21/7/18

Reseña #123: Llámame por tu nombre



Reseña #123: Llámame por tu nombre



 ¡Hola, hola, hola!

 ¡Lo sé, lo sé! Rompo mi palabra la segunda semana. Antes de que me digáis que “no os debo ninguna explicación” o “que no me preocupe”, me gustaría explicame. Esta semana la he dedicado, básicamente, a hacer el vago a niveles peligrosos. Sin más. No tenía ganas de hacer nada y prácticamente he invertido todo mi tiempo en leer. Eso sí, he echado estos lares mucho de menos, ¡y espero compensar mi descuido estos días!

 Aclarado esto, ¡dentro reseña!

Ficha técnica



Título: Llámame por tu nombre
Autor: André Aciman
Traductor: Guillermo Díaz Ceballos
Editorial: Alfaguara
Número de páginas: 280
ISBN: 9788420473895
Preció libro físico: 17,90
Precio formato electrónico: 8,54


Sinopsis

 Un joven estudiante americano viaja a Italia para profundizar en sus estudios de Filosofía durante un verano. El hermoso pueblo costero en el que se instala servirá de marco para narrar una historia de amor que marcará su vida y la del joven y sensible hijo adolescente de la familia que le acoge. La pequeña mansión es un refugio de belleza, cultura y armonía, donde la literatura y la amistad fraguarán una pasión que debe mantenerse oculta. 

Mi opinión

 Si me pidieran que usase una sola palabra para describir el libro, elegiría “curioso”. Curioso, no a nivel intelectual, ni mucho menos; curioso como eufemismo para referirme a los puntitos siniestros y a los que, aunque son tiernos, dejan a una flipando lo que viene siendo un poquito (demasiado). Dicho (escrito) esto, ¿qué os parece si hacemos las presentaciones?

 Cada año, los padres de Elio acogen a un visitante en su casa durante el verano. Suelen ser personas del ámbito académico universitario – porque el padre de nuestro protagonista es catedrático, claro – que vienen, entre otras cosas, para disfrutar de lo que vienen siendo unas vacaciones de la hostia a orillas del Mediterráneo, en la preciosa Italia. El problema es que los visitantes no suelen cuajar con Elio. A fin de cuentas, lo ven como un chaval menor de edad que es, a efectos prácticos, “el bebé de la casa”. Esto cambia el día en que Oliver pone los pies en B. – un dato curioso es que el autor no nos da el nombre del pueblo en ningún momento, algo que primero choca pero que luego se acepta sin mayores problemas. Palabrita.

 Oliver no es un visitante al uso. Veinticuatro años, un escritor y profesor norteamericano, con unas ganas de fiesta que no se las aguanta y un carisma que hace que todo el mundo le adore. Y aquí es donde empieza de verdad la historia. Si queréis la realidad, os diré que: Elio cae fulminado en el mismo momento que ve a Oliver. Una atracción meramente física, y es que nuestro protagonista no sabe que es bisexual, pero es innegable que el nuevo le interesa. Y mucho.

 Leí el libro por lo que lo ha leído la mayoría de la gente: las buenas críticas. Buenísimas, de hecho. Libro que ha conquistado a montones de lectoras y lectores. André Aciman es, sin duda, un escritor de los que llegan. Su prosa es descarnada, directa y poética. Sí, poética, porque Elio le da una y mil vueltas a cada situación, buscando el significado oculto de actos tan efímeros como un roce de manos, un apretón en un hombro… pensamientos que hacen que quién lee la novela se vea colapsada.

 El libro me ha gustado. Quiero dejar eso muy claro antes de deciros que con Elio tengo sentimientos encontrados. Así para empezar, deciros que lo suyo no me pareció sano. Esa obsesión con Oliver, esa fijación a ratos casual, a ratos enfermiza… me llevaba por la calle de la amargura. Escenas tan grotescas como la del bañador rojo – de la que no os hablaré porque, joder, a mí me dejó flipando -, a la que siguen enfados, conversaciones ficticias, sueños confusos… Una amalgama. Eso ha sido Llámame por tu nombre. Una amalgama de sentimientos y pensamientos, todos ellos condensados de forma sencillamente maravillosa, pero también escabrosa.

 Oliver me ha gustado más. Mucho más, de hecho. Supongo que el contraste versaba sobre madurez, sobre “bagaje” o, sencillamente, sobre experiencia. Os cuento esto porque salta a la vista, desde el principio, que la atracción existe. Una más que carnal por parte de nuestro profesor.

 Retomando la trama, Elio se las ve y se las desea para que Oliver le preste atención; o al menos eso es lo que él piensa. Después de mucho darle vueltas, decide poner las cartas sobre la mesa. Sincerarse, que anda que no es difícil, ¿eh? Entonces es cuando llegan las preguntas. Preguntas como… ¿hasta dónde están dispuestos a llegar nuestros chicos?, o, lo que es más importante… ¿a qué precio?


 Y ahora, bienvenidas y bienvenidos a la Zona Spoiler


 Así para empezar, deciros que el final me ha cabreado. Me explico. Muchas veces he hablado de las repercusiones que tiene obrar de forma cobarde o, lo que es aún peor, cobarde y egoísta. Esto viene a santo de que se veía venir. Y es triste. Triste e injusto. Elio, aunque tenía despuntes siniestros, comentarios que a mí me hacían cuestionarme muy seriamente hasta qué punto el pobre chico sabía lo que hacía o lo que quería, asume mucho mejor que Oliver sus sentimientos. Es triste, porque parece que empatizo mejor con los personajes que terminan por decepcionarme; pero es una realidad.

 Contrariamente a lo que pueda parecer, el libro no es una crónica de sexo, engaños y grandes revelaciones. Elio, pese a acostarse con Oliver, sigue acostándose con su amiga Marzia, una chica que a mí me dio mucha pena, porque ella, joder, ella quería de verdad a Elio. Pero él, a ella, no. No, la novela no versa de sexo y aceptación de la identidad sexual, algo que a mí, la verdad, me ha dado mucha pena. El libro habla de dos personas que follan a escondidas, de dos personas que pasan un verano maravilloso en el que se descubren no sólo a sí mismos, sino a ellos mismos en los ojos del contrario. Y de golpe, el final. Uno abrupto. Un “adiós” – o un “luego”, como decía nuestro profesor – al que siguen silencios y parches.

 Cuando hablo (escribo) de parches, no hablo (escribo) sobre remedios causales, temporales. Hablo de soluciones que a corto plazo parecen las correctas, pero que son poco más que castillos en el aire. Oliver decide casarse y Elio lo acepta. Lo acepta, porque tiene que hacerlo, porque debe hacerlo. Lo acepta de forma tan fulminante que ni siquiera hace su propia vida. Va de cama en cama, sí; pero no construye una relación sólida con nadie. Ojo, yo esto lo respeto, siempre y cuando no quede tan absurdamente claro que el problema, en realidad, es que no puede estar con quién realmente quiere estar. Como él mismo dice, después de Oliver hay algo así como un medidor: lo que está bien o mal, pero siempre en función de cómo fue con Oliver.

 Hago un alto aquí, y es que me parece muy triste que, después de lo mucho que les cuesta acercarse a nivel emocional el uno al otro, se cierren de esa manera. Oliver se convierte en lo que se espera de él, el chico que se esconde tras los “para ti todo es un juego” o “al menos tus padres te seguirían queriendo”. Comentarios que hacen que pensemos la época en la que se ambienta la novela y que, joder, cabrean. Cabrean, porque lo que yo quería, lo que esperaba, era una novela que diera un bofetón al canon. Lo da, claro que lo da; viven su idilio sin un solo incidente, sin un sólo episodio que les haga sentirse mal consigo mismos por ser ellos mismos. Pero me faltó ese punto, ese toque de novela que hace que todo pueda pasar.

 Tocando otros temas, creo que la novela aborda muy bien la fragilidad de la vida a través del personaje de Vimini. La niña me cayó muy simpática y, bueno, aunque no lloré su suerte, sí que me supo mal. Tres cuartos de lo mismo para el padre de Elio. Ese señor es un cielo, un hombre de mentalidad abierta, que apoya a su hijo y le pide que vuele. Es triste quedarse apalancado, apalancada. La zona de confort está muy bien, pero hay que saltársela, romper barreras y, joder, vivir. Vivir por encima de nuestras propias posibilidades antes de volver a la rutina.

 Poco más que deciros. El libro es demasiado corto como para que venga yo a contároslo entero. Leedlo, conoced a Elio y a Oliver y, por favor, contadme si a vosotras y vosotros os parecieron idiotas por no arriesgar un poco más.


Con todo, Llámame por tu nombre es una novela de las que llegan. Con dos protagonistas diferentes, pero muy parecidos, André Aciman nos sumerge de lleno en la enrevesada mente de Elio. Dadle una oportunidad. Vale la pena.

Nota: 4/5


Citas


(…)

-Quedarán muy harinosos – se quejaba.
-Mira, yo me encargo de los tomates, tú te dedicas a conducir y así seremos todos felices.
-Es que no lo entiendo. Durante todo el día los estás moviendo de un lado a otro y luego a otro – insistió – y plantaste albahaca muy cerca. Pero claro, los que habéis estado en el ejército lo sabéis absolutamente todo, por supuesto.
-Lo que tú digas – Anchise le ignoraba.
-Por supuesto que lo que yo diga. Ahora me explico por qué no te dejaron quedarte en el ejército.
-Eso es, no me dejaron quedarme.

(…)



(…)

-Ojalá hubiese tenido esa cabeza a tu edad; me habría ahorrado muchas decisiones equivocadas – dijo mi padre.
-¿Decisiones equivocadas, tú? Sinceramente, no te veo siquiera imaginándote una decisión equivocada.
-Eso es porque me ves como una figura, no como un ser humano. Peor aún: como un anciano. Pero hubo alguna que otra. Me refiero a decisiones equivocadas. Todo el mundo atraviesa un período de traviamento: cuando tomamos, por poner un ejemplo, un camino diferente en la vida, la otra vida. El propio Dante lo hizo. Algunos se recuperan, otros fingen hacerlo, otro nunca vuelven, algunos se rajan incluso antes de empezar y otros, por el miedo a tomar decisiones, se encuentran siguiendo un camino equivocado durante toda su vida.

(…)



(…)

-[…] Sin embargo, no sentir nada por miedo a sentir algo es un desperdicio.

(…)

13 comentarios:

  1. hola! si hace el vago y luego nos traes reseñas como estas, no hay drama!! sigue y disfruta, saludosbuhos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Tu reseña es bastante completa y coincido en lo que dices, "Llamame por tu nombre" es una amalgama de sentimientos y pensamientos, plasmados maravillosamente en esta novela. La ambientación le da un plus y los personajes me encantaron. Soy nueva en tu blog y ya te sigo. Nos leemos!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola, Carme!

    La verdad es que a mí este libro me decepcionó bastante. A ver, no es que no me gustase porque le puse un 3/5, pero sí que me pareció poca cosa comparado con el aluvión de críticas buenísimas. Pues veo que tenemos opiniones muy parecidas, porque todo el mundo adoraba la relación de Elio y Oliver y yo no porque la veía muy enfermiza, una relación que encima tenía fecha de caducidad y era a escondidas.

    Respecto al final, a mí tampoco me gustó nada, me pareció que iban a lo fácil, a lo sencillo... sobre todo Oliver. ¡Que se va a casar con una persona a la que no ama ni conoce apenas, por puro compromiso! En fin, qué manera de malgastar su vida, la verdad. Un personaje que parecía tener las cosas clarísimas, que parecía saber disfrutar de la vida... y hace eso.

    A mí sí me gustó cómo trató el tema LGBT+: sin dramas, todo muy natural. Es cierto que no dicen a gritos que se acuestan juntos o que son bisexuales, pero tampoco se hace ningún drama cuando lo descubre el padre ni ellos mismos parece que lo vean extraño. En fin, Carme, una lectura que me decepcionó y que, de hecho, ya no está ni en mi estantería porque lo intercambié por otro libro.

    ¡Nos leemos!
    Lua.

    ResponderEliminar
  4. Hola preciosa!
    Yo estoy deseando de que llegue Agosto para hacer el vago, creo que me voy a pasar todo el mes de la cama a la piscina y de la piscina a la cama jajajaja bueno también me nutriré algo que si no puedo desfallecer jajaja. No se yo si este libro lo disfrutaría bastante porque aunque me parece bastante interesante lo del protagonista me mata y eso que no has contado lo del bañador rojo que si no seguro que ya le hacía la cruz, pero luego claro, está los puntos positivos y eso si que me atraen del libro, así que ahora estoy en duda, no se si animarme con él o de dejarlo pasar.
    Fantástica reseña como siempre, me encanta!
    Que tengas una hermosa semana preciosa!

    −Fantasy Violet−
    Besotes! ♥ 

    ResponderEliminar
  5. ¡Buenas!

    Sobre Call me by your name, lo cierto es que tan solo he visto la película de Luca Guadagnino, y debo reconocer que me gustó, pero no tanto como las críticas me hacían ver. La verdad es que tengo ganas de leer el libro para comparar, pero me gusta cómo esa preocupación de Elio sobre sus acciones y los gestos de Oliver se ven reflejados en la propia actuación de Timothée Chalamet (un bombonazo de cuidado) y estaría bien leerme el libro para ver si me transmiten lo mismo con dos medios distintos.

    ¡Buena reseña y muy interesantes reflexiones sobre los temas de esta novela!

    ResponderEliminar
  6. Hola Carme!!
    Pues tú ni te preocupes, es normal querer hacer el vago, todo el mundo lo necesita, así que mientras vuelvas y no nos olvides, no importa ;D
    En cuanto al libro, pues lo conozco por haber visto varias reseñas y por los comentarios positivos de las mismas. No me he leído la zona de spoilers porque no descarto leerlo en algún momento; eso sí, cuando me haya quitado varios de los pendientes que tengo y pueda ponerme en exclusiva con él. Veo que Elio te ha confundido y la verdad es que me has dejado intrigada con la escena del bañador rojo (intentaré acordarme cuando lo lea), aunque me ha llamado mucho más la atención Oliver por lo que has contado sobre él. También me ha parecido curioso lo del nombre del pueblo como B. No sé qué habrá querido hacer el autor (lo mismo todo es real :P)
    Gracias por la reseña!!
    Besos :33

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!

    Este libro no lo conocía, así que gracias por la reseña :D
    ¡Me alegra que te haya gustado! ^^

    Un abrazote =)

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola, Carme! Pues has acertado, lo primero que yo te iba a soltar era lo de "no te preocupes" xD Pero, en serio, creo que nadie querrá castigarte por hacer el vago, a todos nos encanta hacerlo en algún momento (o en muchísimos momentos jajaj).
    Sobre este libro,creo que te dije que no tenía claro si leerlo o no, le han dado mucho bombo a la película y ni siquiera estoy muy convencida de verla, aunque he visto que el dvd está en la biblioteca.
    Si te soy sincera, no logro sentirme atraída por la historia. Me gusta eso que dices de que te haga sentir tantas cosas, pero no le veo nada llamativo a la trama. Que si, que seguro que a un montón de gente le parece super interesante, pero a mí no me parece que tenga nada que pueda intrigarme.
    El chico se encapricha del que viene y seguro que viven un verano inolvidable cargado de momentos para todos los gustos. Y no entiendo dónde está el drama, si llega un punto en el que ambos reconocen que se gustan... ¿cuál es problema? ¿el que dirán?.
    Voy a leer tu zona spoiler...
    Lo que yo decía, va de un verano de momentos y de experiencias que supuestamente les cambian la vida a los personajes.
    Por lo que cuentas, a mí también me da pena la chica, no entiendo para qué Elio juega con ella si se nota que para ella no es un simple rollete.
    Y lo de que al final se sometan... bueno, tal vez hoy en día se esperaría que lucharan por lo que quieren, así que no veo del todo mal que no sea así porque es lo que pasa en la vida real, no todo el mundo se lanza a hacer lo que le hace feliz. Pero sí, entiendo los motivos por los que te decepcionó ya que también puede considerarse un desenlace muy típico.
    Creo que no voy a leerlo, pero me alegra que a ti te haya gustado a pesar de los detalles que no te convencieron.
    Como siempre, me ha encantado leer tu reseña, además, creo que es la primera que leo de este libro, ya que hasta ahora solo le había hecho caso a comentarios sueltos y no me había molestado en leer reseñas.
    ¡Saludos y muy feliz tarde! ;-)

    ResponderEliminar
  9. Es un libro muy popular ahora y me gusta mucho esta historia ❤

    ResponderEliminar
  10. Hola!
    Pues me he dejado la zona spoiler esta vez porque ESTE LIBRO LO TENGO QUE LEER SÍ O SÍ. A ver, para empezar quedas perdonada. Las vacaciones estan para eso: estar echada en la cama todo el día y pararte unicamente para comer o ir al baño. Fuera de ahí tenemos absoluto derecho a disfrutar de no hacer nada, sencillamente. Ahora bien, Llamame por tu nombre es un libro que me llama demasiado la atención. No he tenido la oportunidad de comprarlo, por lo que aún no le hinco el diente, pero sus críticas se dispararon por todos lados dejandolo en la cúspide de una torre. Todos dicen maravillas, y lo dejan en las nubes. Y ni hablar de la película. Ay, la peli ha sido mas de lo mismo y tambien espero verla DESPUES de la lectura. Sobre lo que dices, se nota que has disfrutado aunque puedo ver que no ha sido la octava maravilla para ti como para muchos. Me ha gustado la marcada diferencia de ambos protagonistas, la madurez de uno y la sed y juventud del otro. Si bien, me perturba un poco la obsesión del prota, me gustaría sentirme invadida por los detalles de buena química entre dos personas. Esas narraciones envolvedoras de roces y miradas que siempre me dejan emocionada. Asi que ay, me lo requeteapunto.
    Gracias por la reseña :)

    ResponderEliminar
  11. Hola bonita, he estado de vacaciones y por eso no he podido pasarme. Pero ya estoy por aquí para leerte ;)

    Sin duda es una historia que ha tenido buenísimas críticas, quizás por eso me apetece tanto leerla. Cuando escuchas algo tan bueno sobre una historia solo quieres comprobarlo. Así que me viene perfecto saber que a ti te ha chirriado el personaje de Elio, así no idealizo su lectura y voy sabiendo que habrá cosas que quizás no me gusten. Y no me pego el batacazo como me ha pasado con Dicker...

    Lo leeré fijo guapa y luego la película ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  12. ¡Holaa Carme! :D

    ¡Vivan los días de flojera y lectura! Yo también estoy en ese plan, solo quiero leer y dormir :) Y no ayuda que esté leyendo unos libros de esos que empiezas a leer y no los puedes dejar D:
    Y bueno, ya tenía ganas de leer esta reseña :)
    La verdad es que coincido contigo en que Elio tiene una obsesión un tanto creepy con Oliver. Lo del bañador rojo recuerdo que fue muy random, tipo que me quedé en plan "¿pero qué le ha dado a este chico en la cabeza?". No sé si en el libro también sale, pero en la peli hubo una escena un tanto asquerosa con cierta fruta...
    En fin, Oliver sí se le notaba que al principio se frenaba más y que era un poco más "sensato" o maduro que Elio. Y ya te comenté que no me gustó nada que jugara con la otra chica. Eso no se hace.
    ¡Ah! Y lo de no poner el nombre del pueblo me parece muy guay :) Jane Austen y Cecelia Ahern también han hecho eso y siempre me entra mucha intriga, jeje.
    Es una pena que te faltaran algunas cosillas para que te resultara una novela perfecta, pero por lo demás (y quitando un poco a Elio) me alegro de que lo hayas disfrutado ^^

    ¡Un beso enorme y espero que estés pasando una semana estupenda! :D

    ResponderEliminar
  13. hola! recien nos damos cuenta que ya estuvimos por aqui, y es que se te extraña taaantoo, gracias por la reseña que volvimos a leer y nos parece es-tu-pen-da!!!besotesbuhos para ti ( y jarabe para la memoria para nosotras)

    ResponderEliminar

El blog cuenta con la moderación de comentarios por dos motivos:

1 - No perderme ninguno de vuestros comentarios y así poder llevar cierto control.

2 - Evitar spam.

¡Muchas gracias por dejaros caer por aquí y dejar vuestra opinión! ^^