11/3/17

RESEÑA #79: SOMBRA


RESEÑA #79: SOMBRA

¡Hola, hola, hola!

 ¿Cómo ha ido la semana? ¿Muy movida? La mía la verdad es que ha sido rara, en general. Pero bueno, ya estoy aquí para traeros la entrada de la semana. ¿Y qué mejor forma de hacerlo que con una reseña de una novela que llevaba tanto tiempo queriendo leer?

 ¡Dentro reseña!

Ficha técnica



Título: Sombra
Autora: Elena P. Melodia
Editorial: Roca Editorial
Número de páginas: 350
ISBN: 9788499182780
Precio: 17,00€

Sinopsis

 Sola, aterrorizada, perseguida por los Master y en el centro de unos misteriosos asesinatos sin respuesta es como dejamos a Alma en Oscuridad. Ahora, alguno de aquellos interrogantes se empezarán a resolver. Sin embargo, por el momento Alma se siente cada vez más aislada. El instituto, sin Morgan, le parece un edificio vacío. Nada de lo que sucede a su alrededor le produce alegría, ni siquiera la recuperación de su amiga Seline, y siguen sus preguntas existenciales.
 Poco a poco, Alma descubrirá que las respuestas están en su verdadero origen y lo verá al reconocerse en una fotografía expuesta en el Museo de Arte Contemporáneo. Es ella misma, ahí está, con los ojos fijos ante la cámara. Aunque en realidad, la chica retratada es la hija del fotógrafo, quien murió tres días antes del accidente de Alma, aquel accidente del que salió ilesa, pero que le cambió la vida…

Reseñas de libros anteriores


Mi opinión

 Hacía tanto tiempo que quería leer esta segunda parte, que ni siquiera soy capaz de recordarlo. De hecho, todavía tengo presente aquel sentimiento de expectación que me embargaba al pensar que algún día por fin caería en mis manos. Supongo que eso es lo bueno de tener paciencia, ¿no? Que al final las cosas que tienen que pasar, simplemente acaban pasando.
 El caso es que me topé de pura casualidad con esta segunda parte. Estaba paseando por la biblioteca (sí, se puede hacer eso) cuando reconocí la primera parte. Me hizo mucha gracia y, a la que me agaché para verlo mejor, me di cuenta de que el segundo libro, ¡el que llevaba tantísimo tiempo buscando!, estaba ahí, a su lado.
 Lo primero que quiero aclara es que esta segunda parte, desgraciadamente, no me ha gustado, y no me refiero a que no me ha gustado tanto como la primera; sencillamente, no me ha gustado. Me explico, el libro empieza prácticamente donde termina el anterior, con el único “inconveniente” de que hay un pequeño salto del que no se nos informa. Nuestra protagonista, Alma, acaba de ver cómo uno de los odiosos Master ha matado al hombre-ángel, el señor que regentaba la papelería en la que obtuvo su pluma. ¿Y qué hace ella? Pues correr y rezar porque nadie la relacione con semejante atrocidad.
 Si soy totalmente sincera, el libro empieza bien. Muy bien, de hecho. Sigue existiendo esa atmósfera asfixiante, gris, opresiva… que lo convierte todo en un vacío tan grande como la propia Ciudad. Os he comentado alguna vez lo importante que es lograr que el paisaje, los escenarios, sea, en cierto modo, un personaje más de la historia. Pues bien, Elena P. Melodia lo logra. No es un prosa sentimentalista, ni siquiera romántica, la suya. No. Esta señora escribe de una forma tan cruda, tan decadente, que no te puedes desembarazar de la sensación de incertidumbre y desamparo. Cada palabra es un grito al desapego, a la banalización de lo más bonito. Y es que no hay nada que logre que nuestra Alma se ablande.
 Comenté hace tiempo lo mucho que me había gustado la protagonista. Y me reafirmo. Alma es una persona brutalmente independiente y consecuente con sus pensamientos. No es una chica que necesite que le digan qué hacer y cuándo. Es intrépida, incluso temeraria, pero muy certera con sus premoniciones. Y con ello no hablo sólo de los relatos de su cuaderno – algo francamente tétrico, si me permitís mi opinión –, sino también del modo cómo ella se anticipa a los pasos del resto, cómo logra ver sin ver. La chica es, además, valiente a dolor. No importa cuántas veces la suerte le dé un bofetón en la cara, cuántas veces caiga la desgracia sobre ella… se levanta y lucha con uñas y dientes. Como tiene que ser.
 El caso es que Alma sigue con su vida de siempre. Con Morgan desaparecido, Agatha entre rejas y el juicio inminente de Naomi y Tito, la pobre no tiene tiempo de hacer nada más que intentar mantenerse al día de las últimas noticias sobre el homicidio del hombre-ángel, asunto que concierne al teniente Sarl, ese pobre hombre que, azares del destino, cada vez pasa más tiempo con Jenna.
 Antes  de pasar a comentar con más detalle el libro, quiero hacer dos menciones especiales. La primera de ellas es para Adam, personaje que en el primer libro no contaba, precisamente, con mi simpatía. Aunque creáis que estoy loca de remate, me retracto. Ese chico es, para mí – al menos ahora mismo –, uno de los mejores personajes de la trilogía. Alguien que merece una segunda oportunidad… alguien que, como no vea de una vez a lo que se enfrenta, va a acabar muy pero muy mal.
 La segunda mención será para lo que de verdad abre este segundo tomo, el suceso que hace que nuestra protagonista se dé cuenta de lo mal que va todo. Una foto en una exposición, hecha por Markos, un importante fotógrafo. Una estúpida foto, diréis. Tal vez, pero, ¿quién no se asustaría si viera su maldita imagen en una foto que no es suya?

 Y ahora, bienvenidas y bienvenidos a la Zona Spoiler

 Estoy decepcionada, aunque no tenga tantos motivos como, en cierto modo, debería. Quiero decir, sabía que el libro contaba con toques fantásticos y, en parte, era gracias a éstos que la novela me tenía tan enganchada. Mi opinión no cambió hasta que, pasado más de la mitad del libro, sucedió ese algo que da un giro de 180º a toda la vida de Alma.
 Después de este pequeño avance, sigamos dónde lo hemos dejado. Alma descubre que es idéntica a la chica que posa en la foto. Tras investigar, descubre que la chica se llama Larissa. ¿Y qué hay de ella? Nada. Se suicidó con sus amigas tres días antes del accidente de Alma. ¿Casualidad? Por supuesto que no.
 Como no puede ser de otro modo, nuestra protagonista decide ir a ver al fotógrafo. Y aquí llega mi primer momento de “levanta la ceja”. ¿Cómo es posible que todo sea tan idílico para el hombre? Quiero decir, delante de sus ojos aparece la viva imagen de su hija muerta y él cede a contarle todo lo que pasó y, ¡ojo!, sólo pide a Alma una foto. ¡Una maldita foto y adiós! ¡Venga ya!
 Tal vez no entendáis mi enfado con la novela. Es normal, ni siquiera yo acabo de aclararme. Supongo que las expectativas me han jugado una muy mala pasada. Eso o que últimamente estoy un poco más escéptica de lo recomendable. El caso es que, si tuviera que definir el libro con una sola palabra, escogería irreal. Tengo la sensación de que la idea de partida es buena, muy buena, pero la autora quiere ir por un camino que, sintiéndolo mucho, hace que el libro pierda credibilidad, que caiga en tópicos absurdos. Que le lluevan etiquetas que una historia como la de Alma no merecen. Porque no hace falta un nuevo mundo para que esta trilogía sea maravillosa. No hace falta un nombre que a mí me suena a película de Disney Channel. Sólo hacía falta seguir por el buen camino.
 Rompo una lanza a favor de la historia y es que el asunto de Agatha, junto con la terrorífica casa en la que vivía con su tía – esa a la que prácticamente dejó congelada en la cama –, me pareció de diez. Es, sin duda, el colmo de lo truculento. La chica, sin duda, necesita ayuda y, pese a todo, tiene momentos de lucidez en los que colabora con Alma. Porque, claro, sabe mucho más de lo que dice. Lo mismo para Adam. Jamás pensé que alguien como él fuera a parecerme maravilloso y, sin embargo, aquí me tenéis, diciendo que él es cien veces mejor que Morgan.
 Morgan. Podríamos considerarlo un sinónimo de mal gusto de la palabra perfección. Él lo sabe todo, es casi omnipresente. Pero para mí no es más que un ente cubierto de una película que nada tiene que ver con la realidad. Perdonadme, pero él no quiere a Alma. No como sí lo hace Adam. Supongo que el listón estaba demasiado alto en la primera novela pero, ojo, el chico se lapida a sí mismo. Pasa a ser altivo, incluso peligroso para sí mismo. Una persona que siente un apego tan fuerte por una causa no es buena compañía. Mucho menos una persona que prácticamente se mea sobre otra como si fuera un perro, para marcar el territorio.
 Supongo que es hora de hablar de qué es lo que comentaba hace un rato. El escenario, decía, ¿sí? Pues aquí llega su antagonista. My land. El Leviatán. Los No-Nacidos. Un porrón de conceptos que, sintiéndolo mucho, no casan con lo que ya estaba establecido. Si Elena P. Melodia quería una historia entre dos mundos perfecto, pero no así. Maldita sea, yo adoraba esta historia y, ahora… creo que está corrompida por algo que no pega con lo que había.
 Iré por partes, porque no quiero dejarme nada. La única opción que a mí me parece válida o, al menos, salvable, es la del Leviatán. Me gusta que se use ese nombre, esa mitología encarnando algo tan diabólico como el propio Mal. Sin embargo, cuando eso se edulcora hablando de padres malignos, de dominios acuáticos, dragones marinos y No-Nacidos… me pierdo y me enfado muchísimo. El Leviatán tenía que ser algo simbólico, algo que no existe, algo que sencillamente simboliza. Por el amor de Dios, de la virgen y de todo lo que queráis, ¿a qué persona se le ocurre semejante idiotez? Y sí, he dicho idiotez, porque algo tan surrealista, tan edulcorado, no merece que cierre la boca.
 Si la vuelta de Morgan ya me resultó francamente insoportable, no os podéis imaginar el cabreo que me cogió cuando el señor decidió explicar a nuestra querida Alma qué era un No-Nacido. Pues otra idiotez, por supuesto, porque de eso el libro va bien servido desde la página 300 más o menos.
 Lo peor de todo es que estoy tan enfadada como decepcionada. ¿Nunca habéis oído eso de “prefiero que me grites, no soporto tu silencio”? Para mí esta lectura ha sido precisamente eso. Ha sido como si, en cierto modo, la voz de la autora se acallara, dando paso a un final que no venía para nada a cuento, que no ha hecho más que destrozar una historia que era buena. Porque lo era, ¡maldita sea, lo era de verdad!
 Más de lo mismo para las cosas que se quedan en el tintero. El rencor de Evan, el dibujo de Lina, Roth… toda una serie de “afortunados olvidos” que sólo logran que yo me envare más si cabe. Y, hablando de cosas que se olvidan. Los espejos. Me pareció un acierto cuando lo leí. Sí, hablo del hecho de que Alma viera a Larissa en el espejo y se muriera de miedo. ¿Y en qué lo convierte Elena P. Melodia? En un caso aislado, en un burdo intento de enfocar la historia al lado paranormal; y digo burdo no porque me parezca mal – era lo correcto –, sino porque ella misma, sin ningún tipo de remedio, condena una historia de diez a una decepción mayúscula.
 El final ni siquiera es un final, es sólo una excusa para proyectar a Alma hacia ese lugar del que se nos cuenta más bien poco, aunque lo suficiente como para que yo ya no quiera saber nada más.
 Consideraré esta novela como el final, aunque no lo sea. De todas formas, para mí ya carece de sentido seguir con ella.

Con todo, Sombra es una segunda parte que baila entre la esencia del libro anterior y algo demasiado distorsionado. Con personajes que siguen llegando y escenarios grises, Elena P. Melodia nos presenta una segunda parte que, pese a sus puntos fuertes, a mí me ha dejado con un sabor demasiado agridulce.

Nota: 2/5

Citas

(…)
 A todos los que hacéis de la razón un credo, que racionáis los sentimientos en porciones de supervivencia y que pensáis que seguís un camino prefijado, a los que sostenéis que conocer el futuro condiciona las decisiones del presente y que olvidar el pasado nos hace libres, quiero contaros cómo prosigue mi historia. Deseo mostraros cómo el destino, indiferente ante cualquier ilusión, conduce nuestra vida en la dirección que él determina. Y cómo nosotros, almas rebeldes que intentan escabullirse de su red, no podemos hacer otra cosa que intentar cambiar su trayectoria. El día llegará, inexorable, en que nos demos cuenta de que el camino está marcado y de que no podemos hacer otra cosa más que seguirlo. Pero para mí, por ahora, ese momento aún no ha llegado. Yo soy un alma rebelde.
(…)

(…)
 ¿Cuánta fuerza tiene una mirada, aunque esté vacía?
(…)

(…)
 Un filósofo cuyo nombre no recuerdo escribió un día que cada uno de nosotros puede decidir si quiere vivir o limitarse a mirar la vida. Yo me pregunto si es posible ver la propia vida; quizá no, tal vez el mero hecho de observarla bloquea la propia acción de vivir.
(…)

(…)
 Inmovilidad equivale a muerte.
(…)

(…)
 Es curioso lo que ayuda participar de los problemas de lo demás para relativizar los propios.
(…)

(…)
 Cada uno de nosotros tiene una superficie, que con demasiada frecuencia refleja con una precisión exagerada lo que los demás quieren ver, y un fondo por el que se mueven y en el que se encajan los verdaderos sentimientos, esos que no nos atrevemos a confesar.
(…)

(…)
No sé por qué el regreso siempre parece más breve que la ida.
(…)

(…)
 La venganza es así: te la imaginas, te imaginas su sabor, pero luego, cuando llega el momento, no te deja en la boca más que un gusto amargo. Y entonces toda la rabia, el odio que has gestado se vuelve contra ti, te envuelve y desaparece en tu interior, manteniendo viva una pequeña semilla maléfica, preparada para germinar con nuevas fuerzas a la primera ocasión.
(…)



15 comentarios:

  1. Hola!!
    Ya veo que es la segunda parte de una saga, así que no leo mas :)
    Me voy a la reseña del primer libro.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! ^^

      Si quieres mi más sincera opinión, lo mejor que puedes hacer es leer, a lo sumo, el primer libro de la trilogía. El segundo a mí me ha decepcionado muchísimo >.<
      ¡Un besazo muy grande y que feliz miércoles, guapa! ^^

      Eliminar
  2. Hola Carme!

    No conocía para nada estos libros, sin duda me llaman bastante, creo que es el género que me suele gustar mucho, aunque veo que esta segunda parte no te ha gustado, aquí de verdad se te ha cumplido el segunda partes nunca fueron buenas, por lo menos en este caso, si es una trilogía de hecho aun te falta la última parte, a ver como termina esta historia, aunque desde luego aun así has conseguido que me interese esta trilogía.
    besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! ^^

      Sí, lo cierto es que a mí también me gustan mucho este tipo de historias. Quiero decir, lo tenía todo para ser maravillosa y, de hecho, la primera parte lo fue. Escenarios grises, ese toque melancólico que algunas autoras y autores saben manejar de un modo tan maravilloso... y llega la segunda parte y se va todo a pique.
      El caso es que creo que la tercera parte ni siquiera está traducida, pero de todas formas después del mal trago no tengo ningunas ganas de darle una oportunidad >.<
      Me alegro de haberte animado, pero, de verdad, yo te recomiendo sólo el primer libro ^^"
      ¡Un besazo muy grande y feliz miércoles, Esther! ^^

      Eliminar
  3. La primera parte me pareció tan mala que no quise seguir con la saga, y veo que hice bien xD
    Espero que tus próximas lecturas sean mejores ^^

    Un abrazote =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! ^^

      ¿Así que a ti la primera parte no te gustó? Ö ¡Vaya! A mí todo lo contrario. Me gustó muchísimo y me moría de ganas por saber qué más iba a pasar... ¡Y vaya disgusto, jo!
      La verdad es que sí. De momento mis otras lecturas están siendo muy buenas :D
      ¡Un besazo muy grande y feliz miércoles, Leyna! ^^

      Eliminar
  4. Hola!!
    No he leído la primera parte, pero tampoco creo que lo haga.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! ^^

      En el caso de que al final te animaras, yo no te recomiendo que leas ésta segunda ^^" En serio, es terrible jajajaja
      ¡Un besazo muy grande y feliz miércoles, Estefanía! ^^

      Eliminar
  5. Veo que las expectativas te han jugado una mala pasada...suele pasar. De todos modos también es complicado que las sagas sigan manteniendo el nivel de las primeras entregas...al final eso a mí me influye mucho y me centro más en historias de un libro que de varios.

    Una pena que la historia te pareciera irreal y no te convenciera...espero que la siguiente lectura te deje mejor sabor de boca.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! ^^

      Una muy pero que muy mala, sin duda xD Tienes mucha razón en lo que comentas. El mayor problema que he visto yo en este libro no ha sido tanto el hecho de que sea una continuación, sino que parece una historia totalmente diferente. La autora se saca de la manga una movida súper surrealista ^^"
      ¿Así que prefieres los libros auto-conclusivos? :) Yo intento leerlos, lo que pasa es que siempre acabo con alguna saga entre manos jajajaja
      ¡Un besazo muy grande y feliz miércoles, Cris! ^^

      Eliminar
  6. Hola!
    Respecto a tu comentario en mi blog, que pena que no pudieras salir, pero mira el lado positivo pudiste estudiar y eso es mucho mejor (ironía modo on jajaja) ya saldrás el que viene, yo si pude salir y me tome una cerveza y me sentó como si hubiera tomado veneno y me tuve que ir para casa con un considerable dolor de tripa, la mala suerte... jaja La semana fue normal, hubo huelga (creo que hubo en toda España) y no tuve clase el jueves y eso alegra. Espero que esta semana te vaya mejor.
    Y ya con respecto a la reseña, que me enrollo hablando de otras cosas. Ha sido un si/no continuo porque al leer la sinopsis al principio no me llamaba la atención pero luego con lo del cuadro de la chica que es como ella me ha creado curiosidad, luego leyendo tu reseña igual, a veces me daba curiosidad y otras ya no tanto, pero me gusta lo que dices de que la protagonista es independiente y fuerte, deberían haber más protagonistas así y menos mojigatas. De todos modos viendo mi larga lista creo que esta trilogía voy a dejarla pasar porque no me ha llamado tanto la atención, aunque las citas que haces me han encantado, sobre todo esta: "Un filósofo cuyo nombre no recuerdo escribió un día que cada uno de nosotros puede decidir si quiere vivir o limitarse a mirar la vida. Yo me pregunto si es posible ver la propia vida; quizá no, tal vez el mero hecho de observarla bloquea la propia acción de vivir" y la anterior a esta también.
    Espero que tengas una buenas semana!
    Un beso :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! ^^

      Por lo menos aprobé el puñetero parcial, si no ya lloro jajajajajaja Pero sí, sí. Sin duda fue un plan muchísimo mejor. ¿Para qué salir de casa si puedes estar estudiando? (¡Viva el sarcasmo! xD). Perdóname, pero... me ha encantado eso de "como si hubiera bebido veneno" jajajajajajaja ¡Qué grande! Siento muchísimo que te pusieras malísima. Vaya faena >.< Espero que estés mejor :) ¡Cierto! Ya no recordaba la huelga, pero porque me parece que estuve haciendo algo... ¡Ah, sí! Fui al gimnasio y luego di clases a peques ^^"
      ¡Tranquila! No me molestan, ni mucho menos, tus comentarios :D
      Uf, Victoria. Voy a ser brutalmente sincera contigo (porque me caes bien ;D) si te animas con la primera parte de la trilogía - algo que sí te recomiendo -, imagínate tú el final que quieras y no pierdas el tiempo con la segunda parte. En serio: es horrible. Sé que eso de que "te inventes tu propio final" es terrible, pero en este caso es mucho mejor.
      Sobre lo que comentas de la protagonista... estoy muy pero que muy de acuerdo contigo. Hacen falta más chicas como esta (y las de muchos otros libros, por supuesto). A ver si así nos sacudimos del todo algunos tópicos odiosos.
      Las citas son una maravilla :) A medida que les iba poniendo post-it sólo podía pensar en la rabia que me daba que la historia fuera tan... irreal.
      ¡Mil gracias e igualmente, guapísima! ^^
      ¡Un besazo muy grande y feliz miércoles, Victoria! ^^

      Eliminar
  7. ¡Hola, Carme! Esta semana he tardado en pasarme por aquí, pero bueno, finalmente llegué :D He visto ahora al entrar en tu blog que habías respondido los comentarios anteriores, me alegra que te fuera bien el parcial :) El esfuerzo ha tenido su recompensa :D Y sobre lo de Jodi Ellen, no lo he cogido de la biblioteca aún, la verdad es que lo haré cuando me sienta con ganas de afrontar que la protagonista puede ser irritante y él un capullo xD
    Volviendo a este libro: he ido a la reseña del 1º libro y, cosa rara, todavía no estaba yo por este blog, porque no había comentado y no recordaba haberte visto hablar de ese libro.
    La espera por la publicación de una continuación puede ser eterna y a veces inalcanzable, pero me alegro que consiguieras leer este libro y más si el primero se llevó un 5/5.
    Ya me gustaría a mí encontrarme con sorpresas así en mi biblioteca, me imagino tus saltos de alegría al verlo :D Es una pena que no te haya gustado tanto como el primero y más si deseabas tanto leerlo.
    Me gusta la fortaleza que dices que tiene la protagonista y que alguien que odiaras en la primera parte ahora lo adores.. jaja es un puntazo. Eso me pasó con Cam de la saga Oscuros (ya que tú no me dejas olvidar a Lena Valenti, yo te recuerdo que debes terminar esa saga xD).
    Como no he leído el primero, me pierdo mucho con lo que mencionas de la trama, pero lamento que te dejara una sensación tan agridulce como para darle un 2/5. La verdad es que no es una historia que me llame mucho, así que creo que en este caso, la dejaré pasar.
    ¡Saludos y que tengas un muy buen fin de semana! ;-)

    ResponderEliminar
  8. hola! felicidades por el parcial! y aun no se te ha secado el seso y realizaste semejante reseñaza, para nosotras vale mucho tu opinion, asi que si lo vemos , no se , pensaremos. no todo lo que se escribe esta bueno, es verdad. hay para todos los gustos. gracias y un saludotebuho!!!!!!!!!!!!besos, carme!buen finde.

    ResponderEliminar
  9. Uf, qué lástima. La trilogía me llamaba la atención, pero así como pintas el segundo, va a ser que no :/

    Un saludo exprés,
    Laura.

    ResponderEliminar

El blog cuenta con la moderación de comentarios por dos motivos:

1 - No perderme ninguno de vuestros comentarios y así poder llevar cierto control.

2 - Evitar spam.

¡Muchas gracias por dejaros caer por aquí y dejar vuestra opinión! ^^