18/5/18

RESEÑA #118: BIOGRAFÍA DE UN CUERPO



Reseña #118: Biografía de un cuerpo

 ¡Hola, hola, hola!


 Ya queda nada para junio. Sólo unos poquitos días más. Pronto podremos mandar a tomar por el culo los apuntes. Y seremos libres. ¡¡Qué ganas!! Mientras ese día glorioso llega, ese en el que podremos sonreír mucho y muy fuerte pensando que hasta septiembre no hay que romperse la cabeza; ¿qué tal si hablamos de algún libro? Esta vez no es una recomendación pero, oídme (leedme), lo mismo a alguien le pirra. La gracia está en que cada persona tenga un gusto, ¿no?

 Aprovecho para dar las gracias a la editorial SM por el envío del ejemplar.

 Y ahora… ¡Dentro reseña!


Ficha técnica



Título: Biografía de un cuerpo 
Autora: Mónica Rodríguez Suárez 
Editorial: SM 
Número de páginas: 144 
ISBN: 9788491074571 
Preció libro físico: 11,95


Sinopsis

 Cuando eres niño, te dejas llevar. Pero un día tu cuerpo se rebela, crece, y nada es como antes.

 Premio Gran Angular 2018 Las piernas recorridas por hilos de cobre. El pie extendido, el muslo flexionado. La música cambia. Soy yo el que está ahora en el escenario haciendo cabriolas y de nuevo Álex llega, lo ocupa todo, baila. Los aplausos como el fragor del agua. El público arrebatado. La danza sucediéndose en esta caída de agua. Todo sucediéndose… Pero, ¿y si no quiero que suceda? ¿Y si no quiero seguir bailando?


Mi opinión

 No es por ti, es por mí. Esa es la primera frase – bueno, vale, si me pongo en plan tiquismiquis debo decir “oración” – que me viene a la cabeza cuando me paro a pensar en qué deciros (escribiros) sobre Biografía de un cuerpo. Y es que es verdad. No sé si el problema lo tengo yo, lo tiene el libro o lo tenemos ambos; pero he sido incapaz de disfrutar de la lectura. Total y absolutamente incapaz. Palabrita.

 Hola, me llamo Carme y tengo un hermano de catorce años. Esto viene a cuento, no creáis. Viene a cuento, os digo (escribo) porque os puedo asegurar, y os lo aseguro, que los niños de catorce años no piensan así. No, no estoy diciendo que sean encefalogramas planos, ¡ni mucho menos! Lo que digo es que no tienen esos problemas existenciales tan… tan absurdos, joder. Y es que nuestro protagonista – del que conocemos el nombre más o menos en la página 80 – es… asquerosamente repelente. Hala, ya lo he dicho (escrito). Un niño repelente. Un narciso que, ojo, achaca todos sus problemas a “su cuerpo”. No es él, es su cuerpo. ¿Veis por qué os hablaba de “no es por ti, es por mí”?

 El libro gira entorno a dos constantes: el día a día de nuestro protagonista casi anónimo y la vida de Valsav Nijinsky. Por si alguien no sabe quién es, os contaré que fue un gran bailarín ruso. No, yo tampoco lo sabía, pero la autora se encarga de recordarnos por activa y por pasiva quién fue y qué fue de su vida. Ojo, eso me parece bien. Bien mientras todo esté bien hilado y es que, por más que quiera, no puedo ver las semejanzas entre un niño de clase media que, sencillamente, está en la edad del pavo; y un hombre que se las vio y deseó para salir adelante antes de la primera guerra mundial. Ahí os lo dejo.

 Antes de que me tachéis de tía cabrona que no es capaz de disfrutar de un premio Gran Angular, quiero poneros en antecedentes. En el libro se tilda de “ordinaria” la vida de las personas normales. Personas como vosotras, vosotros y yo. Pues oye, a mí mi vida me parece la hostia, gracias, no necesito que nadie me diga que, si no soy una bailarina de la leche, tengo que conformarme con una vida mediocre. Sí, esto lo escribo con mala hostia, porque me sentó como una patada. Como una patada que el padre del protagonista y el propio protagonista, digan que tanto la mujer que lo ha traído al mundo como su hermano son “personas corrientes”. Me ofende. Me ofende muchísimo.

 Quiero romper una lanza a favor del libro. Sólo una, tampoco me voy a pasar de generosa. Álex es un gran tío. Un chaval maravilloso que no se merece nada de lo que le pasa. Ni los desplantes del protagonista – que a veces es un cabrón insensible – ni su situación familiar. Pensando en esto, creo que salvaré también a Clara, y es que la chica lo único que hace es ser una buena persona; algo que debería probar a hacer el protagonista.

 Si me pongo en plan profunda y extrapolo toda la situación, creo que podría hablaros de cómo los niños crecen, se amoldan a su nueva realidad y, ¡cómo no!, se enamoran con una intensidad abrumadora. Sí, nuestro pequeño niño egocéntrico se enamora hasta las trancas de una de sus compañeras de baile, una chica que, por suerte o por desgracia, es demasiado buena para él. Pero eso no es todo. Se habla de cómo los niños primero ven a sus padres como lo mejor que hay en el mundo, como figuras a seguir; para pasar a ese punto en que creen saberlo todo y cualquier pregunta les aburre e irrita. Y eso estaría genial, de no ser porque, en más de una ocasión, el niño no sólo me ha parecido aborrecible, sino terriblemente intransigente e irreflexivo.

 No, no voy a hacer una zona para destriparos el libro. Es demasiado corto y, sinceramente, no hay mucho que contar. Un niño que tontea con la cerveza, que da sus primeros besos en un parque pasando un frío del demonio. Un niño que no sabe cómo decirle a su padre que él tiene capacidad más que suficiente para saber qué le gusta y que no. Un niño que tiene que aprender a decir “basta”. Y modales. Joder, qué aprenda modales.

 No, el libro no me ha gustado. Lo digo con el corazón en un puño. Es muy desagradable tener un premio entre las manos y no ser capaz de disfrutarlo. Pero es que, sencillamente, me ha recordado a los últimos minutos de un sprint. Esos en los que corres sintiendo cómo todo te quema por dentro, en el que eres plenamente consciente de cada uno de los músculos de tu cuerpo y sólo quieres parar.

 Ojalá haya montones de personas que digan que es maravilloso y que puedan disfrutarlo. Yo os dejo a vuestra elección darle una oportunidad.


Con todo, Biografía de un cuerpo es un libro que no me ha gustado. Con un protagonista que ha conseguido ponerme enferma y una historia a ratos aborrecible. Con algunos mensajes buenos, es una novela que me ha dejado indiferente.

Nota: 2/5

18 comentarios:

  1. ¡Hola guapa! Siento mucho que no te haya gustado y sobre todo que te hayan molestado ciertas cosas que ibas leyendo. A mì también me parece que se puede llevar una vida maravillosa aunque sea diferente de la que, por lo que comentas, lleva la protagonista pero claro, sin leerlo igual estoy hablando por hablar. De todas formas, no tienes por qué sentirte mal porque no te haya gustado un libro premiado, cada libro tiene su lector y a mí por ejemplo no me llama mucho. Un besote :)

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    Que pena que no te haya gustado, pero yo con la sinopsis no le habría dado una oportunidad la verdad, pero sabiendo que tiene tal premio... no sé, a mi no me ha llamado nada de nada la sinopsis de una frase y tú reseña a terminado de lapidar este libro para mí. Pero bueno hay que pensar que no todos los libros son para nosotros y siempre pienso que cuando un libro no nos gusta, es porque lo hemos leído en el momento erróneo de nuestra vida.
    Yo por fin he terminado con Corazón elástico y he vuelto a blogger!! Ni yo me lo creo, a ver cuanto tardo en desaparecer otra vez jaja Siento no haberte comentado en la anterior entrada, pero el fin de semana pasado fue de locos en mi vida y bueno tu sabes, soy una drama queen... jaja
    Animo con que ya te queda menos para terminar las clases y disfrutar del verano!! jaja
    Feliz fin de semana :3

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola, Carme! Jjaja, ya verás que estos días se te pasan rápido y pronto podrás dejar los dichosos apuntes y disfrutar de un merecido descanso ^^ Mientras tanto, lamento que se te haya roto la racha de buenas lecturas, pero tienes que ver el lado positivo, así te entusiasmará más encontrar otra historia que te cautive. Como sabes de sobra, la mayoría de mis lecturas me parecen entre malas y aceptables, pero pocas me llegan a enamorar, y encontrar una de esas después de una decepción me deja aún más contenta :D
    Lo siento, es inevitable, primero que nada me he fijado en el precio. Y lo sé, soy una pesada que siempre te dice lo mismo en casos así, pero es que yo no entiendo que un libro de 144 páginas valga 12€. Que sí, que hay que valorar el trabajo del autor, de la editorial y todo lo que quieras, pero dudo que pagara esto por esas páginas aunque fuera una obra de mi autor favorito... (bueno, sí, seguramente lo pagaría y mentalmente tendría un cabreo enorme xD)
    Niño repelente cuyos pensamientos no encajan con su edad... a ver, que no todos somos iguales y seguramente hay gente cuya mentalidad o forma de pensar/expresarse no encaja con su edad, pero si el libro te ha disgustado tanto, eso me hace pensar que no se trata bien el asunto.
    Yo tampoco conocía al bailarín ruso ese...
    A mí también me parecería mal eso de que si no tienes éxito por x cosa en la vida te consideren un mediocre o parezca que tu vida no tiene valor. Tal vez no hagamos grandes descubrimientos ni seamos conocidos en el mundo entero, pero creo que no se debería infravalorar la vida de nadie. Una persona, por el solo hecho de existir, tiene valor y puede que haya influido en la vida de los que le rodean.
    No te sientas tan mal porque tenga un premio, esto no es sinónimo de que todos los lectores tengan que disfrutar de la historia. Si yo te contara lo que me he quejado de algunos libros con grandes reconocimientos... pero es que es normal, una obra no nos puede gustar a todos por igual.
    Paso de darle una oportunidad a este libro, de por sí no me atraía y tu opinión me deja claro que no es para mí.
    ¡Saludos y no te estreses estudiando, disfruta un poco del fin de semana! ;-)

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola guapa!

    Pues oye, yo veo muy lícito que no te haya gustado un premio. Estas cosas pasan, es lo bonito de la lectura, que cada lector disfruta de una manera la misma historia.

    Así de entrada que la historia hablase de un niño ya me echaba para atrás, fundamentalmente porque no empatizo, pero si es repelente casi que peor. Buff, con la poca paciencia que tengo yo para estas cosas jajaja No puedo ni con los sabiondillos ni con los maleducados, me dan grima.

    Y además veo que parte de la historia del bailarín se repite más que el ajo...eso tampoco me suele gustar en las historias. Yo entiendo las cosas a la primera, no hace falta que me cuenten lo mismo de nuevo. A no ser que sea absolutamente necesario claro.

    Qué feo también lo de las vidas "ordinarias"! Me hace gracia....la mayoría de las personas es lo que tenemos y somos tan felices. No sé como será una vida extraordinaria, pero quizás la que no la queremos seamos nosotros.

    Mucho ánimo con esos últimos exámenes, seguro que sale todo genial!!

    Besotes

    ResponderEliminar
  5. Hooooooola Carme!!!!!

    Por fin estoy por estos lares. Porqué llevo un tiempo sin ganas de escribir ni nada y la verdad es que cuando una tiene un parón en blanco pues lo mejor es dejar pasar un tiempo. Pues sí, ya queda poco para las vacaciones y lo bien que sienta mandar a tomar viento los apuntes de la carrera, que digan lo que digan eso no tiene precio.

    Anda! Si da igual! Recomendación o no un blog está para dar la opinión que una tiene sobre algo, que puede o no coincidir con la de los demás, pues vale, pero eso no quita que la tuya sea menos válida por que te hay gustado o no un libro ( a no ser que trate temas chungos como machismo o violencia de género, que eso es injustificable).

    A lo que voy. No sabía que colaborabas con SM. Y cabe decir que lo primero que me ha sorprendido del libro es su portada. Qué narices hace un señor con llamas en el cuerpo bailotenado por ahí como si fuese Luis Fonsi? Solo se me ocurren dos opciones ante tamaño misterio: la primera es que ese señor en realidad es un señor de Barcelona que ha salido sin crema solar en pleno agosto. Un loco. Un friki del bronceado que quiere acabar como una berenjena asada. Y la otra es que es un señor que tiene muy mala puntería para encender la barbacoa y se ha echado todo el combustible en su cuerpo serrano confundiéndolo con hidratante corporal. Hay gustos para todo y yo aquí no entro. Cada uno que se hidrate como quiera.

    Acabo de leer Permio Gran Angular y lo primero que me ha venido en la cabeza ha sido 'CORRE'. Cuándo veas un libro con premios, corre. Porqué a bien seguro que ese libro va a ser un despropósito. Yo ya lo tengo asumido: libro que ha ganado un premio, no lo toco ni con celo. Vale, no rima, pero da igual.

    A mi me cuesta entender el porqué los autores tienen la manía de poner personajes adolescentes, incluso niños que lo mismo de hablan sobre los agujeros negros, sobre Marx o sobre la depilación dermoestética del tercer ojo (cí hay gente que se depila el tercer ojo, será que quieren ver por él). Lo cual no tiene sentido ninguno porqué no hay que ser tonto para saber que las criaturas a esa edad en lo menos que piensan son en problemas existenciales Platónicos (¿la cueva está dentro o fuera? XD).

    Partamos que primero de todo conocerlo en la página 80 al propio prota ya es un síntoma de que el libro bueno, lo que se dice de calidad no va a ser. Es el prota coño! No lo puedes dejar en la página 80? Mientras con qué te entretienes? Contando azulejos? Después está el tema del narcisismo, que si lo haces como crítica social, pues mira, no te digo yo que no, pero así because a mi me sale del choto, pues no cuela.

    Lo del bailarín ruso solo se me ocurre por enganchar la historia a otra historia que realmente lo vale, como es la vida real de ese señor. Lo demás, sentido más bin poco. Y eso no es ser cabrona, eso es decir las cosas con pies y cabeza, Carme. Algo que más de la mitad de la bloggosfera no sabe o teme hacer por represalias de las editoriales y bienquedismo. Así que eso demuestra que tu blog es confiable y que aprecias a tus lectores. A mi que no me digan, que una blogger que los aprecia escribe una reseña diciendo lo maravilloso que es un libro y por privado te dice que es meh. Personalidad y ética? Dónde? Eso se come? (te he copiao la frase XD).

    Y qué tiene esta señora en contra de las vidas normales? Apacibles? Según ella qué es una vida normal? Alguien que no es famoso? Alguien que no tiene dinero? Creo que todas las vidas tienen algo de maravilloso, historias maravillosas que contar, y es de buen escritor saber encontrar. Porqué a menudo las mejores novelas recaen es eso que la autora llama normalidad, algo de lo que ella no puede fardar con la suya.

    Te acuerdas de lo que hablábamos de padres que no saben educar? Pues he aquí un ejemplo no tan ficticio.

    Un besote enooorme!!!! ♥

    Y espero que la próxima lectura sea mejor!

    ResponderEliminar
  6. ¡Hooolaaa Carmee! :D
    Hija, qué ganas de que llegue junio por favó. Mira que otros años he tenido mucha más carga de estudio y estaba más estresada... Bueno, pues la pereza es la misma XD En fin, que estaba deseando leer qué te había parecido esta novela, que vi en GR que no te había hecho mucha gracia... Y con razón.
    Creo que me llegó el mensaje para reseñarlo... Pasé olímpicamente. No me llamó la atención ni por ser premio Gran Angular. Si la historia no es para ti, no lo es y punto.
    ¿Entonces el prota es un repelente de cuidado? Bueno, a esa edad sí que suelen aparecer las inseguridades, dudas existenciales y tal... ¿Pero y lo del ruso? ¿Es el ídolo del chaval o algo? Porque si no, es que tampoco entiendo qué tiene que ver. Lo mismo si es un referente para el prota y que al ver cómo sorteó los obstáculos que le ponía la vida para triunfar y eso le ayuda con sus problemas, ahí si tendría más sentido.
    Totalmente de acuerdo contigo. La vida no es ordinaria, para nada. Tampoco es necesario hacer grandes cosas para que sea mejor. Creo que son los pequeños detalles, las cosas que nos gustan, quienes nos hacen feliz, lo que hacen la vida extraordinaria ;)
    Y bueno, me alegro de que le hayas encontrado al menos un par de puntos positivos al libro :D Espero que vuelvas a las rachas de 4 y 5 estrellas con los próximos libros que leas :D

    ¡Un beso enorme! Que pases una buena semana y ánimo con los apuntes, que ya queda menos ^^

    ResponderEliminar
  7. Hola preciosa!
    Ya te queda menos para Junio y que mandes a tomar por el culo los apuntes jjajaja. Y bueno en cuanto al libro la verdad que no creo que me anime con él sobre todo por el personaje eso de que sea repelente como que no va conmigo, así que no creo que lo lea. También te digo que tengo jóvenes de esa edad a mi lado y no es tal cual como dices que es el chico del libro, vamos yo no tengo una vida de mierda por no haber llegado hasta donde quería, soy feliz hasta donde he llegado. Y bueno si no te ha gustado pues nada, no siempre nos gustan todas las lecturas que leemos, seguro que llega alguien y este mismo libro lo disfruta al máximo.
    Fantástica reseña, me ha encantado.

    −Fantasy Violet−
    Besotes! ♥ 

    ResponderEliminar
  8. Hoola Carme!
    BUeno, menuda reseña te has marcado y menudo personaje, mejor no verlo ni en pintura. Qué rabia me da encontrarme esto así y si es una biografía mejor no encontrarlo por la calle jaja como cambiarte de acera, danger!!
    La verdad que aunque haya ganado un premio no quiere decir que nos tenga que gustar... no todos tenemos los mismos gustos e inquietudes como para acertar con una novela, así que maja, a por otra cosa mariposa :P

    Un besin y buen finde:)

    ResponderEliminar
  9. Hola, verás, no es que me importe o no tu opinión sobre este libro, que por otra parte a mí me ha parecido que es uno de los mejores premios de literatura juvenil que he leído, y he leído muchos, es que la oponión de una persona que no sabía quién era Nijinsky dudo mucho que sea una opinión para tener en cuenta.
    Un cordial saludo.
    Andrés GUERRERO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Andrés GUERRERO

      Me alegro mucho de que te hayas tomado la molestia de hacerme saber si mi opinión te interesa o no. Es evidente que mi reseña te ha molestado y, como comento en la reseña, me alegro de que haya personas que puedan disfrutar de la novela. Sinceramente, considero innecesario que me digas (escribas) que la opinión de alguien que no sabía quién era Nijinsky no valga nada. No se nace sabiendo. Dejando eso de lado, gracias por tu amable comentario. En el futuro, intentaré adaptar las reseñas a lo que se espera que diga (escriba).
      Carme.

      Eliminar
    2. Hola Carme, no me molesta tu opinión, las opiniones son libres e indiscutibles,y puedo entender, tampoco yo soy tonto, que no te guste un libro u otro, y nadie, y menos yo, te ha pedido que adaptes las reseñas a lo "que se espera que digas", tampoco lo harás, solo he dudado de que tu opinión sea una opinión a tener en cuenta. En este mundo hay muchas opiniones que no debemos o no queremos tener en cuenta.
      Y bueno, no saber quien era Nijinski denota una falta de cultura básica, pero nadie nace sabiendo, es cierto, lo malo es cuando uno crece y sigue sin saber ciertas cosas, ciertos nombres: Maria Pavlova, Ray Charles,Rosalía de Castro... y así( por poner alguno al azar) docenas de nombres imprescindibles , como Nijinski...
      Sin acritud ni nada parecido. Un saludo. Andrés Guerrero

      Eliminar
    3. Hola de nuevo, Andrés Guerrero

      Me alegra saber que mi opinión no te ha molestado y, por una vez, puedo decir que estoy de acuerdo contigo: las opiniones son libres. Mientras se debata con respeto, no tengo nada que añadir.
      Sobre la lista que me das de conocimientos básicos... Sinceramente, creo que está de más. Hay montones de cosas que entran en cultura general y cada cuál se especializa en aquello que más le interesa. Nunca se me ocurriría decir (escribir) que alguien ha dado una opinión "poco fiable" porque haya conocido a "x" personaje histórico importante, o personaje contemporáneo, con la obra a comentar. Eso sí, cada cual es libre de hacer la lectura que quiera. Como comento, la cultura general va desde la cultura pop hasta los grandes pensadores griegos, por ponerte un par de ejemplos. En cualquier caso, me alegro de que hayamos tenido la posibilidad de comentar la novela.
      Un cordial saludo,
      Carme.

      Eliminar
  10. Ordinario, ria
    1. adj. Común, regular y que sucede habitualmente.

    Por eso y por no saber quién es Nijinsky (no hace falta ser bailarín) ya no merece la pena seguir leyendo.
    Luego el "a tomar por el culo" para ganarse el calificativo de moderna. Luego hacerse la indignada. Imagino que eres muy joven. La literatura está llena de idiotas, como Ignatius Reilly (La conjura de los necios) o Nicholas Urfe (El mago), y solo a un post-adolescente le puede molestar que un adolescente sea lo que suele ser: un idiota. Haya salud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Piparundrun

      Muchísimas gracias por compartir conmigo la definición de "ordinario". Ha sido de lo más constructivo. Y muchas gracias, también, por haberte tomado la molestia de señalar que es vergonzoso que no supiera quién era Nijinsky. No sabía que fuera un dato imprescindible, pero me lo apunto, ya sabes, por eso de que está genial aprender algo cada día. Dicho (escrito) esto, me parece de traca que llames "idiotas" a los adolescentes. De hecho, en mi reseña digo justamente lo contrario. No, no soy "muy joven"; pero me encantan las deduccciones que haces basándote en mis comentarios. Si no te importa, decidiré yo qué digo (escribo) - y qué no - durante mis reseñas. Darte las gracias, también, por los nombres de personajes que me dejas en la entrada. Mucha salud para ti también.
      Carme.

      Eliminar
    2. Gracias por tu respuesta. No es de traca. Es políticamente incorrecto, y mantengo lo que digo de los adolescentes. La suerte es que su crueldad manifiesta, a menudo cobarde y en grupo, su vanidad, su egoísmo, la importancia que conceden a las apariencias y a las etiquetas, su banalización de lo importante y su exaltación de lo banal, o su absoluta desconsideración por el durísimo trabajo y el amor de sus padres durante tantos años de su infancia, entre tantas otras cosas, son pasajeros. No conozco ningún adulto interesante, ni hombre ni mujer, que no haya reconocido que la inmensa mayoría de sus importantísimos y trascendentales pensamientos y acciones de sus quince años eran idioteces de las que en la mayoría de las ocasiones ni se acuerdan. Otra cosa es que sean comprensibles, que lo son, bastante tienen los pobres con resistir tantos cambios físicos, sufrimientos y presiones de su entorno.
      Por supuesto que tú decides lo que dices (escribes), estás en tu espacio, al que yo ya no volveré, no te preocupes. Un blog de crítica literaria donde no se hayan leído "La conjura de los necios" no es sitio para mí. Mucha suerte.

      Eliminar
    3. Hola otra vez, Piparundrun

      De nada. Me parece genial que tú sólo lo consideres "políticamente incorrecto". Yo me mantengo en que es un comentario de mal gusto, ya que todas y todos hemos sido adolescentes. Todas las generalizaciones que haces me parecen banales, no por el hecho de que puedan o no puedan ser ciertas; sino porque estás convirtiendo a todo el mundo en un estereotipo muy manido. Yo nunca he menospreciado el trabajo de las madres y los padres en mi blog, y tampoco lo hago en mi reseña; pero gracias por el apunte. Sí, en eso que comentas de que ya tienen bastante con los cambios que experimentan es en lo único que estoy de acuerdo contigo. Me alegro de que por lo menos nos entendamos en algo.
      Siento mucho que mi blog te haya molestado tantísimo y te haya resultado tan insoportable buena parte de mi contenido, por no decir todo. En la diversidad está la gracia y, como comprenderás, no voy a sentirme culpable de que no quieras volver a pasarte por aquí. Espero que encuentres blogs de tu agrado y muchísimas gracias por haberme permitido debatir contigo el libro.
      Muchísima suerte para ti también.
      Un cordial saludo,
      Carme.

      Eliminar
  11. ¡Hola, Carme! Hoy no me paso por aquí para comentar esta entrada, ya que lo hice cuando la publicaste. Mi comentario de hoy se debe a la necesidad de responder a las dos últimas personas que han comentado: Anónimo (Andrés Guerrero) y Piparundrun. Sé que me estoy metiendo donde no me llaman, pero no puedo evitarlo. No les pongo una respuesta a cada uno porque gran parte de mi mensaje es el mismo para ambos, así que he decidido hacer este comentario único. Voy a ir señalando varios puntos:
    - Primero que anda, me gustaría destacar lo inmensa que es la comunidad Blogger, lo cual hace que hayan infinitos blogs y que cada uno tenga su estilo propio a la hora de opinar. Además, en el caso de los blogs literarios, lo realmente interesante es ver la variedad de gustos de cada bloguero y que no todos reseñen lo mismo y de la misma forma. Por tanto, nadie obliga a nadie a leer/ comentar una entrada, todos somos libres de buscar blogs que nos resulten afines y con los que nos sintamos a gusto. Esto no significa que no podamos opinar en uno que nos disguste, al contrario, veo muy bien debatir con alguien que tiene una opinión diferente, ya que eso suele ayudar a tener una visión más amplia de una historia. Lo que siempre debe primar a la hora de comentar es el respeto. Ahora, tanto Andrés como Piparundrun me podrían decir “no hemos insultado” y yo les respondería que tienen razón, pero el respeto no es solo no poner palabras mal sonantes u ofensivas, el respeto va más allá e incluye no poner ciertas frases que claramente tienen el objetivo de despreciar.
    - Ahora quiero dirigirme a Andrés por su frase “la oponión de una persona que no sabía quién era Nijinsky dudo mucho que sea una opinión para tener en cuenta”. Muy bien, usted es libre de pensar eso, pero ahora yo le pregunto: ¿qué pasa con las personas que han leído el libro y lo han amado pero no saben quién es Nijinsky?. En base a lo que usted a dicho, deduzco que la opinión de esas personas tampoco debe de ser tenida en cuenta, ya que parece que no conocer a Nijinsky es un sacrilegio. ¿Conoce usted a todos las personas que han tenido relevancia a lo largo de la historia o que la tienen en la actualidad? Estoy segura de que no, ya que absolutamente nadie puede conocer a todo el mundo. Si yo admirara a alguien que considere que es una figura de gran importancia y usted no, me alegraría de que un libro, serie o lo que sea se la diera a conocer, pero nunca le menospreciaría por su desconocimiento inicial.
    - Paso ahora a dirigirme a Piparundrum. Sobre su frase sobre Nijinsky, me remito a lo que acabo de decir. Respecto a la frase de Carme, no creo que quiera ir de moderna, ella se expresa así y punto, pero no lo hace con las ganas de ofender o de hacer daño. Sigo el blog de Carme desde hace 5 años, años en los cuales he leído prácticamente todas sus reseñas y, como es lógico, no siempre he estado de acuerdo con ella, pero NUNCA me ha contestado de malas maneras ni me ha dado a entender que su opinión sea mejor ni peor que la mía. Una de las cualidades de Carme que me agradan es que es una persona con la que se puede debatir y que no te menosprecia aunque no estés de acuerdo con ella. Lo que no se puede hacer es ir a llevarle la contraria a ella ni a nadie y querer dar a entender que su opinión no vale por no conocer a una persona o por utilizar ciertas expresiones. Sobre lo de los adolescentes, pues tampoco estoy de acuerdo, no todos son idiotas, al igual que no todos los adultos son símbolos de perfección. Y no puedo acabar sin comentar esto que dices “Un blog de crítica literaria donde no se hayan leído "La conjura de los necios" no es sitio para mí”. No creo que exista ninguna obra que tenga sea indispensable y que deba ser leída por un bloguero para que entonces tenga derecho a reseñar. Lo que para mí puede ser una maravilla, para otras personas no y viceversa. Por lo tanto, desde mi humilde opinión, creo que esa frase sobraba.

    ResponderEliminar
  12. Lo que os digo a ambos es que sois libres de opinar donde queráis y también sois libres de estar a favor o en contra, pero creo que no cuesta nada usar un tono en el que no se quiera dar a entender que se es superior por tener un conocimiento o por haber leído x libro. Es probable que mi comentario tampoco os guste, especialmente porque tampoco conocía a Nijinsky hasta que Carme lo menciono y supongo que eso me hace inferior a vuestros ojos, pero pienso que me he expresado de una manera que no puede resultar ofensiva. ¡Un saludo!

    ResponderEliminar

El blog cuenta con la moderación de comentarios por dos motivos:

1 - No perderme ninguno de vuestros comentarios y así poder llevar cierto control.

2 - Evitar spam.

¡Muchas gracias por dejaros caer por aquí y dejar vuestra opinión! ^^