    Un beso enorme!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, guapa! ^^

      ¿Sí? :) ¡Ostras, pues me alegro muchísimo! :D Es genial cuando consigues que alguien quiera leer un libro que te ha encantado ^^
      ¿Así que la tines muy pendiente? ;D ¡Pues a por ella! ^^ La verdad es que sí, la historia está cargada de momentos muy bonitos y, de verdad, estoy segura de que con las idas de olla de Jimena te echarás unas muy buenas risas ;)
      ¡Anda! :D ¿Así que te gustaría viajar a Madrid? :) Pues otro punto para que la historia pueda gustarte. La verdad es que en todos sus libros, Elísabet Benavent habla maravillas de Madrid y dan muchísimas ganas de ir a visitar la ciudad :D Ojalá algún día puedas ir, Greta :) ¡Y claro que importa! Es muy bonito querer viajar. Por ejemplo, a mí me encantaría visitar Noruega jajajaja
      ¿Así que no lo has visto por las librerías? :S Vaya, pues con eso no te sirvo de gran ayuda. Hum. Ojalá esté pronto :)
      ¡Un besazo muy pero que muy grande y que pases un maravilloso fin de semana, Greta! ^^

      Eliminar
  4. ¡Hola!

    Me encanta que te guste tanto Beta Coqueta como a mí, de verdad, es genial saber que de cada libro tendré una reseña tuya y podremos comparar opiniones, aunque suelen ser exactamente iguales. Me llevé el chasco con la bilogía Sofía, ya lo sabes, pero con estos libros se se me ha pasado el mal sabor de la decepción por suerte, aunque ahora toca esperar hasta que publique un nuevo libro y podamos leer a Coco, la nueva protagonista (tiene nombre de pija, vamos bien xd).

    La verdad es que a Jimena en ciertos momentos no la tragaba, aunque tampoco me caía mal, era eso de que la veía muy inmadura y en ciertos momentos no sabía si reír o rodar los ojos con desesperación. Adriana sí me pareció una cobarde. Ambas merecían que sus parejas les dejaran, como tú has dicho.

    En fin, ahora toca tomarse un respiro de tanta emoción y sentimientos hasta que salgan más novelas de Beta Coqueta :(

    ¡Nos leemos!
    Lua.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, guapa! ^^

      Es que esta señora, escribiendo, es una maravilla :) Y sí, sí, sí, estoy segura de que reseñas de esta señora no nos faltaran a ninguna de las dos ;D jajajajaja Sí, la verdad es que estamos de acuerdo casi siempre - de hecho, creo que en la única historia de Benavent que no coincidimos es en "Mi isla" -. Lo de Sofía fue tremendo... ¿tú llegaste a leer la segunda parte? Yo fui incapaz. Después del disgusto, decidí que prefería vivir en la ignorancia. Sobre la nueva historia... no me gusta nada el nombre de Coco. ¡Nombre de pija! jajajajajajajaja No se me había ocurrido, pero para nada xD No sé, Lua, esperemos que sea una chica majísima, lo mismo así le perdonamos el nombre ;D
      ¡Anda! Ö ¿Así que a ratos te cayó como una patada? A mí en general me pareció un amor. Ojo, que el tema de que acose a Samuel (porque lo que hacía al principio no dejaba de ser precisamente eso ^^") me pareció muy fuerte. Sí que es verdad que tanto ella como Adriana la liaron muy parda. Es que, vamos a ver, ¿en qué cabeza cabe? Si siendo cobardes sólo consiguen ser infelices. En fin.
      ¡Ya ves! En realidad da penita. Lo comentaba hace poco y es que, jo, te lees un par de la autora y dices "aún me quedan un porrón". El problema está en que, ese "porrón" se va reduciendo y, un día, sencillamente lo has leído todo ^^" Pero nada, estoy segura de que la historia de Coco la cogeremos con muchas ganas ;D
      ¡Un besazo muy pero que muy grande y que pases un maravilloso fin de semana, Lua! ^^

      Eliminar
  5. ¡Hola! ^^
    Comparto al cien por cien tú opinión sobre este libro. Para mi es una de las mejores historias que ha escrito Elísabet Benavent, porque me ha emocionado y divertido a partes iguales. Lo que me pude reír con las conversaciones de las tres amigas xD
    Además, creo que tiene las escenas de sexo justas y necesarias, y a diferencia de otros libros de la autora, la protagonista no me ha parecido tan insoportable. Esta vez no he tenido ningún problema con los personajes. Espero que Elísabet Benavent siga por esta línea para sus próximos libros.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, guapa! ^^

      ¿Sí? :) La verdad es que es una joya de libro. Estoy de acuerdo contigo en que es de lo mejor que ha escrito la autora - pero es que yo fui muy fan de la trilogía de "Mi elección" jajajajajaja -. Y sísísí, con estas tres las risas están aseguradas xD
      En eso estoy muy de acuerdo contigo. De hecho, a medida que ha ido escribiendo, ha ido reduciendo la escenas de sexo. Y se agradece muchísimo. Quiero decir, al final son todas iguales y no dejan de ser hojas y hojas que no van a ninguna parte. ¡Anda! ¿Así que ha habido protagonistas que te han caído como una patada? Ö Yo con la que peor lo he llevado ha sido con Sofía. Como secundarias, Sandra y Nerea no me caían tampoco nada bien. Es que, vamos a ver, la primera se pasaba cuarenta pueblos y la segunda no sabía ni qué leches quería de su propia vida.
      ¡Ojalá que sí! :) A ver qué tal es la historia de Coco ;D
      ¡Un besazo muy pero que muy grande y que pases un maravilloso fin de semana, Mary-chan! ^^

      Eliminar
  6. Hola Carme.
    Lo primero debo decir que me ha encantado tu reseña, muy desgranados y con mucho sentimiento. Yo que he elegido este libro ahce relativamente poco identificó mucha de esas sensación y sentimientos que comentas. Además, hace unos dias terminé el segundo, LO FLIPARAS, a ratos obsviously. Jaja

    Me ha gustado bastante esta novela, creo que retoma mucho de la Benavent de sus inicios y aunque Maca y Leo a ver es me entraban ganas de matarlos, de alejarlos a una punta del mundo a cada uno, bueno... Es lo que son.

    Besotesss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, guapa! ^^

      Mil gracias, María :) Estas cositas siempre hacen ilusión :) Me alegro de que te haya gustado ^^
      ¿Así que coincidimos? :) ¡Es que es una locura! O sea, vamos a ver, me dio tiempo hasta de llorar de la impotencia jajajajajaja El segundo... pues lo leí también :) Casi uno detrás de otro xD El ansia, qué es muy mala. Y sí, sí, sí, estoy de acuerdo contigo en que es para flipar jajajajajaja
      Me alegro de que te haya dejado con tan buenas sensaciones el libro :) Maca y Leo... es que vaya par, de verdad. Vamos a ver, que te ríes un montón con la de putadas terribles que llegan a hacerse, pero era del rollo: por favor, arreglad esto antes de que os matéis xD
      Sobre lo que comentas de que vuelve a sus inicios la autora... pues sí. Quiero decir, para mí "La magia de ser Sofía" fue terrible. Tan terrible que no llegué a leer el segundo libro y, la verdad, tenía miedo de que esta nueva bilogía fuera un chasco. Pero nada más lejos de la verdad. Ahora sólo nos queda esperar que sus próximos libros sean igual de maravillosos :)
      ¡Un besazo muy pero que muy grande y que pases un maravilloso fin de semana, María! ^^

      Eliminar
  7. Hola guapetona!! Por aquí el calor no da tregua tampoco, pero hay que seguir...Las opos no dan tregua ;)

    Ayss cómo disfruté con esta historia, yo también lloré, reí a carcajadas, sufrí por la cabezonería de algunos de sus protagonistas...Sus libros son emoción pura, y bien escrita. Por eso me duele tanto que se juzgue mal a esta autora, ya quisieran muchos autores crear personajes y emociones como ella crea.

    Con Jimena me lo pasé bomba, me recordó mucho a Lola pero más bruta y especial. Es muy graciosa. Y Samuel la contrarresta, es calmado y coherente en todo lo que hace. Un dios griego sensato que (ahora que no me oye mi chico) ya quisiera yo pa mi jajaja

    Coincido contigo en todo, yo me pondría ahora mismo a leerlo de nuevo jajaja

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, guapa! ^^

      ¡Uf! ¡Muchísimo ánimo con eso, Cris! :D Estoy segura de que te irán genial ^^
      Totalmente de acuerdo con todo lo que comentas. Es que es precisamente eso: emoción a lo bestia. Yo también lloré una barbaridad. ¡No era para menos! Es que, vamos a ver, se pasan literalmente todo el libro amargándose la existencia y luego esa despedida... pues duele. ¿Cómo no va doler? Ya no hablemos de cómo la lían Adriana y Jimena, porque entonces ya es para llevarse las manos a la cabeza. Pero, oye, también tiene momentos maravillosamente divertidos :)
      ¡Totalmente! xD Mira que Lola la liaba, pero lo de esta chica es de traca. Cris, no me digas que no flipaste. O sea, la tía tiene las narices de decirle que "le duele el culo" jajajajajajajajajajaja Yo eso no lo supero xD Pero era un amor. Sobre Samuel... totalmente de acuerdo ;)
      Ahora nos toca esperar, a ver con qué nos sorprende esta vez la autora ^^
      ¡Un besazo muy pero que muy grande y que pases un maravilloso fin de semana, Cris! ^^

      Eliminar
  8. Hola, me ha encantado tu manera de reseñar, haces que quiera salir corriendo a la librería y comprar todo lo relativo a la autora y no he leído nada de ella, comienzo a pensar que me he perdido de mucho. Este libro lo he visto mucho y en su mayoría con buenas notas, así que sin duda si no es este algo de la autora si leeré pronto. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, guapa! ^^

      ¡Mil gracias! :) Comentarios como este siempre ponen de buen humor :)
      Sobre la autora... ay, es que a mí me encanta jajajajaja Espero que puedas darle una oportunidad algún día, de verdad que vale la pena ^^ Cuando te animes con cualquiera de sus libros, comentamos con falta, sí, sí ^^ Y fangirleamos un poquito, que nunca va mal ;D
      ¡Un besazo muy pero que muy grande y que pases un maravilloso fin de semana, Marisol! ^^

      Eliminar
  9. No lo he leído, pero qué alegría que te haya resultado tan buena lectura :D

    Besooooooos =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, guapa! ^^

      ¿No? ¿Y no te llama la atención ni un poquito? ¿Ni un poquitito? ;D Mira que yo me esfuerzo por convencerte, ¿eh? ;D Bromas a parte, si te llama la atención la autora, la verdad es que esta primera parte de bilogía es una joya :)
      ¡Un besazo muy pero que muy grande y que pases un maravilloso fin de semana, Leyna! ^^

      Eliminar
  10. ¡Hola, Carme! Bueno, sé que soy una aguafiestas, pero ya sabes que da igual lo que digas de este libro, a mí no me convencerías de leerlo. Éste creo que no me hubiera llamado la atención ni aunque te hubieras puesto hater, pero me alegra muchísimo que a ti te gustara tanto y que también se mereciera el 5/5 :D
    Que las 3 chicas te hayan caído bien es genial, no es fácil encontrar una historia en la que todos los personajes te caigan igual de bien :) Siempre suele haber alguien que te cae un poco peor o que preferirías que no fuera un personaje secundario y se merecería ser protagonista, pero veo que aquí todas se ganaron tu aprecio.
    Cuando nombras "La magia de ser Sofía" no está el enlace a la reseña, a ver que yo la leí, pero te lo digo porque seguramente se te pasó por algo poner el enlace donde dices y así otra persona puede acceder más fácilmente si lo desea.
    Lo más valorable de este libro es que te sirviera de escape en los días en los que estabas tan agobiada, solo por eso ya se nota que la historia te atrapó de verdad :-)
    Me suena lo de pansexual y omnisexual porque creo que lo explicaste en el chat, pero ya me había olvidado de las diferencias y es una pena que aquí se cometa el error de decir que es lo mismo si no lo es, pero bueno, es un fallito perdonable porque se ve que de resto no has tenido ningún problema.
    Lamento decirte que sigo sin querer leer el libro, pero voy a soltar un topicazo: "no eres tú, soy yo" xD De verdad, ya sabes que hay novelas que no me atraen nada por mucho que me las pinten como una maravilla y ésta es una de ellas.
    ¡Saludos y me voy a por tu última reseña! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, guapa! ^^

      Me parece que ya me he resignado ;) Eso sí, esperaré con muchas pero que muchas ganas a que leas "Mi isla" ^^ Esta novela en concreto... ay, a mí es que me encantó ^^ Pero, por ejemplo, a Patt no le gustó tanto. Así que tienes las opiniones a fifty fifty jajajajaja
      La verdad es que sí. Aquí las tres chicas son amores. ¡Y eso que son totalmente diferentes! ^^ En otros libros de la autora sí que tuve ciertos problemas con algunos personajes secundarios - en la bilogía "Horizonte Martina", Sandra me cayó como una patada -, pero aquí entre que te mueres de la risa con Jimena, que flipas con las idas de olla de Maca y que sufres lo indecible con Adriana... es un completito :)
      ¡¡Anda!! ¡Pues se me habrá pasado! Ö Muchísimas gracias por avisar. Ahora mismo lo cambio ^^
      Sí, sí. Fue todo un alivio :) Es una maravilla encontrar un libro que sirve para evadirse cuando todo sale mal ^^"
      Sobre el tema de la sexualidad... síp. Os lo comenté a vosotras y luego salió el fallo en este libro. En el segundo eso no pasa - se considera al personaje en cuestión pansexual, sin decir que sea un sinónimo de omnisexual -, así que no me quejo ^^
      Me encanta ese topicazo, ¡se aplica a todo! jajajajajajajajajaja Nada, Omaira, a por otras lecturas y ya está :)
      ¡Un besazo muy pero que muy grande y feliz domingo, Omaira! ^^

      Eliminar
  11. ¡Hoola Carme! :D
    La conversación sobre el tiempo se está convirtiendo en una costumbre, jeje. Pero qué bien sienta quejarse del cambio climático y del calor tan asqueroso que hace :P
    Ayyy Carme, qué ganas le tengo a la autora y más leyendo reseñas tan positivas. Tengo que investigar a ver qué libro encuentro en la biblio y hacerle hueco, de verdad. La cosa es que tenía pensado leer unos libros este verano sí o sí y todavía hay algunos pendiente ^^" Si es que no se puede, jajaja.
    ¿Así que la conversación del principio vale oro? Qué guay que la autora se centre también en la amistad entre las chicas :) Y oye, me ha llamado mucho la atención que trate distintos temas como la homosexualidad y la pansexualidad. Una pena que confundiera este último término con la omnisexualidad (se lo perdono porque madre mía lo de términos y tipos que hay, pero es cierto que ya que lo menciona, lo podría haber investigado algo más a fondo).
    Más cositas, parece que las chicas están pasando por momentos difíciles. Está guay leer sobre ello, así vemos las cosas que hacen bien y las que no. De ambas podemos aprender mucho ^^
    La verdad es que me ha llamado mucho la atención, así que me lo voy a apuntar en una lista que tengo con los autores a los que quiero darles una oportunidad. Así, cuando quiera leer algo de Benavent, no tengo que volver a ponerme a investigar por qué libro empezar. Mira que nos has recomendado libros de esta señora, pues con cada reseña pienso "voy a empezar con este... No, con este... No, con este otro...". Socorro, jajajajaja.

    ¡Un beso enorme guapísima!
    Espero que hayas pasado un finde estupendo ^^

    ResponderEliminar

El blog cuenta con la moderación de comentarios por dos motivos:

1 - No perderme ninguno de vuestros comentarios y así poder llevar cierto control.

2 - Evitar spam.

¡Muchas gracias por dejaros caer por aquí y dejar vuestra opinión! ^^