26/6/14

RESEÑA #17: PERO A TU LADO

RESEÑA #17: PERO A TU LADO

¡Hola a tod@s! J
Como últimamente estoy leyendo un poquito más (algo de lo que, en serio, empiezo a sentirme orgullosa xD), os traigo una nueva reseña.

Ficha técnica


Título: Pero a tu lado
Autoras: Amy Lab
Editorial: Alfaguara
Número de páginas: 544
ISBN: 9788420414638
Precio: 17,90€

Sinopsis

«-Todo sería más fácil si te apartara, -me dijo.
-¿Y por qué no lo haces?
-No lo sé... -respondió finalmente-. No lo sé... -repitió acercando tanto su cara a la mía que podía respirar su aliento-. No lo sé... -susurró de nuevo apoyando su frente contra la mía.
 Tenía los labios entreabiertos, esos carnosos labios que me atraían como si de un imán se trataran. Iba a besarme, lo sabía, y deseaba que lo hiciera con todas mis fuerzas. La oscuridad alcanzó su rostro. Ya no podía verlo.»

Álex es una estudiante de segundo de Bachillerato. Es divertida, inteligente y tiene muchos amigos. Pero su vida amorosa no está al mismo nivel. En realidad, ha sido bastante decepcionante hasta el momento, así que este año Alexia ha decidido centrarse únicamente en sus estudios. Claro que no contaba con la llegada de Oliver, su desconcertante nuevo vecino. Oliver es realmente atractivo como su amiga Gaby se esfuerza en recordarle, pero de una manera salvaje que inquieta a Álex. Oliver es duro y distante hasta la insolencia pero, a través de esas visitas inesperadas por la terraza de su habitación, Alexia descubrirá también a un joven tierno y pasional cuyo misterio los llevará al límite. Y es que, a veces, el verdadero misterio, aquello que hace fascinante nuestras vidas, está más cerca de lo que pensamos.


Mi opinión

La verdad es que no sabía qué iba a encontrarme en esta novela y,  siendo sincera, me esperaba algo mucho más impactante. Esto no quiere decir que no me haya gustado, ¡ni mucho menos!, sólo digo que no ha estado a la altura de mis expectativas.
 La historia nos viene contada por Alexia, una chica de carácter afable, que cae bien a todo el mundo y que, por desgracia, está enamorada de Álvaro, el novio de una de sus dos mejores amigas, Laura. Este secreto – que se llevará a la tumba para preservar su bonita amistad – sólo lo ha compartido con Gaby, su otra mejor amiga. Por supuesto, las amigas están ahí para sembrar algo de cordura y Gabriella intenta que vea que toda la amabilidad que desprende Álvaro va acompañada de un carácter mujeriego que deja mucho que desear.
 Durante las vacaciones previas al último curso de instituto, Laura va su pueblo y Álvaro aprovecha para acercarse a Alexia. Aunque duda, finalmente decide poner tierra de por medio e intenta apartar definitivamente a ese chico de su vida. Llega así el nuevo curso, momento en que la protagonista decide tomarse en serio sus estudios. Por supuesto, no cuenta con la llegada de un nuevo vecino
 Amy Lab nos muestran, a través de su prosa sencilla y fresca, una historia de amor bonita y sincera, aunque paciente y para nada precipitada, con unos tira y afloja que arrancan más de una carcajada.
 Oliver es, sin duda, un personaje que aporta mucho juego a la historia, con su carácter complicado y distante. A veces la barrera de sarcasmo que le cubre cede, mostrando a ese chico dulce e inseguro.
 Alexia se ganó mi simpatía. No es como todas las demás, que se lanzan a los brazos de Oliver nada más verlo. Ella se muestra muy reacia, llegando incluso al límite de no querer ni cruzarse con él en el ascensor.
 Una noche, durante las fiestas del pueblo, Álvaro pide a Alexia que le espere en el parque para hablar con ella y, como no parece tener intención de presentarse, nuestra protagonista coge la moto dispuesta a volver a casa. Al pasar junto a una farola ve a Oliver con otra chica y, segundos después, sufre un accidente.
 Así es como realmente empieza la historia con la que Amy Lab nos hacen suspirar. Por supuesto, un accidente en moto no es ninguna broma y Alexia no sale muy bien parada. Cuando le dan el alta y debe permanecer en su casa sin apenas moverse, Oliver empieza a visitarle, saltando desde su terraza. Al principio sólo ven películas e intercambian conversaciones breves. Poco a poco, él va cogiendo confianza y le pide que guarde toda una serie de objetos. El por qué se irá desvelando a medida que Oliver, ese chico en apariencia duro, deja sacar a relucir delante de nuestra protagonista, su yo más sincero y, por supuesto, tierno. 

 Y, como hasta aquí no he desvelado nada… Bienvenidos a la Zona Spoiler.

  Tal vez lo que más me ha gustado de esta historia sean los personajes. Me reía a carcajadas con los comentarios de Gaby, me ponía enferma con la forma de comportarse de Álvaro y me crispaba de lo lindo ver como Laura parece no darse cuenta de  lo inútil que es su novio. Morgan y Kobalsky, por su parte, me gustaron mucho, puede que más el segundo que la primera, pero esto se debe sobre todo a que Morgan es el elemento que hace difícil lo que pueda surgir entre Álex y Oliver.
 Otra cosa que me llamó muchísimo la atención fue que, aunque brevemente, tratara el tema del esoterismo. Siempre me ha parecido un asunto curioso y ver como Beatriz, la tía de Alexia, sabe de antemano si a su sobrina le va bien o mal – gracias a una orquídea que plantó cuando ella nació – me pareció enternecedor.
 Y esto es precisamente lo que ha hecho que no tenga todo el buen criterio del libro que podría haber tenido. Me explico: las autoras tiene ideas muy buenas, tanto con el esoterismo, como con el pasado de Oliver, su tío… y sin embargo nos dejan a medias, con explicaciones vagas y acciones precipitadas. No me hubiera importado que el libro tuviera trescientas páginas más si todos esos temas los hubiera tratado en profundidad.
 Es cierto que se trata de una historia de amor y ésta se desarrolla muy bien, despacito y sin precipitarse, pero el caso es que hay más temas de por medio y, como ya he dicho, hacen que no sea todo lo creíble que me gustaría. 
 La amnesia de Oliver me pareció un punto a favor de la historia. El hecho de que no recuerde nada hace comprensible ese comportamiento a veces extraño. No sabe si fue él o no el que quemó la casa, pero mientras esté bajo la tutoría de su abuelo, sabe que debe andarse con mucho ojo y, al conocer a Alexia, ve un punto de apoyo que hasta ese momento creía haber perdido.
 Cuando por fin están todas las cartas sobre la mesa y entendemos qué ha pasado durante todo el tiempo que él ha creído ser culpable, el corazón se nos encoge de una forma realmente horrible. No quiero hacer un spoiler así, pero sí os diré que, cuando estaba a punto de acabar el libro y podía palpar el dolor de Alexia, estuve a punto de derramar más de una lágrima; por un momento creí que todo iba a acabar de una forma dolorosamente cruel.

En definitiva, Pero a tu lado nos cuenta una historia de amor entrañable, con unos personajes geniales.
Sin embargo, algunos temas podían haber sido mucho más explotados y parece que nos quedemos a medias en ese aspecto.

Nota 3.75/5


Citas

(…)
Aun dormida, sabía que para obtener respuestas debía entrar en esa parte del cerebro a la que nunca sé cómo acceder. Siempre he tenido la idea de que mi mente es una especie de habitación donde los pensamientos y recuerdos están clasificados ordenadamente.
(…)

(…)
-No pienses ni por un momento que tengo ningún tipo de interés en ti. Si no fuera por mi amiga, ni te…
 No pude terminar, porque tropecé al salir del coche con la muleta y a punto estuve de caerme.
-¿Ves? – trataba de contener la risa sin hacer siquiera el amago de ayudarme –. Te ha castigado Dios, por mentirosa.
(…)

(…)
-No me creo que nadie haya dicho eso. Te lo estás inventando – traté de mostrar tranquilidad.
-Relájate, se te está hinchando una vena de la frente y te va a dar un infarto.

(…)



19/6/14

RESEÑA #16: NADIE COMO TÚ

RESEÑA #16: NADIE COMO TÚ


¡Hola a tod@s! J

¡Ya hemos alcanzado los 71 seguidores! ^^ Estoy muy contenta J Poquito a poco el blog va creciendo. Así que, para celebrarlo, os traigo una nueva reseña.


Ficha técnica


Título: Nadie como tú
Autora: Jessica Redmerski
Editorial: Planeta
Número de páginas: 480
ISBN: 9788408123309
Precio: 17,90€

Sinopsis

Camryn tiene veinte años y está a punto de entrar en una nueva etapa de su vida. Se muere de ganas de ser ella misma, de ser completamente independiente, de dejar de ser una niña para ser mujer y dueña de su destino.
Ha terminado sus estudios y a partir de ahora la espera un trabajo y mudarse a la ciudad a compartir piso con su mejor amiga, Natalie. Camryn está convencida de que los pasos que está dando hacia su vida adulta están yendo en la dirección correcta. A pesar de todo, a veces le gustaría vivir algo diferente y sumergirse en una aventura, sobre todo desde que su gran amor falleciera en un accidente. Justo antes de que su nueva vida empiece, Camryn sufre un traspié y todo cambia de repente: Natalie ya no es su amiga, no tiene casa donde vivir y eso la lleva a tener que volver a ser dependiente de su madre. Se da cuenta de que no está viviendo la vida que quiere y no puede dejar pasar el tiempo. Camryn llega a la estación de autobuses y sin ni tan siquiera proponérselo se sube al primero que sale. Allí conoce a Andrew. A medida que el camino avanza, charlan, ríen, se conocen y se dan cuenta de que son más parecidos de lo que creen. Juntos descubren la importancia del momento, cómo vivir el presente y ser mucho más que cómplices para sentir el amor con todo cuanto implica estar plenos y vivos, con dolor y felicidad.
Solo ese amor podrá desafiar sus temores y vencerlos más allá de la vida y la muerte.

Mi opinión

 Siendo sincera, no esperaba nada de este libro. La portada me parecía bonita, aunque no me inspiraba algo maravilloso, de hecho cuando me recomendaron leerlo, pensé en hacerlo más por el hecho de que me lo pidieran que no por querer yo.
 Y ahora no sé por dónde empezar a deciros lo maravilloso que es este libro.
 La historia empieza de la mano de nuestra protagonista femenina, Camryn, que, saturada por lo dura que está siendo la vida con ella – su novio ha muerto en un accidente de tráfico, cuando sale con otro chico le pone los cuernos, sus padres se han divorciado y su hermano está en la cárcel –, vive una experiencia que le hace decir: se acabó. Así pues, después de unos días de agobiante monotonía, decide coger un autobús e irse. ¿A dónde? El primer nombre que le viene a la cabeza: Idaho.
 Señoras y señores, este libro es un canto a la superación personal, al vivir la vida dejando de lado todo lo que los demás piensen. No puedo más que quitarme el sombrero ante la destreza de Jessica Redmerski, que con su pluma ágil, nos sumerge en una historia dulce, sincera, que te hace querer saber más a cada página.
 El segundo personaje principal hace acto de presencia en el mismo autobús que ella coge. Andrew Parrish, un chico despreocupado, excesivamente sincero y, aunque al principio Camryn no sea consciente de ello, bastante protector.
 Me sorprendió – para bien, por supuesto – ver que había capítulos narrados por Andrew, ya que no es hasta bien entrada la historia que aparece su primera narración y, cuando ésta llega, nos hace una especie de resumen rápido de los motivos que le mueven a tomar el autobús.
 Podemos dividir el libro en dos partes: lo que sucede antes y después de llegar a Wyoming (el destino de Andrew). Me explico: en el autobús no hay grandes tira y afloja, como puede haberlos en libros dónde encontremos un personaje masculino sarcástico e incluso algo cruel; sino que observamos como él queda admirado por la forma que ella tiene de comportarse. Me gustó bastante ver como Camryn se preguntaba qué narices quería Andrew, por qué parecía darle igual que su padre estuviera a punto de morirse, cómo analizaba cada reacción…
 Y entonces, cuando empiezan a relajarse y tener más confianza, entre autobús y autobús, nos vemos llegando al destino de Andrew, donde nos espera un inevitable adiós… ¿o no?
 Cuando creemos que los caminos de ambos protagonistas se separan – momento en el cual el corazón se nos encoge –, Camryn va al cuarto de baño, dado que le queda tiempo más que suficiente para que llegue su próximo autobús. Al volverse ve que no está sola: uno de los hombres que viajaban en su mismo autobús le propone algo más que asqueroso (algo por lo que se merece cada golpe que recibe después) y, cuando está pensando en obligarle a hacer cosas que ella no quiere, aparece Andrew y le da una señora paliza.
 Así es como realmente empieza la historia de nuestros dos protagonistas y, como ahora llega el momento en que hablo (escribo) demasiado…



Bienvenidos a la Zona Spoiler

 Debo confesar que me esperaba algo así (por la escena que he comentado antes), sobretodo porque ese es el verdadero motivo que impulsa a Andrew a proteger a Camryn – algo admirable por su parte y asqueroso por parte del cerdo que viajaba con ellos –, aunque para nada me pareció mala la idea.
 Cuando deciden irse a ver mundo juntos, de forma desinteresada, sin comprender del todo los motivos que impulsan al contrario, sentí que el libro ganaba puntos; más aún al llegar al hospital y conocer un poquito a la familia del protagonista masculino.
 El viaje nos cuenta tanto de ambos personajes… y ni siquiera por saber lo que piensan, ya que, en el caso de Andrew, evita pensar en ese problema que hasta el final no se nos desvela realmente; sino porque se conocen, dejan que la confianza se establezca despacio entre ellos, hablando poco a poco, aludiendo datos que días después aportan, en función a la seguridad que sientan. Es algo que llevo echando de menos en este tipo de novela tantísimo tiempo, que me sorprende haberme dado de bruces de una forma tan casual (¡y afortunada!).
 Es cierto que hay algunos momentos que no me acabaron de hacer gracia y es que veía a Camryn tan inocente, tan dulce, que me chocó sobremanera la concepción del sexo que tiene. ¡Por el amor de Dios, casi me caigo al suelo cuando tienen la primera conversación al respecto en el motel! Y Andrew… Ese chico no paraba de sorprenderme, primero era lo más dulce que podías echarte a la cara, luego soltaba un comentario tan sarcástico que te reías a carcajadas…
 Otra cosa que no me gustó – y que está empezando a convertirse en costumbre en la novela romántica juvenil – es el hecho de que los personajes resulten ser unos cantantes de primera. Igual que digo esto, debo señalar que el tiempo dedicado a este peculiar talento es muy escaso y no llega a hacerse pesado.
 Lo que más me gustó, para  contrarrestar los dos apuntes negativos, fue la forma en que Andrew enseña a Camryn lo importante que es decir lo que un@ piensa, sin importar lo que opine el contrario; esa lección de que la vida sólo se vive una vez. En serio: es perfecta.
 El final de la novela me puso el corazón en un puño. Creo que este es el Spoiler más grande del mundo, así que me contendré y no lo diré (escribiré), pero sí os diré que, cuando llega este momento, no podía creerme que quedara tan poca novela. Temí un buen rato que la cosa fuera a acabar mal y, ¡cuán grande fue mi alivio al ver que me equivocaba!


En definitiva, Nadie como tú es una novela que cuenta una historia de amor realmente tierna, con un avance lento pero seguro, que la hace realmente especial.
Una verdadera lección sobre como la vida, por más patadas que nos dé, sabe sonreír.

Nota 4.5/5

Citas

(…)
 Siempre creí que la depresión estaba sobrevalorada; la gente usa esa palabra indiscriminadamente (como esa palabra que empieza por A y no pienso volver a decirle a un tío en toda mi vida).
(…)

(…)
-Me dijo que un luchador de verdad no llora nunca, nunca deja que el peso de un golpe lo derribe.
(…)

(…)
 Tu mejor amigo es un tu mejor amigo, haga lo que haga, y si duele tanto es porque es tu mejor amigo. Y nadie es perfecto. Los errores se hicieron para que los amigos de verdad perdonen, es lo que convierte en oficial a un amigo de verdad.
(…)







14/6/14

RESEÑA #15: MÍRAME Y DISPARA

RESEÑA #15: MÍRAME Y DISPARA


¡Hola a tod@s! J

 Después de estos días de locos por el instituto entre examen y examen, os traigo una nueva reseña.

Ficha técnica


Título: Mírame y dispara (Mírame y dispara 1)
Autora: Alessandra Neymar
Editorial: Montena
Número de páginas: 432
ISBN: 9788484418788
Precio: 14,95€

Sinopsis

Kathia Carusso, una joven adolescente de la alta aristocracia italiana, regresa a Roma tras pasar muchos años en un internado. Allí se reencuentra con Cristianno Gabbana, un conocido de la familia con quien nunca ha tenido muy buena relación. Cristianno es terriblemente atractivo, impulsivo, y no parece tener más preocupaciones que las peleas con otras bandas y el flirteo con chicas de piernas largas.
Al empezar el curso, Kathia y Cristianno verán que comparten no solo la misma clase sino también el mismo grupo de amigos. Lo que empezará como odio irá desembocando en una tensión cada vez más fuerte.
 Y, cuando finalmente ambos se atrevan a aceptar sus verdaderos sentimientos, deberán sortear obstáculos que nunca habrían imaginado.


Mi opinión

 Kathia Carusso es la chica por la que todos babean, esa chica de cuerpo perfecto, comportamiento provocativo y un control de la situación impecable.
 Cristianno Gabbana es el chico malo, ese que cada noche está con una chica distinta, a la que “da puerta” por la mañana (en el mejor de los casos).
 Cuando Kathia regresa a Roma después de haber pasado buena parte de su vida en un internado, pasa la noche con su mejor amiga y los propios amigos de ésta; hasta que llega la hora de volver a casa y coge un taxi. ¿Quién le iba a decir que acabaría en un calabozo por culpa de Cristianno, que roba el coche para huir de la policía? ¡Toda una suerte que Enrico, el novio de su insufrible hermana, la saque nada más se entera!
 Alessandra Neymar me ha sorprendido mucho, para bien, por supuesto. Cuando decidí leer el libro (abrí un hueco en la lista de espera, después de leer tanta buena reseña xD) tuve un momento de arrepentimiento. Temí que se tratara de la típica historia demasiado centrada en los protagonistas que se quieren incondicionalmente. Sin embargo, aunque es cierto que el amor es un poco instantáneo, no lo vemos al 100% hasta que se acaban de conocer, con todos los tira-y-afloja que eso implica.
 Los personajes, tanto principales como secundarios, me arrancaron más de una sonrisa. Daniella es una chica que te saca más de una carcajada con sus comentarios mordaces, Eric es un sol, igual que Mauro y Alex
 Ahora bien, el libro no nos cuenta la historia de instituto de un grupo de niños ricos, ni mucho menos. Esta novela nos habla de la mafia italiana, desde el punto de vista de dos familias totalmente distintas: los Gabbana y los Carusso, con las respectivas familias  “alidas” o asociadas.

Bienvenidos a la Zona Spoiler:

 Por norma general no suelo odiar a toda una familia dentro de un libro, sin embargo aquí los Carusso demuestran ser unos cerdos insensibles. Quiero decir: ¿qué clase de padre consiente que maltraten a su hija?, ¿y cuál está dispuesto a maltratarla? Se preestablece con quién debe casarse Kathia para mejorar la situación económica de su familia. Una lástima que la chica les salga rana y al final se pase esa autoridad por el forro.
 Eso sí, los Gabbana son un tema a parte. Me encantaron todos los personajes de esta familia, sobretodo Cristianno y sus hermanos, bastante diferentes entre sí.
 La trama se pone de lo más interesante cuando Kathia ve a su padre, a Valentino y a su padre matando a Fabio, el tío de Cristianno. Entonces sí que te mueres por leer la siguiente página. Me dio muchísima pena esta muerte, pero la autora no nos da tiempo para lamentaciones: si Kathia no sale de allí por patas es la siguiente.
 Me dolió y molestó a partes iguales ver como la familia Carusso utiliza a nuestra protagonista femenina, sin darle opción a elegir, abofeteándola si se sale de los límites de su papel; y me encantó como Cristianno sorteaba todos esos baches para estar con ella.
 El final del libro habla por sí sólo. Yo esperaba que la cosa se quedara en lo sucedido después del barco y, sin embargo, cuando crees que no va a pasar nada… ¡BOOM!, la autora te deja el corazón en un puño y comprendes que era demasiado bonito para ser cierto.


Un libro cargado de traiciones, familias con demasiados secretos y un amor de lo más tierno.
Una prosa que te mantiene enganchada a las páginas.
No sé vosotr@s, pero yo me muero por la segunda parte.


Nota: 4/5


Citas

(…)
Sonreí y respiré hondo cuando una idea se me pasó por la cabeza. Con todo el dolor de mi alma (por el coche, claro) clavé mi tacón en el faro delantero. Este estalló en mil pedazos dejando a Cristianno noqueado.
(…)

(…)
Sentir una caricia de Kathia (por muy débil que fuera) fue inesperado; sobre todo después de lo ocurrido el lunes. Me dejó tan alucinado, que no supe cómo reaccionar.
[…]
<<Dios, como la odio>>.

(…)

3/6/14

RESEÑA #14: OSCURIDAD


RESEÑA #14: OSCURIDAD


¡Hola a tod@s! J

 Como siempre, os traigo una nueva reseña. Es la primera parte de una trilogía que creo que sólo tiene las dos primeras entregas en España, si alguien sabe a cerca de su tercera parte que lo deje en los comentarios ^^.

Ficha técnica




Título: Oscuridad (Trilogía My Land 1)
Autora: Elena P. Melodia
Editorial: Roca Editorial
Número de páginas: 352
ISBN: 9788499181295
Precio: 17,00€

Sinopsis

Me llamo Alma. Sé que esto no os dice nada, me doy cuenta. Pero es la única certeza que tengo. Lo único que de verdad me importa. Mi nombre, mi alma. ¿De qué color es? Negra.
Como la Ciudad donde vivo y el aire que respiro. Qué rápido es el paso de la luz a la oscuridad, de la convicción a la duda. Como un pestañeo, como un sueño del que despiertas para descubrir que nada es como antes. ¿Que por qué os cuento todo esto? P ara alertaros de que las cosas no ocurren por casualidad y de que la vida está plagada de señales que no se deben ignorar. Incluso la mínima desatención pasa factura, siempre.
Por eso os contaré mi historia, si queréis leerla. Pero os advierto desde ahora: estad preparados porque nada es una fábula.


Mi opinión

 Lo primero que quiero decir de esta novela es algo que, al menos para mí, es importante. Se trata de una relectura y no puedo decir que me haya aburrido.
 Esta primera entrega de la trilogía My Land nos viene contada desde la perspectiva de Alma, un personaje femenino con muchísima fuerza y, sobretodo, las ideas clarísimas. Puedo decir sin miedo a equivocarme que se ha convertido en uno de mis personajes favoritos.
 Viviendo en casa de su madre con sus dos hermanastros – Lina y Evan, hijos de un hombre que decidió suicidarse y su hija pequeña lo vio muerto en el suelo –, encontramos una vida aparentemente normal…  Sufre fuertes migrañas y, aunque consigue sobrellevarlo, a veces parece superarle.
 Conocemos a sus amigas: Agatha, esa chica que no quiere ver a nadie en casa de su tía; Seline, que hasta el momento ha sido una chica corriente; y Naomi, siempre alegre. Además está Morgan: ese chico que aparece ser un poco diferente, tener algo que nadie más comprendería...
 Una mañana Alma llega a clase y se encuentra con la escena de Seline humillada por haber sido fotografiada medio desnuda. Entonces todo se pone patas arriba. Alma deberá confiar en gente inesperada, descubrir verdades atroces y, sobretodo, luchar por no perder el juicio.
 Quiero recalcar un millón de cosas, tantas que ni siquiera sé por dónde empezar. Por un lado tenemos la prosa de Elena P. Melodia. Creedme si os digo que hacía años que no encontraba algo tan fresco, que tuviera el poder de describir un escenario tan deprimente como la Ciudad de un modo casi poético, mágico. Si a Francesc Miralles lo tengo en un pedestal por su prosa, esta autora va a la par.
 Los personajes están perfectamente definidos, con todos sus defectos, sus virtudes, sus miedos… Y Alma… Esa chica tiene una personalidad indomable. No tiembla, no regala sonrisas innecesarias, se plantea seriamente lo que va a decir, lo que escucha, como debe reaccionar. Diría que es una máquina perfecta de no ser porque al final del libro parece un poco más humana.
 Morgan me pareció también perfecto, no resulta ser el típico chico pesado, agobiante. Todo lo contrario: está lo justo y necesario, no se anda por las ramas y se muestra tan distante que de no ser por cierto momento, casi podríamos decir que no está realmente interesado en Alma, por lo que consideramos típico y tópico en la novela romántica paranormal.

 Y, bueno… Creo que me he controlado mucho ;) Bienvenidos a la Zona Spoiler:

 Quiero dejar muy claro algo: yo si me encuentro debajo de mi cama me muero de miedo xD Bromas aparte, me gustó mucho como se nos describe al dueño de la librería, con ese carácter tan afable, casi dulce. Me pareció el típico anciano adorable de las películas de niños.
 La forma como nos llega el cometido de la libreta y la pluma… Es algo que la verdad me sorprendió mucho, sobre todo con ese primer relato y, a los pocos días, la noticia del diario. Cuando por fin se anima a ir a la escena del siguiente crimen y escucha el grito… Casi podía sentir la tensión.
 Personajes como Garret, Gad, Tea, Roth… Cada uno con sus defectos y sus lados buenos, realmente se hacen querer. Incluso Tea acabó por gustarme, con ese pequeño debate en el tema que concierne a ese enfermo de Tito (creo que en cada reseña acabo diciendo que alguien es asqueroso, un enfermo… jaja).
 Por último, todo el tema de los Masters me ha parecido realmente original. Está muy bien hilado, caracterizados con esos defectillos y peculiaridades.
 Lo único que me dejó un poco chafada fue que Morgan se fuera, dejando sola a Alma; aunque no pasa nada… Seguro que en las dos siguientes entregas esto se soluciona y yo no pienso perdérmelo.

En definitiva Oscuridad es una novela perfecta, con una trama perfectamente hilada y una prosa maravillosa.

Nota: 5/5


Citas

(…)
 Y no hace tanto tiempo que salen juntos como para poder decir si huele mal también el 29 de febrero, ese día que sólo existe una vez cada cuatro años. No hay un jabón, perfume o disolvente capaz de eliminar ese olor. Hasta su dinero parece pasado por aceite.
(…)

(…)
 Resulta mucho más fácil digerir pensamientos que no nos pertenecen.
(…)

(…)
 Es curiosa la percepción que tenemos del tiempo.
 A veces nos parece infinito; otras nunca tenemos suficiente. Pero sobre todo transcurre rapidísimo en las ocasiones en que querríamos que un momento no llegara nunca.
(…)

(…)
 Al fin y al cab0, ¿qué diferencia hay? Somos todos iguales, con un certificado de garantía de seres civilizados hasta que no se revela un defecto, un fallo. Y entonces nos convertimos en criaturas diferentes, incomprensibles, violentas. La garantía caduca y quedamos marcados para siempre: monstruos.
(…)