12/1/18

RESEÑA #104: EL LIBRO DE LOS BARDOS


RESEÑA #104: EL LIBRO DE LOS BARDOS


¡Hola, hola, hola!

 Bueno, bueno, bueno, por fin viernes. Yo no sé vosotras y vosotros, pero mañana pienso dormir hasta las tantas, ¡qué ya hace falta! ¿Qué tal la semana? ¿Ha sido larga? Espero que hayáis tenido tiempo de disfrutar de libros maravillosos. Yo ahora mismo estoy que no cago con Príncipe mecánico – de nuestra señora Cassandra Clare, esa que no tiene ni un ápice de misericordia con sus personajes, sí, sí –. Espero acabarlo a lo largo del fin de semana, a ver si así os traigo la reseña.

Pero hoy vamos a hablar de otra cosa. Hoy toca un libro de Lena Valenti, el último que he leído de esta saga tan genial. ¿Qué? ¿Vemos qué tal ha sido?

¡Dentro reseña!


Ficha técnica




Título: (Vanir 9) El libro de los bardos

Autora: Lena Valenti

Editorial: Vanir

Número de páginas: 490

ISBN: 9788494199080

Precio: 21,90€

Sinopsis

Desde que su hermano Carrick desapareció por una grieta de Edimburo en llamas, siguiendo los pasos de la japonesa Aiko, Daimhin no quiere pensar en que lo ha perdido para siempre, y decide ir a por él. Steven, el berserker de Edimburgo, muy a su pesar, no es capaz de dejarla sola y la acompaña en su búsqueda. Pero ni uno ni otro saben que su aventura pueda ser tan determinante para los dioses, ni para el futuro de la humanidad. Por el camino hacia las entrañas del Midgard descubrirán quiénes son y qué les depara el destino; y tendrán que tomar decisiones que marcarán el futuro de los Reinos.


Reseñas de libros anteriores










Mi opinión


Ya ha llegado. Así, tal cual. El momento de que las cosas se pongan feas. Feas de verdad. Si en El libro de Noah nos quedamos a las puertas del Ragnarök, con la apoteósica vuelta de Loki; en El libro de los bardos no se nos presenta una situación precisamente esperanzadora. Vamos a ser claros, la cosa está muy mal. Tan mal que nuestros dioses están asustados. Freyja ya no tiene ganas de molestar a Odín con sus insinuaciones, sencillamente está cansada. Cansada, porque sabe que su última baza, su última esperanza, puede salir rana. Ay, nuestros dioses. La verdad es que tengo ganas de verlos (leerlos) en acción. Quiero saber hasta qué punto el Alfather, el padre de todos, es mejor que todos los demás guerreros. Quiero saber cómo se las gasta la diosa Vanir. Pero, ante todo, quiero ver caer a Loki.

Mientras el mundo se va, literalmente, a la mierda, Daimhin se lanza al vacío con Steven. Esperad, creo que puedo ser un poco más clara. Steven, nuestro dulce y encantador berserker de Edimburgo, cae con Daimhin, porque la vaniria, nuestra preciosa barda, no tiene otra idea que ensartarlo con su katana. Así de delicada es, la florecilla. Os hablé de ella – y creo recordar que también de Steven – en la reseña de El libro de la alquimista – si queréis consultar la reseña, echad un vistacito al apartado de “Reseñas de libros anteriores” –. Dije que era una chica interesante, alguien que iba a dar mucho de lo que hablar. ¡Y vaya si era verdad! Esa chica, esa sádica, como el berserker la llama; es genial. Genial a unos niveles que no os los podéis ni imaginar. Está tullida, tullida por dentro, y es precisamente por eso que le cuesta tanto confiar en los hombres. A fin de cuentas, ¿quién le asegura que el que asegura ser su caráid no es más que otro cerdo?

Nuestros bardos. Los preciosos y maravillosos bardos. La de disgustos que me han patrocinado, esos dos. Porque Aiko – la hermana de Miya, una vaniria kofun – y Steven se han ganado el cielo. ¡Vaya paciencia tienen, los pobres! Ojo, no digo que me molestara el comportamiento de nuestros bardos. Todo lo contrario. Entendía sus preocupaciones, era capaz de empatizar con ellos pero, pese a todo, no podía dejar de pensar que, en ocasiones, eran excesivamente tozudos.
El libro rompe esquemas. Sin más. Lena Valenti ya no nos habla de relaciones que pasan por buenos y malos momentos. Nos habla de la guerra, la guerra del mundo. Nos dice, además, que no hay tiempo para florituras, palabras bonitas y contemplaciones. Quiero detenerme en esto, porque creo que es importante. Veréis, la saga, como todas y todos sabéis, es terroríficamente larga – once libros y una especie de spin-off para nuestro As Landin –. Los primeros libros son, digamos, más bonitos. Y no porque estos sean horribles, sino porque en ellos el fin del mundo es una idea, algo que pasará. En estos últimos es una realidad. Lena Valenti juega muy bien esa carta, acelerando las descripciones, anticipando acontecimientos y dando, literalmente, bofetones verbales. Golpes, golpes y más golpes. Eso es lo que hay entre las páginas de Vanir. Ya no sé qué más decir (escribir), no soy capaz de hacer justicia a estos libros y por los dioses que lo intento. Leedlos. Sólo leedlos.

Ni Daimhin ni Carrik son bardos normales. Ellos tienen un cometido. Y así lo dicen las runas. Tras lo que parece la muerte de Aiko, nuestra vaniria kofun nos deja blancos del susto al revivir. Acontecimiento que hará que nos empecemos a plantear seriamente quiénes son nuestros niños perdidos. Ojo, el libro no gira, ni mucho menos, en torno a cómo Carrik acepta a Aiko o cómo Daimhin acepta a Steven. No. El libro, como decía, habla de la guerra. Y esta vez Nerthus tiene mucho que decir al respecto.

Adoro a la madre de la diosa Freyja. La adoro porque es una cabrona de las grandes. Sí, lo sé, soy terriblemente ordinaria, pero me gusta llamar a las cosas por su nombre. ¿Por qué digo esto? La diosa Nerthus convoca a sus huldre, sus elfos, para que ayuden a nuestros bardos y, mientras éstos duermen, se muestra ante Aiko y Steven. Como sabéis, la diosa Freyja adora la vinculación de sus guerreros, porque es algo sagrado y precioso, algo para siempre; y, sin vinculación, no hay dones. Los traumas que acarrean tanto Daimhin como Carrik deben subsanarse. Deben dejar de pensar que su sangre está infestada, que ellos están tullidos y que están, según sus propias palabras, sucios. Por eso llega el regalo de Nerthus. Unas pastillas que inhiben el miedo. Pero sólo hay dos y, para que la vinculación sea completa, hacen falta tres.
Ojo. Esto no es una maratón de a ver quién se tira a quién antes. Ni de broma, por amor de Dios. Esto es una carrera contrarreloj por la maldita supervivencia.

Para acabar de abrir apetito, os diré que los hermanos deben separarse temporalmente. Carrik y Aiko deben ir a la Black Country – o lo que queda de ella – a convocar a los guerreros; y Daimhin, junto con Steven y los elfos, deben encontrar el objeto que los dioses han escondido para ella con nuestra pequeña Electra, el hada que ayudó a Noah y Nanna en su búsqueda, como única guía.


Y ahora, bienvenidas y bienvenidos a la Zona Spoiler


Estoy flipando. Lo flipo tanto y con tantas ganas que no sé ni por dónde demonios empezar a deciros que me va a dar algo malo en mi patatita. Comentarios insulsos a parte, hablo muy en serio cuando digo que no me puedo creer todo lo que pasa en quinientas páginas. Por empezar por algún punto – así de perdida me tenéis – diré que me gusta la actitud de Aiko. Bien es cierto que la novela no se centra demasiado ni en ella ni en Carrik, pero las apariciones de ambos me ha arrancado más de una sonrisa y, ¡qué diablos!, un montón de disgustos. Puedo decir, sin miedo a equivocarme, que esta chica se ha topado con uno de los guerreros más tozudos del maldito Midgard – y mirad que Adam dejó el listón bien alto –. Tal vez por eso me hayan resultado tan tiernos. Ella es todo amor. Una chica disciplinada hasta lo imposible, como su hermano, con las ideas muy claras. Él está hasta el cuello de mierda. Se da tanto asco a sí mismo que jura y perjura que jamás dará su sangre, esa que él tilda de sucia e inmunda, a nadie. ¡Ja! ¡Qué se lo diga a la kofun!

Daimhin… es un hueso muy duro de roer. No da su brazo a torcer prácticamente en ningún momento porque, al igual que su hermano, está muerta de miedo. Miedos infundados, al menos a ojos del berserker. Y es que ese chico es tan dulce, tan paciente, que a mí por poco no se me saltan las lágrimas. Él sabe cómo debe presionar a la vaniria para conseguir que reaccione, algo que no es tarea fácil, porque a la chica no para de comerle la oreja Roulatz, el maldito elfo estirado que, ¡gracias a Dios!, al final acaba por dejarla en paz. ¿Y por qué digo eso? Bueno, el elfo es todo un caballero, un tío antisexual – o eso dice él – que jura que la respetará y bla-bla-bla.

Os decía que en este libro no hay tiempo para florituras. Lena Valenti nos muestra la cara más dura de la guerra que ya se cierne sobre nuestros guerreros y lo hace de forma descarada. Hay jotuns por todas partes, los lobeznos y vampiros van a sus anchas por la Tierra y, ante todo, no hay un maldito lugar seguro. Todo es susceptible de ser destruido. Para colmo, por si todo esto fuera poco, Loki abre el mundo de los elfos oscuros. ¡Bravo, desgraciado, bravo! Mientras todo se rompe, mientras todo el mundo cae, Daimhin lucha con uñas y dientes contra sus instintos, diciéndose que ella lo que necesita es a alguien que la trate como si fuera una piedra preciosa. Permitid que me ría.

El libro se me ha hecho corto. Terriblemente corto. Esto no quiere decir que falten cosas, es una novela redonda. Pasa todo lo que tiene que pasar, que no es poco ni corto de explicar. Lena Valenti nos habla de prácticamente todos nuestros queridos guerreros y, si queréis mi opinión, lo hace sin fallar en la personalidad de nadie. Nos habla de Adam, protector hasta la extenuación; nos habla de Menw y Daana, dos caras de la misma moneda; de As y María, valientes entre los valientes… y nos habla de los niños. Ay, los niños.

Me encanta. Sencillamente, me encanta. La forma cómo Steven rompe todas las barreras que lo separan de Daimhin, la manera cómo ella acepta que no hay una realidad diferente a la presente… y cómo luchan. Con uñas y dientes. Creedme si os digo que estos dos son, con diferencia, los más valientes de la saga. Saben que tienen todas las de morir y, aún así, pelean. Por ellos y por los suyos. Por lo que pueda pasar después, sin importar las consecuencias. Chapó a Steven, chapó a Aiko y chapó a nuestros bardos.

El final me dejó de piedra. No me esperaba que pasara lo que, efectivamente, pasó. Si bien es cierto que me molestó la actitud de Thor, el vanirio keltoi; adoré cada palabra. Todo lo que implica, lo descorazonado de su argumento, lo pesaroso de su futuro… perfecto, sencillamente, perfecto.
Una vez más, aprovecho para decir que espero que caigan los jotuns y su asqueroso padre. No sé qué será del barco de Balder, ni siquiera sé cómo afrontarán Odín y Freyja la realidad; pero me muero de ganas por descubrirlo.

Con todo, El libro de los bardos es una novela redonda. Con cuatro protagonistas sencillamente maravillosos y una historia desgarradora, Lena Valenti nos sumerge de lleno en una historia de palabras descarnadas. Porque Loki está sembrando el pánico y, ahora sí, el Ragnarök ha empezado.

Nota: 5/5


Citas

(…)
-¿Por qué crees? Tengo tu espada perforándome un pulmón, colmillos – se encaró con ella –. ¿Te vas a enfadar ahora por un mordisquito? ¡No ha sido para tanto!
(…)

(…)
Nada justificaba la muerte de un niño. Nada paliaba ese dolor.
(…)

(…)
Pero, como en todas las guerras, las minorías siempre perdían aplastadas por el poder de las mayorías. Las mayorías manipulables, ignorantes y codiciosas.
(…)

(…)
-Se lo debo – la joven alzó la barbilla –. Van a luchar junto a nosotros.
-O eso, o nos follan a todos – añadió Róta divertida –. Las Agonías no saben luchar. Solo saben succionar la energía… ¿comprendes?
(…)

(…)
-[…] Yo no encuentro otro modo mejor de morir que vivir cada instante como si fuera el último. No hay mejor muerte, guerrero, que morir en nombre de la vida y la libertad al lado de las personas que más nos importan.
(…)

(…)
Confiar. Qué palabra tan poderosa e importante. La palabra más traicionada de todas era la confianza.
(…)



16 comentarios:

  1. hola y feliz año! primer comentario del año en tu maravilloso blog y es para decirte que nos has tentado mucho con tu reseña, gracias , abrazotesbuhos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, guapísimas! ^^

      ¡¡Oh!! ¡Mil gracias e igualmente, chicas! :') Espero que estéis disfrutando mucho esta semana ^^ Y... ¡animaos con la saga "Vanir"! :D
      ¡Un besazo muy pero que muy grande y feliz jueves, chicas! ^^

      Eliminar
  2. ¡Holaa!
    Conocía estos libros sólo de vista pero nunca pude leer ninguno.
    No sé si serán de mi estilo pero por las dudas me los anoto jaja
    Gracias por la reseña, un beso ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, guapa! ^^

      ¿No? Bueno, pues yo te animo mucho a que algún día le des una oportunidad a "El libro de Jade", que es la primera parte. Ya te aviso que vas a odiar a cada personaje, pero luego vas a adorarlos ;D Todo muy visceral, sí, sí jajajaja
      Gracias a ti por pasarte por aquí :)
      ¡Un besazo muy pero que muy grande y feliz jueves, Anto! ^^

      Eliminar
  3. ¡Hola feliz año guapísima! :D
    Que sepas que sé que me perdonas por no leer tu estupenda reseña, pero como no he leído ni el anterior no quiero saber nada de nada... ay, quiero ponerme con estos libros :D
    Mua!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, guapa! ^^

      ¡Tranquila! No pasa nada ^^ Ya sabes que estoy deseando que llegues a este para que podamos comentarlos, porque, Diana, ¡¡vaya tela!! ¡Vaya ida de olla más bestia! Pero son la leche *.*
      ¡Un besazo muy pero que muy grande y feliz jueves, Diana! ^^

      Eliminar
  4. ¡Hola guapetona!

    jajajja Cómo entiendo ese momento de pensar: "mañana voy a dormir hasta que no pueda más" Qué gustazo...aunque a mí me ha pasado más de una vez de abrir los ojos a las 9 de la mañana y no poder volver atrás. HORROR

    ¿Sabes que pronto me adentrare en el mundo de estos dioses nórdicos? Sí! Pronto pronto...tengo a Gaiman esperando para que me ponga al día de todo, y la cosa promete.

    Me gusta que su autora evolucione a lo largo de la saga, creo que es uno de sus puntos fuertes...siempre consigue sorprender y presentar algo nuevo. Y me parece perfecto porque si no once libros muy similares podrían convertirse en una tortura.

    ¿Lobeznos y vampiros también hay en la guerra? Ays dios...¡esto promete! Parece que Lena no se ha dejado nada en el tintero y ha echado toda la carne en el asador jajaja

    Yo ya no te digo nada porque estoy convencida de leerla, así que cuando la comience ya te diré por aquí para fanguirlear un poco ;)

    Besotes fuertes y feliz domingo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, guapa! ^^

      Yo al final no tuve un fin de semana de los buenos, si te sirve de consuelo. ¿Sabes esa gripe tan chachi que hay en el aire que deja a todo el mundo KO? Pues bueno, la cogió mi hermano, la cogió mi madre y... ¡¡la cogí yo!! ¡Yuuuuupi! Horrible. Horrible de verdad jajajajaja Pero bueno, hoy ya soy un ser humano otra vez ^^ Siento que no pudieras dormir el finde. ¡Qué rabia da eso! >.<
      ¡Ah, qué guay! :D Pues espero que te guste mucho, sí, sí ^^ Que estos dioses tienen telita jajajaja Y, por supuesto, estaré muy atenta a tu opinión ^^
      Totalmente de acuerdo con lo que dices. Lo más gracioso es que, cuando lo piensas, en esta saga se empieza con cosas que, realmente, son ideas, cosas que pueden pasar... y a medida que avanzas es el caos. De verdad, Cris, había ratos que yo pensaba "que se me mueren todos, después de todo lo que han pasado, pobres" xD
      Sí, sí, sí. ¡Hay hasta jotuns! De todo. Hay de todo. Unas idas de olla que te quedas bizqueando. En serio, Cris, anímate, que esto es la leche jajajajaja
      Espero con muchas ganas el momento entonces ^^
      ¡Un besazo muy pero que muy grande y feliz jueves, Cris! ^^

      PD: Entre hoy y mañana me paso por tu blog. Palabrita ^^

      Eliminar
  5. ¡Hola Carme!

    ¿Qué tal la semana? La mía algo ajetreada, con entrevista de prácticas y volviendo al piso al que le estoy cogiendo un poco de asco xD Espero que la tuya haya ido mejor ^^ Y a la espera estoy de esa reseña de Cassanda Claire ;) Me quiero animar a leer sus libros, pero es que son taaantos :( Y hablando de cantidades... Madre mía, ¿cuántos libros tiene esta saga? La de Lena Valenti, me refiero. Si te soy sincera, ha llegado un punto en que todas las portadas me parecen igual y se me confunden las tramas y los personajes... De hecho, creo que confundo esta saga con la de Amos y Mazmorras... Ay, qué mal ^^" Culpa mía por no hacerte caso y conocer lo que esta señora tiene que contarnos (palabrita que la tengo presente para cuando me anime).
    ¿Así que las cosas se ponen feas? ¿Han estado bien alguna vez? Jaja. Bromas aparte, si no recuerdo mal, en tu última reseña también te comenté que me parecía interesante todo el tema de Loki y Odín (si leo a Valenti, seguramente empiece por esta saga, el componente de mitología nórdica me tira más, jaja).
    *Hago un inciso para decirte que ya has respondido a mi palabra sobre los libros que tiene la saga. Voy comentando a medida que leo, que después se me olvida la mitad y no queremos eso xD*
    ¿Pican los golpes? Tiene pinta de ser duros, sí, de que caigan verdades como losas desde el cielo. Pero algo de razón lleva Valenti, en situaciones desesperadas poco tiempo hay para las palabras bonitas. Hay otras cosas más importantes y, por lo que cuentas, se está cociendo algo muy gordo en este libro.
    Eso sí, me encanta que hables de personajes tiernos incluso en medio de ese mundo que parece estar yéndose a pique.
    Veo que el libro vuelve a llevarse la máxima puntuación, algo de admirar teniendo en cuenta todos los que tiene detrás (creo que ya te lo dije en otra reseña de la autora).
    Por el final de tu reseña, me da a mí que no vas a tardar demasiado en empezar el siguiente libro. Ahora me quedo con la intriga de saber qué pasa al final :P

    Espero que tengas una semana fantástica y que hayas descansado mucho ^^
    ¡Un besazo enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, guapa! ^^

      ¡¡WOW!! ¡Pedazo comentario, Mari! Ö ¡Mil gracias! :D
      ¡Ostras! ¿Le estás cogiendo asco al piso? Qué mal :( Espero que pronto lo consideres un buen sitio, porque no hay nada peor que no estar a gusto en la que tiene que ser tu casa, ya sea por más o menos tiempo :( Lo de las prácticas... espero que al menos estén siendo chulas :) Muchísimo ánimo con todo, Mari. Estoy segura de que te irá genial ^^ Mi semana, hablando claro y mal, ha sido, hasta hoy, una mierda. El fin de semana pasado me puse mala. Sí, como todo el mundo. Pues bueno, estamos a jueves y hoy empiezo a ser un ser humano. De verdad, vaya pedazo de mierda hay flotando en el aire. Peeeero no pasa nada. Ya está jajajajajajaja A ver si estos días que quedan de semana los aprovecho para hacer cositas, que la semana que viene empiezo otra vez las clases.
      Ay, Mari, lo que voy a llorar con el final de la trilogía de "Los orígenes". En serio, Cassandra Clare es de esas autoras que no tienen ningún amor hacia sus protagonistas. No es normal que sufran tanto jajajajaja
      La saga "Vanir" son 11 libros. Sí, una locura, pero es que son tan guays ^^ A mí me encantan jajajaja Los de "Amos y mazmorras" son 8. ¡Tranquila! Es normal que te líes con la de nombres que hay. Yo cuando leí el primero de esta mujer flipé tanto que me planteé apuntar cosas y todo. Sí, sí, así de guay era yo xDDDD
      ¡Buena pregunta! jajajajajajaja Realmente siempre iba todo mal, pero no tanto. Es que vamos a ver, que llega el fin del mundo y los ves ahí peleándose por cosas rollo: "tú no vienes". Y yo como: ¡¡que no se muera nadie!! xD
      Loki en esta saga es un cabrón de los grandes. Vaya ideas de bombero tiene el hombrecillo. La mitología, a mi juicio, está muy bien llevado. De hecho, no te pierdes en ningún momento con todo el elenco de nombres, enlaces y demás. Eso dice mucho, ¿no? :)
      Mierda. Estaba contestando a medida que leía el comentario y... bueno, da igual, te he puesto más arriba cuántos libros eran. Ignora esa parte >.< jajajajajaja
      ¡Además de verdad! Abrían la boca para hacer daño, pero realmente es lo que comentas: por el rumbo que toma la trama, pararse a decir que las flores son preciosas y el aire huele a otoño (a saber cómo coño huele el otoño, pero tú me entiendes: esas descripciones tan floripondias que aburren, vaya), sobra. Así que abren la boca y lanzan ácido. "Zas, toma verdad terrible, y no tienes tiempo de llorar muajajajaja". Rollo eso. Hum. Vale. Se me ha ido mucho. Perdona xD
      No podía darle menos nota. Me gustó tanto... y me quedé tan muerta cuando acabó el libro. Fue el bofetón de gracia, porque se acaba y es como "noooooooo". Así que... a ver si caen pronto los dos últimos. Lloraré mucho y muy fuerte, lo veo claro >.<
      ¡Un besazo muy pero que muy grande y feliz jueves, Mari! ^^

      Eliminar
  6. ¡Hola, chica guapa!

    Como bien sabes tú, no es que sea muy fan de este tipo de libros, así que no creo que los lea. De todas formas, sí que tengo un par de cosillas que comentar :)

    Soy fan de cuando las cosas se ponen feas…Sí, lo sé, suena chungo y raro pero es así jajajaja. Me encanta leer pero, sobre todo, cuando leo movidas jajaja. Creo que adoraría leer sobre el personaje ese femenino que dices que está tullida por dentro jajaja: es claramente mi tipo de personaje estrella.

    Me alegro de que te haya gustado tantísimo, se nota a lo lejos al leerte que ha sido una gran lectura para ti :). No he leído nada de Lena Valenti, pero debe tener una pluma de la hostia porque todo el mundo habla genial de ella. Si las pocas historias que conozco de ella tuvieran algo que ver conmigo, no me importaría leer algo escrito por ella :)

    Un súper abrazo, bonita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, guapísima! ^^

      Sí, tengo claro que no es tu estilo ^^ Pero no te preocupes :D Me alegro de que te hayas animado a leer la entrada de todas formas ^^
      jajajajajajajajaja ¡me encanta! ¡Qué va, pues si tienes razón en que mola mucho! Estar leyendo cómo todo se va a la mierda siempre te deja con esa sensación de vacío. Una que dura poquito, porque tú estás tan tranquila en tu casa (o no tan tranquila, rezando por no saltarte la parada del bus... *Cof* *cof* basado en hechos reales xD *cof* *cof*) leyendo atrocidades, cierras el libro (apagas el Kindle/eBook) y se pasa jajajajajaja Lo dicho: que mola. Además, cuando el libro se estanca en los mundos de yupi a mi me entran ganas de echarme a llorar.
      Ay, es que Daimhin es genial :D En serio, cuando empiezas el libro y ves que la tía no tiene otra que llevarse al chaval ensartado con la katana... Me moría jajajajajajaja
      Una pena que no te llame la atención ^^" pero bueno, lo mismo algún día se anima con otros géneros y podemos comentar sus libros ^^ (soñemos jajajajaja).
      ¡Un besazo muy pero que muy grande y feliz domingo, Ro! ^^

      Eliminar
  7. ¡Hola, Carme! No sé por qué, pero me había retrasado en comentar esta entrada, creo que me despisté y me di cuenta ahora al venir a ponerme al día con tu blog :-/
    Me llama la atención lo que dices de Cassandra Clare, a ver, como ya sabes yo no he leído Los Orígenes, pero de los 5 libros que leí de la saga principal, pues no sentí que a la mujer le gustara mucho hacer sufrir, es más, los personajes se hubieran ahorrado más de un problema si no les costara tanto comunicarse xD
    A ver, no me voy por las ramas, respecto a tu reseña:
    Creo que sobra decir que ya pesco totalmente con esta saga, pues estás reseñando nada más y nada menos que el noveno libro y, al no haber leído ninguno, me pierdo.
    Con frases como ésta, "Ya no sé qué más decir (escribir), no soy capaz de hacer justicia a estos libros y por los dioses que lo intento. Leedlos.", me queda muy claro que tu entusiasmo con esta saga no ha disminuido, sino que se va incrementando hasta el infinito.
    Hasta el final de este libro volvió a impresionarte :o
    Me alegra mucho que estas lecturas te sorprendan cada una más que la anterior, yo creo que seguiré tu consejo y, al menos por ahora, no me iniciaré con esta saga, ya que viendo un poco las tramas, creo que no son para mí :-(
    ¡Saludos y espero que disfrutes incluso más los libros que te faltan de la saga! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, guapa! ^^

      ¡¡Tranquila!! Con la de entradas pendientes que tengo yo en tu blog. En serio, se me tendría que caer la cara de vergüenza >.<
      ¿No? Pues yo te prometo que tengo la sensación de que la mujer se pone delante del ordenador, se ríe con toda la mala hostia del mundo y les pone la vida difícil. En serio, Omaira, yo sufro por Will Herondale jajajajajajaja A ver si en la tercera parte - que no sé cuándo leches leeré, porque no doy a basto con todo lo que quiero leer - hace el favor de dejarles respirar un poquito. Ya ves lo que pido, ¡¡un poquito!! Ais. Lloro.
      Vale, es la primera vez en mi vida que oigo (leo) la expresión "pesco totalmente" para referirse a "no me entero ya de nada". Así que... ¡una cosita nueva que aprendo! ^^ Volviendo al tema... sí, al ser una novena parte es normal ^^" Yo todavía me sorprendo de haber leído tantos libros de la misma saga sin aburrirme. Cuando la empecé creí que me pasaría - aunque Diana me juró y perjuró que no. ¡¡Qué razón tenía!! ^^ -, pero... aquí estoy ^^
      Sí, la verdad es que sí. Contigo tiro la toalla, más que nada por lo que te comenté de que, si no te gustó la otra saga, no creo que esta vaya a entusiasmarte. Lo que sí tengo que decirte es que Lena Valenti habla de la mitología con mucha gracia, sin hacerse para nada pesada. Entre eso y el humor que se gasta... es que es genial jajajajajaja
      ¡Un besazo muy pero que muy grande y feliz domingo, Omaira! ^^

      Eliminar
  8. Aish, Carme, es que con reseñas como esta es imposible resistirse...Y es que haces unas reseñas tan bonitas y la mitología nórdica me llama tanto la atención...Mira, si no fuera porque el romance tiene tanta importancia en estos libros, los leería.

    Un saludo,
    Laura.


    PD: Oh, he encontrado la expresión de Omaira de "pesco" xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, guapa! ^^

      ¡¡¡Pues anímate!!! :D De verdad, Laura, los protagonistas de estas historias lo tienen todo. Para ser totalmente transparente, te diré que primero les quieres pisar las pelotas y darles de hostias. Ellas tampoco se quedan cortas, ¿eh?, que aquí van tod@s bien servidas de mala hostia y orgullo. Pero luego... Joder, luego es genial.
      La mitología, a mi juicio, está muy bien explicada. Muy bien llevada, sí, sí ^^
      ¡Aj! ¡Pero qué es bonito! Jo, Laura... jajajajajajajajaja
      ¡Un besazo muy pero que muy grande y feliz domingo, Laura! ^^

      Eliminar

El blog cuenta con la moderación de comentarios por dos motivos:

1 - No perderme ninguno de vuestros comentarios y así poder llevar cierto control.

2 - Evitar spam.

¡Muchas gracias por dejaros caer por aquí y dejar vuestra opinión! ^^